Juez federal otorga orden judicial contra decreto de vacunación de NY para los trabajadores de la salud

En un caso separado, otro juez rechazó la impugnación por prejuicios raciales al sistema de pasaportes de la ciudad de Nueva York
Por Zachary Stieber
12 de Octubre de 2021 8:29 PM Actualizado: 12 de Octubre de 2021 8:29 PM

Un juez federal falló el martes a favor de 17 trabajadores de la salud del estado de Nueva York que invocaron razones religiosas para rechazar la vacuna anti-COVID.

El juez dijo que los acusados, funcionarios estatales, no explicaron adecuadamente por qué a los trabajadores se les negó la exención religiosa a una norma de vacunación impuesta en agosto.

“No hay una explicación adecuada por parte de los demandados acerca de por qué el ‘ajuste razonable’ que debe extenderse a un trabajador sanitario exento por razones médicas en virtud del artículo 2.61 no podría extenderse igualmente a un trabajador sanitario con una objeción religiosa sincera”, escribió el juez de distrito de EE.UU. David Hurd, un candidato de Clinton, en una sentencia de 27 páginas, concediendo una orden judicial preliminar y permitiendo a los trabajadores proceder bajo seudónimos.

Los demandantes argumentaron que el decreto del 26 de agosto emitido por el estado, o § 2.61, violó sus derechos constitucionales porque esencialmente les prohíbe a los empleadores tomar en cuenta las exenciones religiosas.

Hurd estuvo de acuerdo y dijo que la pregunta principal es si el decreto del estado “entra en conflicto con el derecho de los demandantes, protegido por el gobierno federal, y de otros individuos, a buscar una concesión religiosa de sus empleadores”.

“La respuesta a esta pregunta es claramente sí. Los demandantes han establecido que § 2.61 entra en conflicto con las protecciones federales de larga data para las creencias religiosas y que ellos y otros sufrirán un daño irreparable en ausencia de medidas cautelares”, agregó.

La Sociedad Thomas More representa a los trabajadores sanitarios. Stephen Crampton, un abogado de Thomas Moore, dijo que el fallo “es claramente una decisión que apoya los derechos constitucionales de estos trabajadores médicos cuyas solicitudes de exención religiosa al decreto de vacunación fueron rechazadas por la gobernadora [Kathy] Hochul y su administración”.

Hochul, una demócrata, dijo en un comunicado: “Mi responsabilidad como gobernadora es proteger a la gente de este estado, y exigir que los trabajadores de la salud se vacunen. Respaldo este decreto y lucharé contra esta decisión en los tribunales para mantener seguros a los neoyorquinos”.

En una decisión separada publicada el martes, un juez federal diferente rechazó una impugnación al sistema de acreditación de la vacuna COVID-19 de la ciudad de Nueva York.

Los demandantes en el caso, un grupo de dueños de negocios y otras personas que trabajan y viven en la ciudad, dijeron que las órdenes ejecutivas que obligaban a muchas empresas a exigir pruebas de vacunación para ingresar a sus locales violaban sus derechos constitucionales.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, un demócrata, ordenó en agosto que los restaurantes, gimnasios y lugares de entretenimiento bajo techo comenzaran a prohibir a las personas que no estén vacunadas contra el virus que causa COVID-19. La orden estableció un sistema llamado Key to NYC que ayuda a implementar los nuevos requisitos.

La orden ejecutiva de emergencia (OEE), junto con otras dos órdenes, obliga a los neoyorquinos sin vacunar debido a sus creencias religiosas a no poder salir a cenar o a hacer ejercicio, afirmaron los demandantes. También prohíbe el acceso a muchos establecimientos a quienes gozan de la llamada inmunidad natural, o protección posterior a la infección contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

Los niveles de vacunación son mucho más bajos entre las minorías de Nueva York, se afirmaba también en una acción que buscaba bloquear la orden.

Pero el juez federal de distrito Brian Cogan, nominado por George W. Bush, rechazó los argumentos y dijo que no impondría una orden judicial preliminar contra la orden.

Aviso que exige la vacuna para entrar a un restaurante en Nueva York, el 7 de septiembre de 2021. (Chung I Ho/The Epoch Times)

Cogan dictaminó que la ciudad tiene “justificaciones racionales” para las órdenes, incluido el aumento de casos de COVID-19 visto después de que la variante delta se hizo prevalente en los Estados Unidos y el aumento de casos registrados entre las personas que recibieron una vacuna.

Las órdenes no discriminan racialmente ni discriminan a ciertas religiones, agregó Cogan en un fallo de 27 páginas, fechado el 10 de octubre y publicado el 12 de octubre, porque diferencian únicamente entre los vacunados y los no vacunados.

Además, el juez citó el fallo de la Corte Suprema de 1905 en Jacobson v. Massachusetts al decir que las personas no tienen el derecho fundamental de rechazar la vacunación.

“Este caso es incluso más fácil que el de Jacobson porque la ciudad ‘no requiere que todos los miembros adultos del público estén vacunados’”, escribió Cogan, citando un fallo más reciente. “En cambio, la vacunación es simplemente necesaria para aquellos que desean obtener o retener el acceso a ‘instalaciones cubiertas’. Por lo tanto, estas OEE no están obligando a los neoyorquinos a vacunarse. Simplemente están imponiendo restricciones a quienes eligen no hacerlo”.

El juez también consideró insuficientes los intentos de enmarcar las órdenes como una violación de los derechos de los demandantes a ejercer una ocupación elegida, criar a los hijos y afectar negativamente la eficiencia empresarial.

“Estamos complacidos con la decisión. Key2NYC es una herramienta integral para que más personas se vacunen y para la recuperación de la ciudad”, dijo un portavoz del Departamento Legal de la Ciudad de Nueva York a The Epoch Times en un correo electrónico.

Rob DeLuca y Alison Marchese, dos de los demandantes, le dijeron a The Epoch Times por correo electrónico: “Si bien estamos decepcionados con la decisión de hoy, en breve presentaremos un Aviso de Apelación y tenemos la intención de luchar hasta llegar al Tribunal Supremo de Estados Unidos”.

“Pedimos a todos los patriotas que se unan a nosotros contribuyendo con todo lo que puedan en nuestro link de financiación colectiva. También pedimos a todos los restaurantes que se unan a IROAR para darnos una fuerza aún mayor”, agregaron.

Corrección: Una versión anterior de este artículo atribuía erróneamente una cita. Rob DeLuca y Alison Marchese, dos de los demandantes, reaccionaron a la sentencia. El Epoch Times lamenta el error.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.