Juez federal rechaza esfuerzos de Oregon para bloquear arrestos federales de manifestantes en Portland

Por Janita Kan
25 de Julio de 2020
Actualizado: 25 de Julio de 2020

Un juez federal negó un esfuerzo de la fiscal general de Oregón que buscaba evitar que los agentes federales del orden público hicieran arrestos durante los disturbios violentos en Portland.

La semana pasada, la fiscal general de Oregón, Ellen Rosenblum, presentó una demanda contra varias agencias federales alegando que sus agentes implementaron tácticas policiales que violaron los derechos constitucionales de los residentes del estado. En particular, acusó a los agentes de detener presuntamente a los manifestantes en las calles de Portland y de colocarlos en vehículos camuflados sin causa probable.

Rosenblum pidió a la corte una orden de alejamiento temporal para impedir que los agentes utilizaran esas tácticas, para prohibir las detenciones sin causa probable, y para ordenar que los agentes se identifiquen a sí mismos y a su agencia antes de detener a una persona.

El juez de Distrito de EE. UU. Michael Mosman rechazó la solicitud el viernes, diciendo en su fallo de 14 páginas (pdf) que el estado carecía de la capacidad de presentar un caso en nombre de los manifestantes, también conocido como postura, en parte porque Rosenblum no demostró que el interés del estado había sido perjudicado.

“En primer lugar, aunque se trata de denuncias de daños causados a los manifestantes por los agentes del orden público, ningún manifestante es un demandante aquí”, escribió Mosman en su fallo. “En segundo lugar, no está buscando reparación por ningún daño que se haya hecho a los manifestantes. En su lugar, pide una orden judicial contra una conducta futura, la cual también es una forma excepcional de protección”.

Rosenblum dijo que estaba decepcionada por la decisión de Mosman pero prometió seguir luchando.

“Aunque respeto al Juez Mosman, me gustaría hacer esta pregunta: Si el estado de Oregón no tiene la capacidad de impedir esta conducta inconstitucional de agentes federales no identificados que pisotean a sus ciudadanos, ¿quién la tiene? Los individuos maltratados por estos agentes federales pueden demandar por daños y perjuicios, pero no pueden conseguir que un juez frene esta conducta ilegal de manera más general. El fallo de hoy sugiere que podría no haber recurso en nombre de nuestro estado, y si es así, es extremadamente preocupante”, dijo en un comunicado.

La decisión de la administración Trump de enviar agentes federales a Portland, Oregón, para proteger los edificios y monumentos federales fue objeto de un amplio escrutinio. La ciudad atestiguó más de 55 días consecutivos de disturbios y violencia. Los disturbios comenzaron en la ciudad a finales de mayo tras la muerte de George Floyd, pero los funcionarios locales y estatales dijeron que los disturbios se intensificaron aún más luego de que las fuerzas federales fueran enviadas a la ciudad.

Los funcionarios locales y estatales y los legisladores del Congreso criticaron duramente a la administración Trump, haciendo acusaciones de que los agentes federales estaban involucrados en tácticas “inconstitucionales” al arrestar a los manifestantes. Esos manifestantes alegaron que agentes federales que llevaban camuflaje y equipo táctico sin insignias de identificación detenían a las personas y las colocaban en vehículos camuflados sin indicar el motivo de la detención, de acuerdo con varios informes presentados a los medios de comunicación.

La exactitud de esos reportajes fue puesta en duda por el secretario interino del Departamento de Seguridad Interior, Chad Wolf, quien afirma que los agentes federales llevan camuflaje múltiple con insignias que dicen “Policía” y que las operaciones solo se dirigen y arrestan a personas que fueron identificadas como autores de actos delictivos.

Estos reportajes dieron lugar a varias demandas contra la administración Trump, incluyendo la de Rosenblum.

En un caso separado el jueves, un juez federal concedió una orden de restricción temporal solicitada por un grupo de periodistas y observadores legales. Esa demanda acusa a los agentes federales del orden público de agredir e intimidar a los periodistas y observadores legales, y de impedirles reportar sobre los acontecimientos durante las protestas y disturbios en Portland.

El juez de ese caso, Michael Simon, ordenó a los agentes federales que dejaran de arrestar, amenazar con arrestar o utilizar la fuerza física contra los periodistas y los observadores legales. También se les impidió incautar bienes y equipo a los periodistas y observadores legales, como equipo fotográfico, equipo de grabación de audio o vídeo o pases de prensa. Simon también dictaminó que los periodistas y los observadores legales no necesitan seguir órdenes para dispersarse.

“Sin periodistas y observadores legales, solo existe el lado de la historia del gobierno para explicar por qué se declaró un ‘motín’ y se ‘cerraron’ las calles públicas, y si los agentes del orden público actuaron correctamente al ejecutar esa orden”, escribió Simon en su orden (pdf).

Se espera que esa orden expire después de 14 días.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS