Jefe de Patrulla Fronteriza de Obama ratifica que la crisis fronteriza es una “emergencia nacional”

Por Janita Kan - La Gran Época
22 de Marzo de 2019 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

Un exjefe de la Patrulla Fronteriza en la administración Obama, que fue despedido por la administración Trump en 2017, dijo a la televisión nacional el 21 de marzo que hay “absolutamente una emergencia nacional” en la frontera entre Estados Unidos y México.

Mark Morgan, quien sirvió como jefe de la Patrulla Fronteriza de Obama durante la mayor parte de 2016, dijo a Fox Business en “Mañanas con María” que había un innegable estado de crisis en la frontera.

“Es absolutamente una emergencia nacional”, dijo Morgan durante la entrevista. “De lo que estamos hablando ahora mismo es parte de una captura y liberación continuas. Es un poco diferente que antes”.

Explicó que anteriormente cualquier persona capturada por los agentes de la patrulla fronteriza era entregada al ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos), quien la liberaría de acuerdo a las políticas de inmigración. Pero ahora esto no es así debido al hacinamiento que existe en la patrulla fronteriza y en los centros de detención del ICE.

“Ahora, los agentes de la patrulla fronteriza están teniendo que liberar a los inmigrantes ilegales en el interior de Estados Unidos. Están abrumados”, dijo Morgan, y agregó que después de que los inmigrantes ilegales son liberados “nunca más se sabe nada de ellos”.

Esta semana, la patrulla fronteriza liberó a 250 inmigrantes y se espera que libere a cientos más debido a la afluencia de familias centroamericanas que causan hacinamiento en las instalaciones de inmigración, informó Los Angeles Times.

Los migrantes hondureños se reúnen en la terminal de autobuses de Gran Central Metropolitana para buscar la salida de una nueva caravana a Estados Unidos, en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, el 14 de enero de 2019. (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images)

La secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen advirtió a los legisladores a principios de este mes que “la inmigración ilegal simplemente se está saliendo de control y amenaza la seguridad pública y la seguridad nacional”.

“En febrero, vimos un aumento del 30 por ciento con respecto al mes anterior, y los agentes detuvieron o se encontraron con casi 75.000 inmigrantes”, dijo Nielsen ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes. “Esto representa un aumento del 80 por ciento con respecto al mismo período del año pasado. Y puedo informar hoy que el CBP pronostica que el problema empeorará aún más esta primavera a medida que el tiempo sea más cálido”.

Morgan, que también fue agente del FBI, cree que las lagunas en las leyes de asilo y los incentivos de estar en Estados Unidos son los culpables del nivel de la crisis.

“La inteligencia demostrará que no están huyendo de la violencia y la persecución como se discute en muchos puntos”, dijo. “La violencia en Guatemala, [y] todos los países centroamericanos, tienen tasas de homicidio muy bajas en general”.

Y añadió: “Vienen por dos razones: la igualdad económica [y] la reunificación familiar. Y saben que debido a nuestras leyes de asilo, si ponen un pie en suelo americano, tienen permitido que no se sepa nada de ellos”.

El exjefe de la patrulla fronteriza dijo que para manejar la crisis, las leyes de asilo deben ser enmendadas para requerir que cualquier persona que desee solicitar asilo en Estados Unidos haga la solicitud en México o en su país de origen.

Un agente de la patrulla fronteriza conduce a lo largo del cruce fronterizo de los Estados Unidos y México el 26 de enero de 2017 en San Ysidro, California. (DAVID MCNEW / AFP/Getty Images)

Emergencia Nacional

El presidente Donald Trump declaró una emergencia nacional en relación con la crisis en la frontera suroeste el 15 de febrero, citando la afluencia de extranjeros ilegales, drogas y armas a Estados Unidos.

El presidente había prometido previamente usar sus poderes legales de emergencia nacional si el Congreso no podía apropiarse de 5700 millones de dólares para la construcción del muro fronterizo, tal como lo solicitó el Departamento de Seguridad Nacional.

Su declaración permitió la transferencia de 3600 millones de dólares del presupuesto de construcción militar hacia la construcción de muros. El presidente también ordenó el traslado de otros 3100 millones de dólares, lo que no requería la declaración de una emergencia nacional.

Hans A. von Spakovsky, un alto miembro legal de la Heritage Foundation, escribió el 25 de febrero, que Trump “actuó solo después de que el Congreso se negara a cumplir con su deber de proteger al país y proporcionar los recursos necesarios para asegurar la frontera”.

“Cualquiera que crea que esto no es una crisis genuina está ignorando la realidad. Se acerca a lo que muchos consideran una invasión sin control: miles de extranjeros ilegales, criminales peligrosos, traficantes de drogas y traficantes de sexo cruzan la frontera todos los días”, escribió Spakovsky en su artículo.

El 14 de marzo, el Senado votó 59-41 sobre una resolución para terminar la declaración de emergencia de Trump, donde 12 republicanos se unieron a todos los demócratas para aprobar la medida. La misma resolución ya fue aprobada en la Cámara el 26 de febrero.

En respuesta a la resolución, Trump emitió el primer veto de su presidencia el 15 de marzo, para anular la resolución del Congreso. Hizo el anuncio en la oficina oval rodeado de agentes del seguridad y madres de personas asesinadas por inmigrantes ilegales.

“Hoy vetaré esta resolución. El Congreso tiene la libertad de aprobar esta resolución y yo tengo el deber de vetarla”, dijo Trump, calificando la resolución del Congreso de “imprudente” y “peligrosa”.

“La gente odia la palabra invasión, pero eso es lo que es”, dijo el presidente y agregó que “ya no queda ningún lugar para retener a toda la gente que estamos capturando”.

Además, Morgan dijo previamente a “Tucker Carlson Tonight” de Fox News: que apoya el muro fronterizo.

“Si miras en el pasado, no tienes que retroceder demasiado en la historia, esa legislación bipartidista que se aprobó, la Ley del Cerco Seguro en 2006 y 2012, la legislación bipartidista aprobada donde se construyó el muro o la cerca o la barrera física, como quieras llamarlo, es un muro. Funciona”, dijo Morgan el 7 de enero.

**************************************

A continuación:

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS