Informe: Operación de influencia vinculada a China puede haber fabricado protestas en EE.UU.

Por Andrew Thornebrooke
26 de Julio de 2023 11:46 AM Actualizado: 26 de Julio de 2023 11:46 AM

Una operación de influencia vinculada a China puede haber contribuido a protestas en Washington, según los hallazgos de un nuevo informe.

Según un nuevo informe (pdf) publicado esta semana por la empresa de ciberseguridad Mandiant, la campaña de influencia en curso se ha centrado principalmente en la difusión de noticias favorables a China en las redes sociales occidentales, pero podría haber llegado al extremo de organizar y financiar dos protestas presenciales el año pasado.

Ambas protestas, que no fueron cubiertas por otros medios de comunicación, fueron objeto de múltiples historias creadas y distribuidas como parte de una operación de influencia conocida en la comunidad de seguridad nacional como “HaiEnergy”.

“Ambas protestas, que se produjeron en junio y septiembre de 2022, se documentaron en vídeo y se utilizaron posteriormente como material de base para respaldar las narrativas promovidas por la campaña y fueron publicadas por los activos y la infraestructura utilizados por HaiEnergy”, dice el informe.

El hecho de que las aparentes protestas no hayan sido cubiertas por ningún otro medio sugiere que pueden haber sido parte de la operación HaiEnergy, que tiene vínculos con el régimen comunista de China.

“En particular, no pudimos identificar ninguna fuente externa que haga referencia a estas protestas que no sean las que atribuimos directamente a HaiEnergy o que hemos identificado como tangenciales a la campaña en virtud de los servicios de promoción pagados”.

Operación de influencia vinculada a firma de relaciones públicas china

HaiEnergy se identificó por primera vez como una operación de influencia a favor de China en otro informe (pdf) publicado por Mandiant el año pasado.

Ese informe encontró que la campaña “aprovechó una red de al menos 72 sitios de noticias no auténticos”, todos los cuales se presentaron como medios de noticias independientes con sede en varias partes del mundo, incluso en Estados Unidos.

Estos sitios de “noticias” y los servicios de cable asociados se usaron luego para lavar las historias a favor de China en los principales medios de comunicación de EE.UU. y darles un aire de legitimidad.

Después de esto, se utilizarían varias cuentas de redes sociales, de las que se sospecha que no eran auténticas, para amplificar el contenido junto con otros activos alineados estratégicamente para promover los intereses políticos del Partido Comunista Chino (PCCh), que gobierna China como un estado de partido único.

Al principio, dice el nuevo informe, Mandiant no estaba seguro de si los sitios de noticias y otra infraestructura estaban directamente relacionados con China o solo buscaban promover los intereses del PCCh.

Eso ha cambiado.

El informe dice que Mandiant ahora ha confirmado que la firma china de relaciones públicas Shanghai Haixun Technology (Haixun) participó directamente en la campaña, luego de descubrir que la compañía solicitó directamente a trabajadores independientes e influencers en las redes sociales que promocionaran los contenidos creados y distribuidos por HaiEnergy.

“En los últimos meses, sin embargo, hemos identificado evidencia adicional que sugiere que Haixun no solo está al tanto de la campaña, sino que la apoya activamente mediante la solicitud de trabajadores independientes contratados a través de Fiverr para promover el contenido de la campaña”, dice el informe.

Utilizando estos servicios de noticias e influenciadores pagados, HaiEnergy pudo distribuir su contenido a los subdominios de medios de comunicación legítimos con sede en EE.UU. como “comunicados de prensa”, utilizando efectivamente el panorama de los medios de EE.UU. para promover la propaganda a favor de China.

Entre esos comunicados de prensa figuraban los sitios web timesnewswire.com y wdwire.com, así como al menos “32 subdominios de medios de noticias legítimos con sede en Estados Unidos que se resolvían en infraestructuras de terceros asociadas a una empresa con sede en Estados Unidos llamada ‘FinancialContent, Inc.

El informe también señala que dicho contenido a menudo se publicaba en los subdominios sin aprobación o revisión, lo que sugiere que las empresas estadounidenses no estaban comprometidas, sino que estaban involucradas en prácticas de seguridad descuidadas.

