Jefe científico de Johnson & Johnson está “bastante seguro” que se puede crear vacuna contra coronavirus

Por Zachary Stieber
27 de Enero de 2020
Actualizado: 27 de Enero de 2020

El director científico de Johnson & Johnson dijo que está “bastante confiado” en que su compañía puede crear una vacuna para el nuevo coronavirus, que se está propagando a un número creciente de países desde China.

Actualmente no existe ninguna vacuna o cura para el coronavirus, que ha sido mortal para algunas personas.

“Tenemos docenas de científicos trabajando en esto, así que estamos bastante confiados en que podemos hacer algo que funcione y se mantenga activo a largo plazo”, dijo el Dr. Paul Stoffels durante una aparición en el programa “Squawk Box” de la CNBC el lunes.

Stoffels dijo que los científicos de la compañía crearon una vacuna contra el Ébola en seis meses, pero que este caso sería similar al enfoque adoptado con el virus Zika, donde tuvieron que empezar de cero.

Johnson & Johnson va a trabajar en paralelo con cinco esquemas diferentes y cinco socios diferentes en todo el mundo para ver qué parte de la vacuna pueden utilizar para conseguir una vacuna eficaz. Si encuentran una vacuna, se prepararán para fabricar miles de vacunas.

Personal médico con ropa protectora para protegerse contra un coronavirus hasta ahora desconocido llega con un paciente al Hospital de la Cruz Roja de Wuhan en Wuhan, China, el 25 de enero de 2020. (Hector Retamal/AFP vía Getty Images)

“Estamos bastante seguros de que podemos conseguir algo que funcione y que se mantenga activo a largo plazo”, dijo. “Veremos en las próximas semanas cómo va esto”.

Los científicos de todo el mundo se apresuran a presentar una vacuna a medida que el número de casos se dispara en China y más países reportan casos confirmados.

La Coalición para las Innovaciones en la Preparación para las Epidemias (CEPI), que fue lanzada en Davos en 2017, dijo la semana pasada que había entregado a tres compañías un total de 12.5 millones de dólares para desarrollar vacunas contra el virus.

“El objetivo es que los candidatos a la vacuna nCoV-2019 pasen a las pruebas clínicas tan pronto como sea posible”, dijo la organización sin fines de lucro en una declaración.

Las autoridades chinas publicaron una secuencia del virus en una base de datos pública el 10 de enero, informó la revista Science. Los representantes de Moderna e Inovio, ambos con sede en Estados Unidos, recibieron dinero de la coalición, y dijeron a la revista que podrían tener las vacunas listas para comenzar las pruebas en animales para el 27 de febrero.

Un grupo de mujeres usa máscaras protectoras mientras hacen ejercicio en Wuhan, China, el 27 de enero de 2020. (Getty Images)

“Estamos empezando exactamente al mismo tiempo y esta es una gran oportunidad para nosotros de ir mano a mano con Moderna”, dijo Joseph Kim, CEO de Inovio. “Me gustan nuestras oportunidades”.

La Universidad de Queensland en Australia es el tercer grupo que recibe dinero de la coalición. Una vacuna podría estar disponible en tan solo seis meses, según Paul Young, director de la Escuela de Química y Biociencias Moleculares de la universidad.

“El equipo espera desarrollar una vacuna en los próximos seis meses, que podría ser usada para ayudar a contener este brote”, dijo. “La vacuna se distribuiría a los equipos de emergencias, ayudando a contener la propagación del virus en todo el mundo”.

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., dijo a USA Today que la agencia también está trabajando en el desarrollo de una vacuna a partir de la secuencia.

“Salvo que haya algún retraso burocrático o reglamentario, lo cual no creo que suceda, es casi seguro que podremos entrar en la fase uno en tres meses”, dijo, y añadió que los científicos todavía necesitan muestras del virus de China para comenzar las pruebas.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

TE RECOMENDAMOS