Kiev censura propuesta francesa de abordar los temores rusos de seguridad por la expansión de la OTAN

Por Adam Morrow
05 de Diciembre de 2022 4:46 PM Actualizado: 05 de Diciembre de 2022 4:48 PM

Kiev censuró una propuesta francesa de proporcionar a Rusia “garantías de seguridad” destinadas a abordar las preocupaciones de larga data de Moscú sobre una mayor expansión hacia el este de la alianza de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

De acuerdo con los funcionarios ucranianos, Moscú, y no la OTAN, debería proporcionar garantías de seguridad.

“[El] mundo civilizado necesita ‘garantías de seguridad’ frente a [las] bárbaras intenciones de la Rusia post-Putin”, declaró Mikhailo Podoliak, asesor del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, a través de Twitter el 4 de diciembre.

Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, expresó sentimientos similares, declarando también en Twitter que una Rusia “desnuclearizada y desmilitarizada” era la mejor garantía para la paz mundial.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski (i), el presidente francés, Emmanuel Macron (c), y el presidente ruso, Vladímir Putin (d), llegan al Palacio del Elíseo para asistir a una reunión sobre Ucrania con el canciller alemán, el 9 de diciembre de 2019 en París. El presidente ruso mantendrá por primera vez conversaciones formales con su homólogo ucraniano sobre el conflicto en el este de Ucrania, en una cumbre muy esperada en París. (Thibault Camus / POOL / AFP vía Getty Images)

El presidente francés, Emmanuel Macron, lanzó recientemente la controvertida propuesta con la esperanza de llevar a Moscú a la mesa de negociaciones.

El 3 de diciembre, Macron propuso extender “garantías de seguridad” a Rusia a cambio de que esta última ponga fin a su “operación militar especial” en Ucrania, que ya ha durado diez meses.

“Uno de los puntos esenciales que debemos abordar, como siempre ha dicho [el presidente ruso Vladimir] Putin, es el temor de que la OTAN llegue hasta sus puertas, y el despliegue de armas [por parte de la OTAN] que podrían amenazar a Rusia”, dijo el presidente francés.

Desde el colapso de la Unión Soviética en 1991, la alianza militar occidental no ha dejado de expandirse hacia el este, acercándose cada vez más a la frontera rusa.

En 1999, Hungría, Polonia y la República Checa se convirtieron en miembros de la OTAN. Otros siete países, incluidos los tres Estados bálticos, se unieron a la alianza cinco años más tarde.

Desde entonces, para creciente consternación de Moscú, otros cuatro países —todos en los Balcanes— se han convertido también en miembros de la alianza.

Moscú, por su parte, insiste desde hace tiempo en que la incorporación a la OTAN de antiguas repúblicas soviéticas —como Ucrania— representa una amenaza directa para su seguridad nacional.

“Nosotros tenemos que preparar lo que estamos dispuestos a hacer, cómo protegemos a nuestros aliados y Estados miembros, y cómo dar garantías a Rusia el día que vuelva a la mesa de negociaciones”, dijo Macron en declaraciones al canal de televisión francés TF1.

La “puerta está abierta” de parte de la OTAN, dice Stoltenberg

El 8 de febrero, solo unas semanas antes de que Rusia comenzara a enviar sus tropas a Ucrania, Putin dio una rueda de prensa conjunta con Macron durante el cual reiteró las exigencias de Moscú en materia de seguridad.

Dichas exigencias incluían el fin de la expansión de la OTAN hacia el este, el no despliegue de misiles cerca de las fronteras rusas y la reducción de la infraestructura militar europea de la OTAN.

En su momento, Washington calificó las demandas rusas de “inaceptables”.

Moscú también se opuso a cualquier actividad militar de la alianza occidental en el territorio de los estados con los que comparte fronteras.

Desde que comenzó la invasión de Ucrania a fines de febrero, funcionarios rusos han acusado repetidamente a la OTAN de operar programas clandestinos de armas biológicas dentro del territorio ucraniano.

La OTAN, junto con los principales Estados miembros, niega enérgicamente la acusación.

El 30 de septiembre, Moscú incorporó oficialmente cuatro regiones de Ucrania a la Federación Rusa tras la celebración de referendos. Desde entonces, Moscú considera las cuatro regiones territorio ruso.

Ucrania y sus aliados rechazan la legitimidad de la medida, que consideran una anexión ilegal de territorio por parte de Rusia.

Inmediatamente después de la polémica decisión de Moscú, Kiev solicitó formalmente el ingreso en la OTAN.

“Nosotros damos un paso decisivo al firmar la solicitud de adhesión acelerada de Ucrania a la OTAN”, declaró entonces Zelenski.

La semana pasada, el secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, declaró que la “puerta está abierta” de parte de la alianza y que “corresponde a los aliados de la OTAN y a los países aspirantes decidir sobre la adhesión”.

“Este es también el mensaje a Ucrania”, añadió Stoltenberg.

El 5 de diciembre, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió de las posibles “consecuencias catastróficas” de un enfrentamiento entre su país y Occidente.

“En el contexto de los esfuerzos de Occidente por contener a Rusia, la línea de Estados Unidos y de la OTAN en su conjunto para un enfrentamiento militar real con nosotros supone una grave amenaza”, declaró Lavrov, citado por la agencia turca Anadolu.

La subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Victoria Nuland, habla con los periodistas mientras asiste a la 29ª reunión del Consejo Ministerial de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) en Lodz, Polonia, el 1 de diciembre de 2022. Radoslaw Jozwiak / AFP vía Getty Images)

“No hay un socio dispuesto” a entablar conversaciones, dice Nuland

Victoria Nuland, subsecretaria de Asuntos Políticos de Estados Unidos, descartó la probabilidad de una solución negociada al conflicto en curso, al menos a corto plazo.

“La diplomacia es obviamente el objetivo de todos, pero hay que tener un socio dispuesto”, declaró Nuland el 3 de diciembre durante una visita a Kiev, donde ella se reunió con Zelenski y otros altos cargos ucranianos.

“Está muy claro, ya sea por [los ataques rusos a las infraestructuras energéticas ucranianas], ya por la retórica del Kremlin y la actitud general, que Putin no es sincero ni está dispuesto a serlo”, añadió.

Nuland desempeñó un papel clave en la “Euromaidán” de 2014 en Ucrania, respaldada por Washington, que expulsó del poder al presidente Víktor Yanukóvich, conocido por su proximidad a Moscú.

La semana pasada, en una rueda de prensa conjunta con Macron, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, condicionó las negociaciones con Moscú a una retirada total de Rusia de los territorios anexionados.

El Kremlin respondió diciendo que Putin estaba “abierto a las conversaciones”, pero rechazó los términos maximalistas de Biden para poner fin al conflicto.

Washington “sigue sin reconocer los nuevos territorios que se unieron a la Federación Rusa”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

“Eso hace que la búsqueda de posibles motivos de discusión sea mucho más difícil”, añadió Peskov.

En una entrevista del 5 de diciembre, Macron declaró que la “única forma” de resolver el conflicto era “mediante negociaciones”.

“No veo una opción militar sobre el terreno”, añadió el presidente francés en declaraciones al canal de noticias estadounidense CBS.

Con información de Reuters y Associated Press


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.