En otras ocasiones, según el informe, las agencias de noticias de HaiEnergy tomaban al por mayor artículos contra Estados Unidos de sitios de noticias extranjeros, eliminaban todos sus enlaces y los sustituían por enlaces a cuentas prochinas no auténticas.

“En numerosos casos, hemos observado artículos pro-[China] idénticos publicados tanto en World Newswire como en Times Newswire, que también se publicaron en sitios de noticias de los que se sospecha que no son auténticos que previamente atribuimos a HaiEnergy”, dice el informe.

Del mismo modo, la campaña se involucró en un mayor “lavado de información” al hacer referencias cruzadas de sus propios sitios web, haciendo que dos sitios publicaran la misma historia mientras citaban al otro sitio como la fuente principal de información cuando, de hecho, no había una fuente legítima.

Vínculos de una empresa con sede en China a las protestas de EE.UU.

El informe describe cómo la campaña HaiEnergy pudo haber financiado directamente, o incluso fabricado al por mayor, dos protestas a favor de China el año pasado en Washington.

La primera supuesta protesta se realizó en respuesta a la Cumbre Internacional de Libertad Religiosa (IRF) de 2022, un evento anual que se lleva a cabo en Washington y tenía como objetivo crear conciencia sobre las restricciones a la libertad religiosa semejantes a las que se presentan en la China comunista.

La segunda supuesta protesta se realizó en respuesta a una decisión de junio de 2022 del gobierno de EE.UU. de prohibir los productos producidos en la región china de Xinjiang, donde el régimen está involucrado en el genocidio y el trabajo esclavo contra la población uigur, predominantemente musulmana.

En los videos de ambos eventos compartidos por los medios afiliados a HaiEnergy, se puede observar a dos pequeños grupos de manifestantes en Washington, sosteniendo pancartas y cantando consignas destinadas a resaltar y posiblemente exacerbar los problemas internos de EE.UU., como la discriminación racial y el aborto, así como para criticar la política de EE.UU. que afecta la exportación de China de bienes relacionados con la energía solar.

“En ambos casos, observamos artículos que hacen referencia a estas protestas publicados por el servicio de comunicados de prensa antes mencionado, Times Newswire”, dice el informe.

“Además, los artículos textuales que hacen referencia a las protestas se distribuyeron posteriormente a los subdominios de medios de comunicación legítimos con sede en EE.UU. aprovechados por HaiEnergy”.

Fue entonces cuando Haixun, con sede en China, encargó a los trabajadores independientes que amplificaran el contenido.

El informe de Mandiant dice que actualmente no hay evidencia de que Haixun haya pagado directamente a los propios manifestantes, aunque “… era al menos plausible que las protestas fueran orquestadas en nombre de un tercero”.

Hasta la fecha, las campañas de influencia a favor del PCCh como la rastreada por Mandiant no han logrado generar una participación sustancial de los usuarios estadounidenses de las redes sociales, dice el informe. La mayor parte del compromiso ganado por la campaña parece estar “operando dentro de los límites de sus propias cámaras de eco a pesar del uso de múltiples plataformas y vectores de difusión por parte de los operadores de la campaña para llegar a las audiencias objetivo”.

Con ese fin, advierte el informe, la operación de influencia parece estar evolucionando, buscando medios nuevos y más efectivos para promover la división en Estados Unidos y cultivar el apoyo al PCCh.

“Según nuestras observaciones más recientes asociadas con HaiEnergy, es plausible que los operadores detrás de esta campaña hayan reconocido la ineficacia de las tácticas anteriores y ahora busquen expandir el alcance general de la campaña subcontratando ciertos aspectos de su operación”, dice el informe.

“La posible financiación de al menos dos protestas en persona organizadas para su uso como material de origen en las operaciones de información vinculadas a HaiEnergy es, en particular, una escalada significativa en [tácticas] empleadas por esta campaña, y más evidencia que sugiere que la campaña está expandiendo sus tácticas para maximizar el impacto potencial”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.