Intentos de Beijing de influenciar a votantes de Taiwán están bajo escrutinio ante próximas elecciones

Por Frank Fang
10 de Enero de 2020 Actualizado: 10 de Enero de 2020

TAIPEI, Taiwán En las vísperas de las elecciones presidenciales de Taiwán, los esfuerzos de China por influir en el resultado están siendo seguidos de cerca por las autoridades y expertos de la isla.

El 11 de enero, los ciudadanos taiwaneses elegirán un nuevo presidente y vicepresidente, así como 113 representantes en el parlamento de la nación isleña, conocido como el Yuan Legislativo. 

Influir en la política de Taiwán ha sido durante mucho tiempo parte de la estrategia de infiltración del régimen chino, con la esperanza de anexar eventualmente a Taiwán, que considera parte de su territorio, a pesar de que la isla es una democracia plena con su propio ejército, moneda y constitución. Por otra parte, Beijing nunca ha renunciado al uso de la fuerza militar para unir la isla a China continental. 

El objetivo del régimen chino es que los candidatos pro-Beijing sean elegidos en cargos públicos para que puedan impulsar políticas que promuevan la integración económica y cultural con China y, eventualmente, influir en la opinión pública para que se acepte la unificación con el continente. 

En 2018, los candidatos del Kuomintang (KMT), con plataformas electorales que promueven vínculos más estrechos con Beijing, obtuvieron una victoria aplastante en las elecciones para ocupar cargos como funcionarios en ciudades, condados, pueblos y aldeas, contra el gobernante Partido Democrático Progresista (DPP). En ese momento, el candidato del KMT Han Kuo-yu, contra toda expectativa, ganó la alcaldía de Kaohsiung, una ciudad sureña considerada durante mucho tiempo un bastión del DPP.

Han es ahora el candidato presidencial del KMT. Actualmente en las encuestas se encuentra detrás de la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, que se presenta a la reelección como candidata del DPP. 

Muchos analistas predicen que Tsai ganará, ya que su popularidad se ha visto impulsada por las continuas protestas de Hong Kong, que se desencadenaron en junio del año pasado por la injerencia de Beijing en la autonomía de la ciudad. Muchos taiwaneses ven a Tsai como alguien que puede salvaguardar mejor la soberanía de la isla contra la influencia de China. 

Sin embargo, las carreras electorales del Yuan Legislativo son más difíciles de llevar a cabo. 

Empuje económico

J. Michael Cole, investigador principal del Instituto Global de Taiwán, una organización sin fines de lucro con sede en Washington, atribuyó la victoria del KMT en 2018 en parte a la sostenida campaña de desinformación del régimen chino.

Dijo que la desinformación de Beijing tuvo éxito al promover la idea de que los lazos económicos con China continental mejorarían la calidad de vida de los taiwaneses.

La misma campaña de desinformación está “definitivamente ocurriendo en el período previo a las elecciones de 2020”, dijo Cole en una entrevista por correo electrónico con La Gran Época. 

La economía de Taiwán ha sido durante mucho tiempo un tema clave en las elecciones locales. Han Kuo-yu también ha jugado la carta de la economía para atraer a los votantes durante su campaña electoral del 2020. 

Por ejemplo, un día después de que Beijing anunciara 26 políticas endulzantes para alentar a las empresas taiwanesas a invertir en el mercado chino, el portavoz de la oficina de campaña de Han dijo que acogía con satisfacción las “26 medidas”. El portavoz dijo que era “ventajoso” que las medidas de las autoridades chinas mejoraran su entorno de inversión para las empresas taiwanesas.

Las “26 medidas” incluyen permitir que los ciudadanos taiwaneses busquen protección y asistencia en los consulados chinos de todo el mundo, y permitir que las empresas taiwanesas participen en la investigación y el desarrollo de la tecnología inalámbrica de próxima generación 5G de China.

Luego, el 23 de noviembre en un mitin de campaña, Han dijo que los 3 años y medio de gobierno del DPP han hecho la vida más difícil para los taiwaneses.

Tsai había criticado las “26 medidas”, diciendo que Beijing las impulsó como parte de su estrategia para eventualmente realizar su meta de gobernar Taiwán bajo “un país, dos sistemas”, el modelo que Beijing había usado para gobernar Hong Kong desde el traspaso de la ciudad en 1997, según el diario local Liberty Times.

