Italia perderá 500,000 empleos en 2020 por la crisis del virus del PCCh

Por Noticia de agencia
26 de Mayo de 2020 12:21 PM Actualizado: 26 de Mayo de 2020 12:21 PM

Italia perderá 500,000 puestos de trabajo en 2020 como consecuencia de la crisis del virus del PCCh, comúnmente conocido como nuevo coronavirus, según estimó este martes la Agencia Nacional de Políticas Activas de Empleo (Anpal), que calculó que el país recuperará los niveles de empleo precrisis solo en 2023.

El presidente de Anpal, Mimmo Parisi, explicó en una intervención ante la Comisión de Trabajo del Senado que en 2021 se recuperarán la mitad de los puestos que se perderán este año, es decir unos 250,000, y que solo en 2023 el país volverá a los niveles de empleo anteriores a la crisis del virus del PCCh, con 23.4 millones de trabajadores.

El Gobierno italiano pronostica que la economía italiana caiga un 8 % y que la tasa de paro suba al 11.6 % en 2020 (era del 8.4 % en marzo).

Precisamente, este martes, la patronal del comercio italiano ha estimado que el producto interior bruto (PIB) del país cayó un 24 % en abril y un 16 % en mayo, por el impacto de la pandemia.

La patronal del comercio indica que la crisis de la COVID-19 “ha golpeado una economía (italiana) ya muy debilitada” y que, entre 2007 y 2019, cada italiano ha perdido “más de 21,600 euros de riqueza”.

Italia entró en el primer trimestre del año en recesión técnica, después de que su PIB se contrajera un 4.7 % entre enero y marzo, según el dato adelantado del Instituto Nacional de Estadística italiano, y un 0.3 % en el último trimestre de 2019.

El instituto publicará el dato definitivo el próximo viernes.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.