Jueza federal deniega la petición de sospechoso en el caso del ataque a Paul Pelosi

Por Jack Phillips
21 de Julio de 2023 3:51 PM Actualizado: 21 de Julio de 2023 3:51 PM

Esta semana, una jueza federal denegó la petición de los abogados de David DePape, sospechoso del ataque a Paul Pelosi, de trasladar su juicio fuera de la zona de la Bahía de California, según una nueva presentación judicial.

El Sr. DePape se enfrenta a cargos estatales y federales por un incidente ocurrido en octubre de 2022, en el que presuntamente atacó al Sr. Pelosi, esposo de la expresidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), dentro de su casa de San Francisco. También se le acusa de amenazar con secuestrar a la Sra. Pelosi y a otros funcionarios, aunque se ha declarado inocente de los cargos.

El mes pasado, los abogados del Sr. DePape presentaron un escrito en el que alegaban que el jurado de San Francisco sería parcial y pedían que el juicio se trasladara a Eureka, California, una pequeña ciudad situada en el noroeste de California. Argumentaron, en parte, que debido a la prominencia de la Sra. Pelosi en el distrito, impediría que el sospechoso tuviera un juicio justo.

Pero la jueza Jacqueline Scott Corley denegó el miércoles su moción y dijo que era probable que los habitantes de Eureka estuvieran expuestos al caso debido a la importante cobertura mediática que recibió. Observando que el grupo de posibles jurados en Eureka es menor que en San Francisco, la juez dijo que la “razón principal es que creo que sería muy difícil encontrar un jurado justo e imparcial frente al que tenemos aquí”.

El juez Corley señaló que sólo había 300,000 personas en el grupo de jurados de Eureka, en comparación con los cerca de 5.5 millones de habitantes del Área de la Bahía, una de las mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos.

“Tenemos mucha más gente entre la que elegir”, dijo el juez Corley. “Si recurres a un grupo más amplio, tienes más probabilidades de dar con personas imparciales”.

La abogada del Sr. DePape, Angela Chuang, argumentó que los posibles jurados de Eureka, sin embargo, estaban menos “familiarizados” con el caso y citó una encuesta según la cual allí había menos gente que hubiera visto la cobertura mediática del incidente. Muchas personas de la zona de la Bahía, señaló, fueron representadas por la Sra. Pelosi durante las últimas décadas en que ha sido congresista.

“Sería muy, muy difícil para ellos permanecer imparciales. [Nancy Pelosi] es muy popular”, dijo la Sra. Chuang, según el Courthouse News Service.

Sin embargo, la jueza no estaba convencida. “No me convence en absoluto que no podamos encontrar jurados aquí sólo porque Pelosi fuera su congresista”, respondió el juez Corley, añadiendo que no importaba que la congresista demócrata representara a un posible jurado porque no hay ninguna garantía de que éste votara por ella.

Otro de los abogados del Sr. DePape, Jodi Linker, afirmó que la publicidad de los medios de comunicación de la bahía de San Francisco era incendiaria y tendenciosa contra él.

“Los medios de comunicación locales recibieron imágenes de video del incidente, así como una grabación de audio de un interrogatorio policial que tuvo lugar poco después de la detención del Sr. DePape, en el que hizo declaraciones incriminatorias”, según un escrito de su equipo. “Los medios de comunicación locales también se han centrado en las creencias políticas presuntamente intolerantes del Sr. DePape, envenenando aún más el pozo de la zona de la Bahía. Y las encuestas muestran que una proporción muy alta de los posibles jurados del Área de la Bahía creen que el Sr. DePape ya es culpable”.

Paul Pelosi (izq.) y la entonces líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), asisten a la Cena de Corresponsales de la Casa Blanca, en el Washington Hilton, el 28 de abril de 2018. (Tasos Katopodis/Getty Images)

El escrito añadía que “la amplia, perjudicial e incendiaria cobertura mediática en la zona de la Bahía de San Francisco de la presunta conducta delictiva del Sr. DePape; la singular prominencia local de Nancy Pelosi; la publicación y difusión de una grabación de la confesión del Sr. DePape durante un interrogatorio policial; y el intervalo relativamente breve entre este incidente y el juicio” justifican el traslado de la sede fuera de la división de San Francisco.

Los medios de comunicación locales del Área de la Bahía han afirmado que el Sr. DePape es también un “defensor del odio de derecha” que tiene opiniones racistas, antisemitas y homófobas, escribió la Sra. Linker.

Previamente este año, las grabaciones de las cámaras corporales de la policía parecían mostrar al Sr. DePape y al Sr. Pelosi hablando con los policías antes de que el sospechoso pareciera golpear al anciano en la cabeza con un martillo, antes de que la policía se precipitara para detener al Sr. DePape.

A principios de este año también se difundieron imágenes de vigilancia anteriores al ataque, en las que presuntamente se veía al Sr. DePape rebuscando en una bolsa de objetos antes de romper una ventana de la casa de los Pelosi. Funcionarios de la Policía del Capitolio de EE.U  U. confirmaron que tenía cámaras fuera de la casa de Pelosi, pero que no estaban siendo vigiladas en el momento del allanamiento.

La teniente de policía Carla Hurley, que habló con el Sr. DePape tras el ataque, declaró durante la audiencia judicial del 14 de diciembre que el acusado quería romperle las rótulas de la Sra. Pelosi y ponerla en una silla de ruedas. También tenía otros objetivos, entre ellos el gobernador de California, Gavin Newsom, dijo.

Los funcionarios federales alegaron que el Sr. DePape, ciudadano canadiense que, al parecer, se encontraba ilegalmente en Estados Unidos tras haber rebasado la duración de su visado, dijo a los investigadores que quería secuestrar a la Sra. Pelosi y que quería hablar con ella. Describieron el ataque como motivado políticamente, mientras que miembros de la familia del Sr. DePape han hablado con los medios de comunicación y han cuestionado la narrativa oficial en torno al incidente.

A principios de 2023, el Sr. DePape telefoneó al noticiario local KATU-TV y dijo que había perpetrado el atentado porque “la libertad no está muriendo, la están matando sistemática y deliberadamente”. Añadió que quienes están matando la libertad tienen “nombres y direcciones”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.