Jefa de la DEA no aclara si México coopera lo suficiente en la lucha contra los cárteles de la droga

Por Mark Tapscott
27 de Abril de 2023 6:55 PM Actualizado: 27 de Abril de 2023 6:55 PM

La administradora de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), Anne Milgram, se negó en repetidas ocasiones a responder a una serie de preguntas concretas de los miembros republicanos de un grupo del Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes durante una audiencia sobre el presupuesto celebrada el 27 de abril, entre ellas si cree que México está cooperando lo suficiente con Estados Unidos en la lucha contra los cárteles de droga que desbordan el país con fentanilo.

Cuando el representante Hal Rogers (R-Ky.), presidente del Subcomité de Comercio, Justicia, Ciencia y Agencias Relacionadas, le preguntó dos veces sobre la cooperación de México, Milgram se limitó a describir a dos de los principales cárteles mexicanos de la droga—las organizaciones criminales de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación—como “la mayor amenaza de la droga a la que se ha enfrentado nunca este país”. Ella estimó que más de 107,000 estadounidenses murieron el año pasado a causa de la violencia y las sobredosis de drogas.

Ante la misma pregunta formulada más tarde en la audiencia por el representante Jake Ellzey (R-Texas), Milgram respondió: “Todos tenemos que hacer más, y México debe hacer más”.

Ellzey también le preguntó al jefa de la DEA si hay elementos corruptos en el gobierno mexicano con los que la DEA no trabajaría, a lo que Milgram respondió: “Seguimos la evidencia dondequiera que vaya”.

De manera similar, el representante John Carter (R-Texas) preguntó a Milgram si cree que es práctico que los agentes de la DEA que persiguen a los traficantes de droga en el Valle del Río Grande, en Texas, conduzcan vehículos eléctricos (VE), como ha ordenado recientemente el presidente Joe Biden. Carter señaló que hay pocas estaciones de recarga de VE en la región del valle y que, aunque rápidos, estos vehículos tienen una autonomía limitada.

Teslas para los agentes de la DEA

Milgram se limitó a decir que la DEA está obligada a hacer lo que le ordene Biden, y aseguró al representante de Texas que ella “hará todo lo que pueda y los hombres y mujeres de la DEA harán todo lo que puedan para hacer el trabajo que hay que hacer”.

Milgram se mostró esquiva cuando el representante Andrew Clyde (R-Ga.) le preguntó sobre la investigación que está llevando a cabo el inspector general del Departamento de Justicia (DOJ), Michael Horowitz, sobre las acusaciones de que se están concediendo millones de dólares en contratos de fuente única de la DEA a compinches políticos de Milgram, que antes de ser nombrada para la agencia federal antidroga fue fiscal general de Nueva Jersey.

“Las familias estadounidenses deberían sentirse seguras y poder confiar en que las agencias federales, como la DEA, encargadas de impedir que estas drogas mortales entren en el país, actúen con eficiencia y eficacia”, declaró Clyde.

Pero los artículos de los medios de comunicación “muestran un abuso de la autoridad de contacto que deja a los estadounidenses preguntándose si realmente pueden confiar en que la DEA de la administración Biden hará el mejor trabajo para proteger a sus familias de las drogas ilegales y letales como el fentanilo”, continuó.

Cuando Clyde le preguntó si la DEA había “otorgado contratos sin licitación” durante su mandato, Milgram respondió: “Como dije, creo que es un tema importante, y el Inspector General está realizando una revisión administrativa de algunos contratos de la DEA…Me parece bien y no voy a interponerme por respeto a su trabajo.”

Kevin McCarthy
El líder republicano de la Cámara Kevin McCarthy (R-Calif.) (Izq.) habla con el representante electo Andrew Clyde (R-Ga.) en la Cámara de Representantes durante el tercer día de elecciones para presidente de la Cámara en el Capitolio de EE. UU. en Washington, el 5 de enero de 2023. (Win McNamee/Getty Images)

Presionada por Clyde, Milgram prometió “responderle” sobre cuántos contratos sin licitación ha adjudicado la DEA y el valor total en dólares.

Durante el interrogatorio del congresista Mike García (R- Calif.), las cosas se pusieron tensas cuando le preguntó a Milgram cómo “calificaría” a la DEA en el cumplimiento de su deber estatutario de hacer cumplir las leyes y reglamentos sobre sustancias controladas y perseguir a las personas y organizaciones que fabrican drogas ilegales.

“Congresista, creo que los hombres y mujeres de la DEA están haciendo un trabajo increíble para enfrentar este momento y salvar vidas. También creo que estamos haciendo lo que debemos hacer, que es transformar nuestra visión, la forma en que trabajamos y cómo la ejecutamos para evitar que los estadounidenses mueran, y creo que lo estamos haciendo”, respondió Milgram.

García contraatacó diciendo: “No creo que lo estén haciendo. Seré honesto: respeto y aprecio el servicio de los agentes de la DEA. Pero cuando hay 100,000 estadounidenses que mueren de estos envenenamientos en un año determinado, y la situación empeora con el tiempo, afirmar como administrador de la DEA que se está haciendo bien este trabajo o que se está haciendo el trabajo es, francamente, flagrante y ofensivo”.

García continuó preguntando a Milgram por qué se había negado cuando el representante Ben Cline (R-Va.) le pidió que etiquetara a China como “uno de los principales países productores de drogas ilícitas. ¿Por qué se resiste a hacerlo?”.

Milgram afirmó que ni ella ni nadie en Estados Unidos “piensa que sea aceptable” que tantos estadounidenses mueran envenenados por fentanilo. Subrayó que cree que “los hombres y mujeres de la DEA están transformando nuestra forma de trabajar para atacar a los cárteles en su núcleo. Solo hemos mostrado el principio de los resultados. En los próximos meses, empezarán a ver más de esos resultados”.

Los ánimos se encendieron en el reclamo de “frontera abierta”

Los ánimos estallaron posteriormente cuando el representante Matt Cartwright (D-Pa.), principal demócrata en el subcomité, dijo: “Hemos escuchado hablar sobre nuestra llamada ‘frontera abierta'” y ofreció para que constara en acta el 22 de septiembre de 2022, una columna de opinión de NBC titulada “El mito de una frontera abierta del Partido Republicano”. La columna fue escrita por Debu Gandhi, directora sénior de Política de Inmigración en el Center for American Progress Action Fund, un grupo de defensa liberal 501(C)(4).

La columna afirmaba que “contrariamente al mito de la ‘frontera abierta’, las fronteras estadounidenses están protegidas por una agencia de seguridad nacional vasta y bien financiada que se ha vuelto mucho más grande y más poderosa en los últimos años. Desde 2001, la Patrulla Fronteriza de EE. UU. casi ha duplicado su capacidad, de menos de 10,000 agentes a más de 19,500 en la actualidad. La administración Biden ha solicitado USD 97,300 millones en fondos para el Departamento de Seguridad Nacional para el año fiscal 2023, incluidos miles de millones de dólares para la seguridad fronteriza y el control de inmigración interior”.

Carter respondió a Cartwright, diciendo: “No se necesita a nadie con una educación de tercer grado para ver que cuando 40,000 personas cruzan la frontera al mismo tiempo y solicitan asilo, tenemos un problema en la frontera de Texas. Y 40,000 personas cruzan todos los días… así que me ofende mucho esa afirmación”.

The Epoch Times solicitó al personal de Carter la fuente de su cifra.

Los datos publicados por la Patrulla Fronteriza y Aduanas (CBP, por sus siglas en inglés) muestran grandes aumentos en el número de cruces fronterizos ilegales en la frontera de EE. UU. con México en los últimos años. Desde octubre de 2022 hasta marzo de 2023, los datos de CBP muestran un total de 1,055,320 cruces fronterizos ilegales conocidos, con 265,037 registrados para El Paso, Texas, 217,849 para Del Rio, Texas y 132,168 para el Valle del Río Grande.

Eso equivale a un promedio de 5798 cruces fronterizos ilegales por cada uno de los 182 días durante el período cubierto. Los datos de la CBP, sin embargo, no incluyen a los “fugitivos”, es decir, las personas que logran cruzan con éxito la frontera y eluden la captura por parte de las fuerzas del orden estatales y estadounidenses. Se registraron más de 500,000 fugas el año pasado, según el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

Durante su declaración de apertura, Milgram dijo: “Los cárteles de la droga responsables de introducir el fentanilo a este país son empresas criminales despiadadas y extremadamente violentas. Dependen de una cadena de suministro global para fabricar y distribuir fentanilo. Y confían en una red financiera ilícita global para embolsarse miles de millones de dólares”.

Alimentar vivos a los tigres

La organización de cárteles Chapitos “mata, secuestra y tortura a cualquiera que se interponga en el camino. En México, han alimentado a tigres con sus enemigos vivos, los han electrocutado, los han sometido a ahogamiento simulado y les han disparado a quemarropa con una ametralladora del calibre 50″, dijo Milgram.

Describió la respuesta de la DEA como la aplicación de “una transformación propia para hacer frente a este momento”. La DEA ha actuado con urgencia para establecer una nueva visión, centrarse en las redes criminales mundiales más responsables de la afluencia de fentanilo a Estados Unidos, concienciar a la opinión pública sobre cómo una sola pastilla puede matar, y contratar y promocionar a cientos de personas en toda la agencia y en todo el país.

“Hemos transformado nuestra visión centrándonos en el fentanilo—la droga que más estadounidenses mata—y en las organizaciones criminales responsables de la afluencia de fentanilo a nuestras comunidades, el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación (Jalisco). Hemos transformado nuestro plan mediante la creación de una capa estratégica totalmente nueva—nuestros equipos de lucha contra las amenazas para el cártel de Sinaloa y el cártel de Jalisco—que mapean a los cárteles, analizan sus redes y desarrollan información selectiva sobre los miembros de esas redes dondequiera que operen en todo el mundo”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.