Investigador de la NASA es condenado por ocultar vínculos con China

Por Isabel van Brugen
17 de Junio de 2021
Actualizado: 17 de Junio de 2021

Un científico de alto rango de la NASA fue sentenciado a 30 días de prisión, meses después de que se declaró culpable de mentir sobre sus vínculos con un programa respaldado por el régimen chino y transferir propiedad intelectual a China.

Meyya Meyyappan, de 66 años, de Pacifica, California, fue sentenciado el miércoles por hacer declaraciones falsas ante la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Oficina del Inspector General de la NASA (NASA OIG) y el Fiscal de Federal para el Distrito Sur de Nueva York. (USAO), anunció el Departamento de Justicia en un comunicado de prensa.

También se le ordenó pagar una multa de 100,000 dólares.

Meyyappan se unió a la NASA en 1996 y fue el científico jefe de tecnología de exploración en el Centro de Investigación Ames de la NASA, en Silicon Valley, desde 2006.

Los fiscales dijeron que Meyyappan participó en el Plan de los Mil Talentos de China y ocupó cargos en universidades de China, Corea del Sur y Japón sin el conocimiento de la NASA. El programa de los Mil Talentos ha reclutado a miles de expertos en todo el mundo desde su inicio en 2008, según informes de los medios estatales chinos.

La NASA prohíbe “cualquier actividad laboral externa” sin aprobación, incluida la participación como orador o maestro, dijo la fiscal estadounidense Audrey Strauss en la demanda judicial. Como empleado de la NASA, Meyyappan también debe informar anualmente cualquier ingreso adicional que exceda los USD 5000, obsequios y reembolsos de viajes.

Meyyappan no reveló estas actividades a la NASA. Alrededor de 2016, solicitó y fue aceptado en el Plan de los Mil Talentos, a través del cual viajó a China y recomendó a otros candidatos al programa, según los fiscales. A partir de 2014, trabajó como profesor invitado en una universidad de investigación china, dando conferencias, escribiendo artículos de investigación y recibiendo una compensación por su viaje. También comenzó compromisos similares en una universidad de Corea del Sur desde 2009 y en una universidad de Japón desde 2013.

Cuando fue interrogado por investigadores federales en octubre de 2020, Meyyappan negó su membresía en el Plan de los Mil Talentos y su empleo en instituciones chinas.

“Como científico senior de la NASA con acceso a propiedad intelectual y tecnologías sensibles y confidenciales del gobierno de EE.UU., Meyya Meyyappan estaba comprensiblemente sujeto a restricciones con respecto a trabajos en el exterior y compensaciones”, dijo Strauss en un comunicado.

El privilegio de acceder a las tecnologías de vanguardia y a la propiedad intelectual de EE.UU. viene con la responsabilidad fundamental de resguardar tales conocimientos, agregó Strauss.

“Meyyappan traicionó esa confianza al no revelar sus actividades en el extranjero y luego agravar sus errores mintiéndole al FBI y a la NASA. Ahora ha sido condenado a una pena de prisión federal por su conducta ilegal”.

El Plan de los Mil Talentos del régimen chino ha sido objeto de un estrecho escrutinio debido a las amenazas que representa para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Beijing puso en marcha el Plan de los Mil Talentos en 2008 y es el programa de reclutamiento más importante del Estado chino. Existen cientos de programas similares promovidos por el gobierno central y por gobiernos locales de China, su objetivo es atraer a prometedores expertos chinos y extranjeros en los campos de la ciencia y la tecnología para alimentar el impulso a la innovación del gobernante Partido Comunista Chino (PCCh).

Eva Fu contribuyó a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS