IRS niega exención fiscal a grupo religioso porque oración y lectura de la Biblia favorecen al GOP

Por Mark Tapscott
16 de Junio de 2021 8:47 PM Actualizado: 16 de Junio de 2021 8:48 PM

Un funcionario del IRS denegó el estatus de exención fiscal a un grupo de Texas que anima a los miembros de la iglesia a rezar por los líderes estatales y nacionales independientemente de su afiliación partidista porque este beneficia “los intereses privados del Partido [Republicano]”.

“Ustedes no reúnen los requisitos para ser una organización descrita en la sección 501(c)(3) del IRS. Ustedes se dedican a la intervención prohibida en campaña política”, escribió Stephen A. Martin, director de la Oficina de Resoluciones y Acuerdos de Organizaciones Exentas del IRS en una carta del 18 de mayo a Christians Engaged, el grupo de oración con sede en Garland, Texas, reconocido por las autoridades de Texas como exento de impuestos.

“Ustedes tampoco operan exclusivamente para uno o más propósitos exentos en el sentido de la Sección 50l (c)(3), porque ustedes operan para un propósito privado sustancial no exento y para los intereses privados del partido D”, dijo Martin.

El “partido D” es una referencia al Partido Republicano, según una nueva “leyenda” que Martin proporcionó en la parte superior de su carta al Grupo de Texas.

La carta de Martin fue hecha pública el miércoles por First Liberty Institute, un bufete de abogados de interés público con sede en Plano, Texas, especializado en litigios sobre libertad religiosa.

Martin también señaló que las actividades del grupo “educan a los creyentes en cuestiones nacionales que son fundamentales para su creencia en la Biblia como la Palabra inerrante de Dios”, explicó Martin.

“Específicamente, educan a los cristianos sobre lo que dice la Biblia en áreas donde pueden ser instrumentales, incluyendo las áreas de la santidad de la vida, la definición del matrimonio, la justicia bíblica, la libertad de expresión, la defensa, y las fronteras e inmigración, las relaciones entre Estados Unidos e Israel”, dijo.

“Las enseñanzas bíblicas suelen estar afiliadas al partido D y a los candidatos. Esto los descalifica para la exención bajo la Sección 50I(c)(3) del IRS”, dijo.

La presidenta de Christians Engaged, Bunni Pounds, dijo en un comunicado emitido por First Liberty Institute que “solo queremos animar a más gente a votar y participar en el proceso político. ¿Cómo puede alguien estar en contra de eso?”.

First Liberty Institute está apelando la decisión de Martin en nombre de Christians Engaged.

“El IRS afirma en una carta oficial que los valores bíblicos son exclusivamente republicanos. Eso podría ser una noticia para el presidente Joe Biden, que a menudo describe su ideología política como basada en sus creencias religiosas”, dijo la consejera de First Liberty Institute, Lea Patterson, en el comunicado.

“Solo un IRS politizado podría ver a los estadounidenses que rezan por su nación, votan en cada elección y trabajan para involucrar a otros en el proceso político como una amenaza. El IRS violó sus propias regulaciones al negar el estatus de exención de impuestos porque Christians Engaged enseña valores bíblicos”.

En la carta de apelación, First Liberty dijo: “Al concluir que Christians Engaged no cumple la prueba operativa, el director Martin se equivoca en tres aspectos 1) inventa un requisito inexistente de que las organizaciones exentas sean neutrales en cuestiones de política pública; 2) concluye incorrectamente que Christians Engaged sirve principalmente a propósitos privados, no exentos, en lugar de a propósitos públicos, exentos, porque piensa que sus creencias coinciden con las posiciones políticas del Partido Republicano; y 3) viola las cláusulas de Libertad de Expresión, Libre Ejercicio y Establecimiento de la Primera Enmienda al incurrir tanto en discriminación de punto de vista como en discriminación religiosa”.

La carta y la decisión de Martin seguramente provocarán una nueva tormenta de protestas entre los republicanos del Congreso, los grupos conservadores y de defensa de la libertad religiosa y los defensores de las libertades civiles, como ocurrió durante el mandato del presidente Barack Obama en el Despacho Oval.

Bajo el mandato de Obama, el IRS seleccionó a cientos de solicitantes de exención fiscal conservadores, del Tea Party y evangélicos para darles un trato especial que incluía largas demoras y múltiples solicitudes de información detallada sobre las creencias y actividades de los funcionarios asociados a los grupos.

Dichos grupos interpusieron múltiples demandas contra el IRS y el Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) concedió dos acuerdos separados para compensarles por cantidades no reveladas.

El DOJ también reconoció que el IRS había seleccionado a los grupos en base a sus actividades y creencias políticas y religiosas para “un mayor escrutinio y retrasos desmesurados”.

“El acto de rezar por nuestro país y nuestros líderes es lo más imparcial y patriótico que pueden hacer los estadounidenses. Millones de ciudadanos lo hacen cada día”, dijo el miércoles el representante Ted Budd (R-N.C.) a The Epoch Times.

“El IRS se equivocó al negar el estatus de exención de impuestos basándose en la falsa creencia de que la Biblia de alguna manera solo pertenece a un partido político. El IRS todavía tiene un largo camino que recorrer para garantizar la libertad religiosa para todos”, añadió Budd.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.