Cole dijo que en la campaña de 2020 ha habido “grandes volúmenes de desinformación sobre la economía de Taiwán desafiando los números reales y presentando el abrazo del llamado ‘consenso de 1992’ como un remedio a todo esto”. Esto encaja con el hecho de que China ofrece incentivos y varias medidas para atraer a los jóvenes taiwaneses y presentar a China como la solución a todos sus males económicos”. 

Bajo el “Consenso de 1992”, Taipei y Beijing acordaron que hay “una sola China”, pero ambos lados pueden interpretar lo que es “una sola China”. 

Recientemente, el 31 de diciembre el líder chino Xi Jinping, en una reunión de la Conferencia Consultiva Política Popular de China (CPPCC, por sus siglas en inglés), se comprometió a promover el “Consenso de 1992” como la base para el desarrollo pacífico de una relación a través del estrecho, según el medio estatal Xinhua. 

Al día siguiente, Tsai declaró que “China está usando el ‘Consenso de 1992’ para vaciar la República de China [nombre oficial de Taiwán]”. Por lo tanto, deberíamos ser más firmes en salvaguardar nuestra soberanía”.

Algunos candidatos del KMT adoptan directamente la retórica de Beijing en sus campañas electorales. El 13 de diciembre, el periódico local Liberty Times informó que Lai Shyh-bao, un candidato del KMT que se postula para el Yuan Legislativo en un distrito de Taipei, colocó una pancarta de campaña con las palabras: “Consenso del 92, Lucha por la Economía”. Su campaña pide que se estrechen los lazos con Beijing para mejorar la economía de Taiwán.   

Redes sociales

En 2018, Beijing utilizó diferentes plataformas de redes sociales populares en Taiwán para influir en la opinión pública. Esta vez, Beijing está más enfocada en YouTube, “que ha demostrado ser eficaz para influir en las elecciones de 2018 y ha ayudado a Han”, dijo Austin Wang, profesor adjunto de Ciencias Políticas en la Universidad de Nevada, en una entrevista por correo electrónico con La Gran Época. 

Wang llevó a cabo un informe analítico de datos, publicado el mes pasado, que muestra que la probabilidad de que los votantes de Kaohsiung voten por Han en 2018 aumentó de 67 a 84 por ciento si ven los videos de YouTube como fuente de información política. Además, hubo una correlación positiva entre las opiniones de los votantes sobre Han y el hecho de ver videos en YouTube, en comparación con la falta de correlación entre las opiniones de los votantes y la lectura de información política online o en Facebook. 

Se han identificado múltiples canales de YouTube y YouTubers como fuentes de diseminación de desinformación.

En octubre del año pasado, la Oficina de Investigación del Ministerio de Justicia de Taiwán anunció que un video que circulaba en Facebook acusaba falsamente a Tsai de vender a Taiwán al darle al gobierno japonés más de 20,000 millones de dólares anuales. 

El video fue creado por Zhang Xida, un reportero de la estatal Radio Nacional China. 

Zhang tiene un canal en YouTube llamado “Xida habla sobre Taiwán”. Fue capaz de confundir a los espectadores haciéndoles creer que era taiwanés porque ocasionalmente hablaba en el dialecto Hokkien en sus videos, un dialecto que también habla alrededor del 70 por ciento de la población de Taiwán.

Aunque el mandarín es el idioma oficial de Taiwán y de China continental, muchos taiwaneses que son descendientes de los chinos continentales que emigraron de Fujian durante la Dinastía Qing también hablan Hokkien. 

La base de datos CoFacts de Taiwán, que es una base de datos de verificación de hechos de origen colectivo, también ha identificado un canal de YouTube llamado “Bit King on a Mission” como un medio para difundir hechos erróneos. En un video, acusó falsamente a Tsai de desperdiciar el dinero del sistema de salud de la nación. En otro video, hizo afirmaciones falsas sobre el proyecto de generación de energía nuclear de Taiwán. 

Facebook sigue siendo una plataforma popular para difundir desinformación. 

“Varias páginas de fans y grupos en FB han sido usados para generar, difundir y replicar desinformación, gran parte de la cual se originó en las llamadas granjas de contenido”, creadas en su mayoría por empresarios chinos y taiwaneses, declaró Cole. Las granjas de contenido son sitios web que intencionalmente escriben noticias falsas. 

Facebook abrió una “sala de guerra” en Taiwán el 1 de enero para combatir la desinformación antes de las elecciones. 

En octubre, el Liberty Times informó que Facebook también prohibió varias granjas de contenido, incluyendo kknews, Hssszn y Mission, impidiendo que los usuarios compartan los artículos de esos sitios web. 

Mission trabajó estrechamente con el Nuevo Partido pro-Beijing de Taiwán, según Wang, que propone abiertamente la unificación de Taiwán con China. En junio de 2018, el portavoz del partido, Wang Ping-chung, su padre y otros dos miembros del partido fueron acusados de espionaje. Los fiscales alegaron que reclutaron taiwaneses en su organización para servir a Beijing, según la edición en inglés del diario local Taipei Times

De acuerdo con CoFacts, Mission también generó una historia falsa afirmando que el Ministerio de Defensa de Taiwán iba a comprar aviones de combate F-16V “obsoletos” de Estados Unidos. 

De hecho, en agosto de 2019, Taiwán anunció su exitosa adquisición de 66 aviones de combate F-16V recién construidos de la compañía de defensa estadounidense Lockheed Martin. 

Wang también señaló un nuevo fenómeno: en diciembre, docenas de modelos taiwanesas subieron repentinamente fotos de ellas mismas haciendo el mismo gesto de saludo en Facebook e Instagram. Todas las publicaciones en las redes sociales se quejaban de los altos precios de la vivienda y los bajos salarios de Taiwán, y utilizaron el mismo hashtag #mi voluntad de voto. 

Indirectamente insinuó los problemas económicos bajo la administración actual, y Wang recordó la forma en que el régimen chino contrata a modelos taiwanesas pro-China para difundir su propaganda.

Wang dijo que aunque “no hay evidencia directa entre las acciones de estas modelos y China”, todas estaban representadas por la misma compañía, M.Entertainment, una empresa de streaming online y videojuegos con vínculos a una compañía de streaming online con sede en Shanghai llamada KingKong. 

“No hay ningún incidente similar en elecciones pasadas”, dijo Wang. Señaló que este tipo de campaña de redes sociales es “bastante común en China”; en 2016, muchas celebridades chinas repostearon un poster nacionalista hecho por el diario estatal chino Diario del pueblo. La imagen mostraba el mapa de China con la “línea de los nueve puntos” y la leyenda “Esto es China, ni un poco menos”. 

La campaña se produjo más o menos al mismo tiempo que un fallo de un tribunal de arbitraje de La Haya en julio de 2016, que refutó el reclamo territorial de Beijing de “nueve puntos” sobre el 90 por ciento del Mar de China Meridional. 

Apuestas electorales

Taiwán también tiene el fenómeno único de las casas de apuestas ilegales dedicadas a las apuestas sobre los resultados de las elecciones. Esta vez, la gente está apostando sobre si Tsai o Han ganarán la elección.

A pesar de que Tsai tiene una ventaja considerable en las encuestas públicas, las apuestas ofrecidas por las casas de apuestas ilegales no demostraban que estuviera ganando por un amplio margen, dijo Shen Yu-chung, profesor de ciencias políticas de la Universidad Tunghai de Taiwán, en una entrevista telefónica con La Gran Época. 

De acuerdo con una encuesta del 31 de diciembre compilada por Nathan F. Batto, un investigador asociado de la principal institución de investigación de Taiwán, la Academia Sinica, Tsai lideraba con un 48.8 por ciento sobre el 20.7 por ciento de Han. El candidato de un tercero partido, James Soong, tenía el 7,4 por ciento. 

Shen dijo que tales apuestas pueden impactar en los resultados de las elecciones. Por ejemplo, una persona que coloca 100,000 nuevos dólares taiwanéses (alrededor de 3325 dólares) para apostar con una probabilidad de 5 a 1 por un determinado candidato presidencial probablemente influirá en sus familiares y amigos para que voten por el mismo candidato, con el fin de aumentar sus posibilidades de ganar 500,000 nuevos dólares taiwanéses (alrededor de 16,630 dólares). 

Por eso es inusual que estas casas de apuestas hayan estado ofreciendo buenas probabilidades para los candidatos que se quedan atrás en las encuestas, según Shen. Añadió que en elecciones pasadas, las probabilidades de apuestas reflejaban mucho mejor los resultados de las encuestas. 

Este fenómeno trae a colación la posibilidad de que el financiamiento extranjero, incluyendo el de China, apoye a estas casas de apuestas, dijo Shen. Dado que el dinero extranjero puede ser transferido a través de múltiples países, a menudo es difícil rastrear sus orígenes. 

“Normalmente, cuando una [carrera electoral] está apretada, habrá un mayor interés en [hacer apuestas]”. Es raro ver cómo este año, parece que el resultado de la elección ya se ha decidido [a favor de Tsai], pero la cantidad del dinero que entra en [las casas de apuestas] es mucho mayor que en el pasado”, dijo Shen.  

Las autoridades taiwanesas han estado tomando medidas enérgicas contra estas casas de apuestas. Recientemente, el 6 de enero, la Agencia Central de Noticias (CNA), dirigida por el gobierno de Taiwán, informó que la oficina del fiscal local en la ciudad central de Taichung había eliminado cuatro redes ilegales de lavado de dinero y de casas de apuestas, algunas involucradas en apuestas electorales. 

Según el fiscal, las redes habían acumulado más de 83,000 millones de nuevos dólares taiwanéses (unos 2,700 millones de dólares) desde 2014. Las autoridades taiwanesas también dijeron que los presuntos operadores de las redes utilizaban certificados bancarios online USB proporcionados por el Banco de China, administrado por el estado. 

El 7 de enero el Liberty Times informó que la oficina del fiscal local y la policía de Kaohsiung arrestaron a un hombre de apellido Lu, por aceptar apuestas para las próximas elecciones. Las autoridades taiwanesas descubrieron que había aceptado más de $430,000 nuevos dólares taiwaneses (unos 14,305 dólares) en apuestas. 

Lu dijo que fue financiado por un hombre de negocios taiwanés apellidado Sun, y que se le pagó una comisión de 150 nuevos dólares taiwanéses (5 dólares) por cada apuesta de 10,000 dólares de Taiwán (alrededor de 330 dólares) que hizo. Lu dijo que usó la aplicación de mensajería Line y WeChat para buscar jugadores potenciales. 

El 8 de enero, CNA informó que la oficina del fiscal local en la ciudad norteña de Taoyuan arrestó a dos jefes de un grupo de apuestas electorales ilegales y confiscó 2,7 millones de nuevos dólares taiwanéses (unos 89,830 dólares). 

El fiscal dijo que los dos estaban usando Line para promover sus apuestas sobre el resultado de la elección presidencial, según CNA. 

Mientras que es difícil probar que China se encuentra directamente conectada a estas casas de apuestas, sería fácil para Beijing hacerlo si solo quisiera, declaró Hou Tsun-yao, profesor asistente en el Departamento de Comunicación Masiva de la Universidad I-Shou de Taiwán, en un correo electrónico con The Epoch Times.

“El dinero para el juego que se necesita no es enorme, así que sería una forma fácil de hacerlo. Todo lo que Beijing necesita hacer es trabajar con múltiples corredores en diferentes redes al mismo tiempo”, dijo Hou. 

Otros formatos

Cole señaló que los medios de comunicación tradicionales pro-Beijing en Taiwán también han dado una cobertura favorable a Han, mientras que difunden desinformación sobre la administración de Tsai.

“Esto ha servido para solidificar la polarización [de la sociedad] y, sospecho que para el ámbito de Han, para ayudar a la movilización”, declaró Cole. 

Recientemente, alguna desinformación ha sido dirigida hacia el descrédito del proceso electoral.

La Comisión Electoral Central de Taiwán emitió seis comunicados de prensa en diciembre denunciando los mensajes falsos, incluyendo un video de YouTube que fabricaba rumores sobre cómo la comisión robaría el voto. 

El 4 de enero, la comisión denunció los mensajes online que acusaban al organismo de fabricar intencionalmente los antecedentes educativos de los candidatos en el boletín electoral que se envió a todos los votantes elegibles en Taiwán.

Con las operaciones de influencia de Beijing en pleno vigor, el Yuan Legislativo aprobó recientemente una ley anti-infiltración que impone sanciones a quienes presionen o financien a políticos en nombre de un Estado extranjero. 

El funcionario de Beijing, Zhu Fenglian, que es vocero de la Oficina de Asuntos de Taiwán, dijo que el DPP había creado un “terror verde [el color oficial del DPP] (…) dañando seriamente los intereses del pueblo taiwanés,” según el medio de comunicación del estado chino.

Han reaccionó de manera similar, diciendo que la ley era igual a la imposición de la “ley marcial” en la isla. Añadió que suspendería la ley si fuera elegido Presidente.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer

*****

A continuación:

La falsa felicidad del Comunismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS