Interpol, encabezada por el viceministro de Policía de China, abusa de las notificaciones rojas para localizar a disidentes en el extranjero

Por Sunny Chao - La Gran Época
17 de Mayo de 2018 Actualizado: 17 de Mayo de 2018

Interpol, la organización policial internacional, está actualmente encabezada por el viceministro de Seguridad Pública de China, Meng Hongwei.

Desde que fue elegido dirigente de Interpol en 2016, el régimen comunista chino utilizó las notificaciones rojas de Interpol para intensificar la represión de los disidentes chinos que escaparon al extranjero y de hostigar a sus familias dentro de China.

Una notificación roja de Interpol informa a sus 190 países miembros la búsqueda de una persona para su extradición sobre la base de una decisión judicial adoptada por un país determinado o por un tribunal internacional. Sin embargo, Interpol no emite órdenes de detención.

Ye Ning, un abogado defensor de los derechos humanos con sede en Washington, DC, que representó muchos casos de disidentes chinos cuestionados por Interpol, informó el 13 de mayo a NTD, un medio de comunicación asociado al periódico internacional La Gran Época, que las “notificaciones rojas” son una de los maneras utilizadas por el régimen chino para expandir el “modelo de Beijing” por el mundo.

“La notificación roja es en realidad una forma por la cual el Partido Comunista Chino (PCCh) extiende su influencia y una manifestación de su malvada dictadura proletaria a otros países”, informó Ye.

Argumentó que a través de los esfuerzos de los abogados, Interpol  eliminó unas 100 notificaciones rojas para sus clientes.

El vocero del Ministerio de Seguridad Pública de China en una conferencia de INTERPOL celebrada en un hotel de Kuala Lumpur (Malasia), el 20 de febrero de 2013. (Stanley Chou/Getty Images)

Wei Jingsheng, un activista chino de la democracia en el exilio en Estados Unidos, reportó el 4 de mayo a Voice of America que él y sus dos asistentes fueron detenidos por la policía en Suiza en 2006 porque se publicaron sobre ellos notificaciones rojas de Interpol. Wei estaba en Suiza en ese momento para asistir a la Conferencia de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

En enero, Human Rights Watch (HRW), una ONG internacional que defiende los derechos humanos, describió los métodos utilizados por el régimen chino para hostigar a los familiares del que está en la mira de Interpol.

“La policía y los fiscales visitaron o citaron a familiares sin presentar ningún documento legal y amenazaron con detenerlos si no convencían a la persona objeto de la notificación roja de que regresara a China. Human Rights Watch identificó al menos dos casos en los que las autoridades arrestaron formalmente a familiares”, según una declaración de HRW.

Sophie Richardson, directora para China de HRW, expresó su preocupación en una declaración de septiembre de 2017 sobre el uso indebido por parte de China de las notificaciones rojas de Interpol.

“Interpol afirma operar de acuerdo con las normas internacionales de derechos humanos, pero China ya demostró su voluntad de manipular el sistema”, afirmó. “Y con el viceministro de Seguridad Pública de China -una agencia notoriamente abusiva- como presidente, la credibilidad de Interpol está en juego”.

El Ministerio de Seguridad Pública de China a menudo tiene la tarea de controlar y arrestar a los disidentes, dispersar las protestas y otras medidas para “mantener la estabilidad”.

 

Chen Han de New Tang Dynasty Television contribuyó con este reportaje.

 

Por favor comparte este artículo en tus redes sociales, de esta manera ayudarás a La Gran Época a continuar ejerciendo un periodismo independiente. ¡Gracias por tu apoyo!

TE RECOMENDAMOS