Intentan contener gigantesco vertido de gasolina en el estado de Washington

Por Katabella Roberts
13 de Diciembre de 2023 9:43 AM Actualizado: 13 de Diciembre de 2023 9:43 AM

Los equipos de respuesta de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) han colocado una barrera de contención para controlar la propagación del petróleo tras un derrame de gasolina en el noroeste del estado de Washington el domingo, confirmaron las autoridades.

Los funcionarios de la EPA colocaron aproximadamente 1600 pies de absorbente y una barrera de contención aguas abajo del derrame en Hill Ditch y Bulson Creek el martes, escribió la agencia en X, después de que se derramaran aproximadamente 25,660 galones (97,100 litros) de gasolina.

El derrame se produjo aproximadamente a las 6:35 a.m. del domingo, después de que un pequeño tubo entre la parte principal de la tubería olímpica y una válvula de retención de presión falló en el valle de Skagit, derramando la gasolina en los arroyos cercanos.

El Olympic Pipeline es un sistema interestatal de 400 millas que incluye tuberías de 12, 14, 16 y 20 pulgadas. Está operado por el gigante del petróleo y el gas BP y recorre un corredor de 299 millas desde Blaine, Washington, hasta Portland, Oregón. El oleoducto transporta gasolina, gasóleo y combustible para aviones desde cuatro refinerías del noroeste del estado de Washington.

BP cerró inmediatamente el segmento afectado del oleoducto y la causa de la fuga está siendo investigada, informó la empresa.

La empresa, con sede en Londres, Inglaterra, señaló que el oleoducto no se rompió durante el incidente, pero dijo que actualmente no está claro qué causó el fallo de la válvula.

Hill Ditch y Bulson Creek albergan salmones y muchas especies de aves acuáticas y otras especies silvestres, según las autoridades.

No hay riesgo para la salud pública

Según la EPA, hasta el momento no hay indicios de que la gasolina haya llegado al río Skagit, y no se han observado daños en la fauna ni en los peces de la zona del vertido, aunque se ha pedido a los ciudadanos que se pongan en contacto con la línea de atención a la fauna si ven algún animal en peligro en la zona.

En su actualización del martes, la EPA dijo que BP está trabajando actualmente para calcular el volumen exacto de gasolina liberada durante el vertido.

Por su parte, el Departamento de Ecología del Estado de Washington ha estimado que se vertieron unos 30,000 galones de gasolina del oleoducto, de los cuales unos 5000 galones fueron recapturados.

El control de la calidad del aire realizado por el Departamento de Ecología y BP no indica ningún riesgo para la salud pública derivado de los vapores de gasolina, según las autoridades.

El vertido del domingo provocó el cierre temporal de la cercana escuela primaria de Conway, el lunes, como parte de los esfuerzos para garantizar la seguridad de los estudiantes, el personal y las familias, aunque volvió a abrir el martes.

El Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Skagit también ha establecido un centro de mando temporal en la escuela primaria para que puedan coordinarse con diversos organismos, entre ellos la EPA y el departamento de bomberos, así como la BP, que está trabajando in situ en la limpieza, dijeron las autoridades escolares en una notificación a los padres.

El vertido de petróleo es “extremadamente desalentador”

Esta no es la primera vez que el oleoducto sufre un vertido.

En 1999, más de 277,000 galones de gasolina salieron de una sección rota del oleoducto y entraron en Whatcom Creek, en Bellingham, provocando una bola de fuego que mató a tres personas.

El vertido del domingo fue uno de los mayores ocurridos en el estado de Washington desde el año 2000, aunque a menudo se producen vertidos de dimensiones similares a escala nacional, de acuerdo a Kenneth Clarkson, portavoz de Pipeline Safety Trust, una organización sin ánimo de lucro que promueve la seguridad de los oleoductos y gasoductos y que se creó tras la explosión de 1999.

El Sr. Clarkson señaló que en septiembre se produjo un vertido de 333,100 litros en Oklahoma City y otro de 195,000 litros en Cushing, Oklahoma, en octubre.

“Ver otro vertido de esta magnitud procedente de este oleoducto es más que extremadamente descorazonador”, dijo el Sr. Clarkson. “Esta vez, tenemos la suerte de que nadie resultó herido ni muerto; cualquier derrame, y especialmente uno de este tamaño, que ocurra cerca de nuestras escuelas y en nuestros preciados canales y hábitat del salmón, es completamente inaceptable”.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con BP para obtener más comentarios.

Con información de The Associated Press.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas
noticias al instante haciendo click aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.