Juez federal falla en contra de reclamo sobre inmunidad natural que impugna norma de vacunación

Por Jack Phillips
10 de Octubre de 2021
Actualizado: 10 de Octubre de 2021

El 8 de octubre, un juez federal rechazó una solicitud para bloquear la norma de vacunación pandémica de la Universidad Estatal de Michigan. Dicha solicitud se respaldaba en pruebas de anticuerpos de una persona recuperada.

Una empleada de la escuela, Jeanna Norris, presentó una demanda contra la norma y le pidió a un juez que interviniera sobre la base de que ya había contraído el COVID-19 y se había recuperado. Presentó dos pruebas de anticuerpos que mostraban su infección anterior, mientras que sus médicos le dijeron que no necesitaba vacunarse en este momento.

A pesar de la inmunidad natural, Norris enfrenta el despido de la universidad por no cumplir con la regla de la escuela que exige a todos los estudiantes y al personal que se vacunen, a menos que tengan una exención médica o religiosa.

El juez federal de distrito Paul Maloney, designado por el expresidente George W. Bush, rechazó su demanda. La norma, dijo Maloney, no violó sus derechos fundamentales y señaló un fallo de la Corte Suprema de 1905.

“Este tribunal debe aplicar la ley del Tribunal Supremo: Jacobson aplicó esencialmente la revisión de base racional y encontró que la norma de vacunación era racional para ‘proteger la salud pública y la seguridad pública'”, dijo Maloney en su orden. “El Tribunal no puede ignorar este precedente vinculante”.

Algunos estudios han demostrado que la inmunidad natural proporcionada por una infección previa por COVID-19 entrega una protección más duradera y fuerte contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino). Un estudio israelí publicado en agosto comparó a las personas que habían tenido una infección previa con las que recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech y descubrió que su “análisis demostró que la inmunidad natural brinda una protección más duradera y más fuerte contra la infección, las enfermedades sintomáticas y la hospitalización debido a la variante delta”.

“Este es el estudio observacional más grande del mundo real que compara la inmunidad natural, obtenida a través de una infección previa por SARS-CoV-2, con la inmunidad inducida por la vacuna, proporcionada por la vacuna de ARNm BNT162b2”, dijo el estudio.

Los abogados de Norris le dijeron al Washington Times que está considerando alternativas legales.

“La Sra. Norris interpuso valientemente esta demanda para reivindicar los derechos constitucionales de las personas con inmunidad adquirida de forma natural al COVID-19, personas que están sujetas a mandatos de vacunación irracionales”, dijo al periódico Jenin Younes, un abogado que trabaja para la New Civil Liberties Alliance, que representa a Norris. “Aunque estamos decepcionados por la orden de hoy, nos comprometemos a luchar por los derechos de los estadounidenses, recuperados del COVID-19, a rechazar una vacuna médicamente innecesaria sin tener que sacrificar sus medios de vida”.

El dictamen se produce pocos días después de que un juez federal de California falló en contra de un profesor que argumentó que su infección anterior de COVID debería eximirlo del requisito de vacunación de la Universidad de California.

Los funcionarios del estado de Michigan no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS