Juicio a independentistas catalanes: Oriol Junqueras enfrenta el primer interrogatorio

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
14 de Febrero de 2019 Actualizado: 14 de Febrero de 2019

Tras el desarrollo del cuarto día de “Proces”, el juicio a los doce líderes catalanes juzgados en España por sus presuntas acciones violentas e ilegales que promovieron la rebelión, sedición y malversación de fondos del Estado durante la carrera independentista de 2017, se dio comienzo hoy al interrogatorio a los acusados.

El líder catalán Oriol Junqueras, principal acusado, inició su discurso con una posición férrea de estar en una “situación de indefensión” y de ser un “preso político”, sin embargo más tarde aceptó que hubo una violencia “imposible prever”.  Se criticó el hecho que no habría dado respuestas a las acusaciones de ilegalidad que afronta.

En el banquillo figuran en total nueve exconsejeros, una expresidenta del Parlamento y dos dirigentes de movimientos sociales que cargan 1.800 folios de escritos de defensas y más de 300 de acusación.

Los acusados, incluyendo Junqueras, habían antepuerto en principio una vulneración al derecho de defensa, y vulneración a los derechos fundamentales y derechos de juez imparcial, a lo que Pedro Fernández, el letrado representante de Vox, parte acusatoria, respondió ayer en el Tribunal.

“La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten y los acusados a nuestro juicio han venido ejerciendo sus derechos del modo que las leyes no le permitían y por tanto no estamos ante una vulneración de derechos fundamentales sino ante conductas antijurídicas de los acusados”, dijo Fernández.

Javier Zaragoza y Fidel Cadena, los dos representantes del Ministerio Público, insinuaron además que los letrados de los acusados introdujeron en sus intervenciones datos falsos sobre el procedimiento. “La idea de que son perseguidos por sus ideas es una falacia colosal”, advirtieron, agregando que no existe el derecho de autodeterminación, reportó Noticias de Gipuzkoa.

El ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras intercambia documentos con su abogado Andreu Van Den Eynde antes de su juicio junto con otros líderes separatistas en la Corte Suprema el 12 de febrero de 2019 en Madrid, España. Doce líderes separatistas catalanes están siendo juzgados por sus papeles durante el fallido intento de separar a Cataluña de España en octubre de 2017 y podrían enfrentar hasta 25 años de prisión. (Foto por Emilio Naranjo – Piscina / Getty Images)

Oriol Junqueras

El día de hoy fue el turno del interrogatorio del Exvicepresidente y responsable de Economía y Hacienda quien está en prisión provisional desde el 2 de noviembre de 2017.

Junqueras habló en español pese a su derecho a hacerlo en catalán y dijo que ue “seguirá intentando” el derecho a la autodeterminación de Cataluña “sea cual sea el resultado”, según La Sexta.

El líder del partido Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) defendió su proceso de legalizar el referéndum y aseguró que no se trató de un alzamiento violento ni rebelión. “Nadie puede tener duda alguna de que siempre hemos rechazado la violencia”.

Junqueras respondió en relación a lo que sucedió el 1 de octubre de 2017, durante la celebración del referéndum considerado ilegal y reconoció la violencia. “Yo vi y todo el mundo vio y toda la opinión pública nacional ha visto y todos los medios lo recogieron… la violencia con la que se comportaron algunos miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional“, según El Economista.

Era imposible prever, teniendo en cuenta la experiencia previa, que hubiese algunos miembros de la Policía y la Guardia Civil que actuasen con una violencia que era francamente innecesaria”.

Los fiscales ayer recordaron que el juicio es producto de que “se incumplió la ley, se pretendió declarar la independencia” de Cataluña “en contra de la Constitución, se convocó un referéndum ilegal y se creó una legislación paralela y todo ello se hizo bajo el paraguas de la violencia”.

Además acusaron que se produjo un “cóctel explosivo de unilateralidad”, donde el papel de los Mossos d’Esquadra resultó clave porque “se ponen completamente al lado de la rebelión”.

La fiscalía expuso ayer su acusación pidiendo contra Junqueras 25 años de cárcel por rebelión agravada y la abogacia del Estado reclamó 12 años de cárcel por sedición y malversación.

En ausencia de Carles Puigdemont, que escapó de España, Junqueras es la cabeza visible que impulsó el referéndum y la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

A Junqueras se le denomina responsable último de la preparación y ejecución del día 1-O independentista pese a los riesgos en la seguridad evidenciados por los Mossos, las fuerzas policiales en Cataluña. A propuesta de su departamento (bajo el que se ocultaron gastos del referéndum) se aprobaron las normas y las previsiones necesarias para el 1-O. “Junto con Puigdemont, envió una carta a todos los alcaldes de Cataluña para que cediesen los centros de votación y dejó de remitir información contable al Ministerio de Hacienda”, reportó La Sexta.

Según los fiscales, Cataluña no es solo de los independentistas y que “el derecho a votar no se ejerce cuando un colectivo de ciudadanos lo desee, ni en cualquier momento, de cualquier modo y sobre cualquier aspecto”, matizaron. En la corte se refirieron al manifiesto firmado por 120 catedráticos de Derecho Penal que defienden la actuación de los dirigentes catalanes sin embargo en la realidad advirtieron que “solo firman un 15% de los catedráticos que hay y precisamente no son los de mayor prestigio”.

Carme Forcadell

La Fiscalía pidió 17 años por rebelión y la Abogacia del Estado 10 años por sedición, a Carme Forcadell. primero presidenta de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y después del Parlamento. Está en prisión desde el pasado marzo cuando fue procesada por rebelión.

“Bajo su presidencia, la Mesa del Parlament dio luz verde a la tramitación de las iniciativas que, durante los turbulentos 6 y 7 de septiembre, acabarían convirtiéndose en las denominadas leyes de desconexión del Estado”, destacó La Sexta.

Jordi Sánchez y Jordi Cuixart

La Fiscalía pide por ambos acusados 17 años por rebelión, y la Abogacía, 8 años por sedición

Se les considera “promotores”, en su caso como responsables de la vertiente social del ‘procés’ en su condición de líderes de ANC y Òmnium Cultural, las asociaciones soberanistas que jugaron un “papel crucial” como instrumento de presión al Estado.

“Su actuación fue esencial en el acoso a la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017, cuando se impidió la actuación de la comisión judicial que estaba registrando el edificio. Una actuación dirigida y consentida por “Los Jordis”, acusados también de alentar a los ciudadanos a ocupar los centros de votación el 1-O para impedir la actuación policial”, reportó La Sexta.

A continuación

Cómo el régimen comunista negó la responsabilidad de todas sus masacres

TE RECOMENDAMOS