Kona N, el pequeño “diablillo” de Hyundai

Por Roger Rivero
22 de Septiembre de 2022 12:55 PM Actualizado: 22 de Septiembre de 2022 12:55 PM

Ante algún despecho amoroso escuché decir en más de una ocasión durante mi adolescencia aquello de que: “un clavo saca a otro clavo”.

Hyundai comunicó el pasado año que su hatchback Veloster saldría de la alineación, aunque dejarían con vida la versión de rendimiento Veloster N, para consuelo de los entusiastas. El compromiso ha perdurado poco, y a pesar de nuestros corazones rotos, también el Veloster N va camino a la extinción.

Este ha sido uno de nuestros hatchback preferidos, y Hyundai justifica su decisión de sacar al Veloster de circulación, obligado por la introducción de los Elantra y Kona N.

Esta semana la he estado probando un Kona N, que en términos amorosos sería el “clavo” que vino a sanar la herida por la pérdida del Veloster N. ¿Cómo ha quedado mi corazón? Les cuento en el resto de esta reseña, pero puedo adelantarles que es cierto: “un clavo saca a otro”.

Desde afuera y por dentro

El Hyundai Kona es un pequeño SUV sub compacto de apariencia moderna y aguda. Este año hay algunos cambios en su aspecto, que resulta ahora algo más vertical y robusto, pero es solo eso, apariencia.

Al frente se notan los cambios en la nueva parrilla, ahora más audaz y luces de marcha LED revisadas, que le dan al vehículo una nueva rúbrica luminosa. Hyundai realza las fascias delantera y trasera con “placas protectoras” que son más para la apariencia que para la protección de la parte inferior de la carrocería.

Esta protección no está presente en el Kona N, y junto a las insignias “N” en la parrilla, las pinzas de los frenos y la parte inferior de la carrocería, así como un alerón trasero, son las únicas diferencias exteriores entre el Kona N y el resto de los modelos Kona.

El interior está solo disponible en negro, y los materiales se conjugan inteligentemente para disimular en lo posible algunos plásticos duros. Hay costuras y varios detalles de color azul, que junto a un botón rojo en el volante marcado con letras NGS, se encargan de “alegrar” en algo el entorno.

Los asientos delanteros del Kona N son deportivos, bastante cómodos y de excelente soporte. Los asientos traseros tienen menos comodidad y puede que adultos se sientan allí algo ceñidos, a pesar de tener 35 pulgadas u 89 centímetros para estirar los pies. La capacidad de carga, aunque poca, es típica para este tipo de autos.

Equipamiento y seguridad

La pantalla táctil para el sistema de información y entretenimiento es de 8 pulgadas, pero este año han agregado una mayor –10.25 pulgadas– con navegación y un grupo de instrumentos digitales del mismo tamaño, que vienen de forma estándar en los Kona Limited y Kona N.

Controlar el sistema es tarea sencilla, pues además de la pantalla táctil, han dejado suficientes botones físicos para lidiar con las funciones de clima y audio. La interfaz es clara y no cuesta trabajo aclimatarse a ella, aunque nos hubiera gustado ver respuestas más rápidas a nuestras entradas.

El Kona N es compatible con Android Auto y Apple CarPlay, pero curiosamente no de forma inalámbrica. Acoto que “curiosamente” pues tanto los Kona SE, SEL y N Line viene con esta opción. Hay una almohadilla para carga de dispositivos inalámbricos y dos puntos de carga USB en la parte delantera y uno en la parte trasera. Además, para mi sorpresa y alegría encontré una toma de corriente de 12 voltios, una amenidad cada día más difícil de hallar en los autos.

A pesar de su pequeño tamaño y en contra de la creencia popular de que los autos pequeños son más peligrosos en caso de un accidente, este Kona se alza con excelentes calificaciones en las pruebas de choque del gobierno y el Instituto de Seguros para la Seguridad Vial.

Las principales prestaciones de seguridad vienen todas incluidas, y dejan de forma opcional el monitoreo de punto ciego, los sensores de estacionamiento, la alerta de tráfico cruzando en la parte posterior y el asistente de salida segura del auto.

En la carretera

El SUV sub compacto Kona es un miembro relativamente nuevo en la familia Hyundai. Fue lanzado en el 2018 y su carrera ha sido exitosa, tanto así, que el pasado año terminó en el quinto lugar en ventas en su categoría.

Hyundai ha decidido “tocarlo con la varita mágica del rendimiento” y nos presenta el Kona N, un “diablillo” bullicioso y retozón, que se comporta civilizadamente en la ciudad, pero está listo para hacer que la adrenalina fluya en un circuito de carreras.

El Kona N se monta en una plataforma que ya tiene cuatro años, y curiosamente, es el único modelo de esta familia de pequeños SUV que no está disponible con tracción total o AWD, una opción interesante dado el propósito del vehículo.

Para lograr el manejo cortante y muy ajustado, el Kona N recibió un refuerzo adicional en la carrocería mediante el aumento de soldaduras. Le mejoraron aún más su suspensión controlada electrónicamente con resortes y amortiguadores únicos. Los frenos ajustados al rendimiento del Kona N se combinaron con los neumáticos de verano Pirelli P-Zero, logrando un excelente agarre en las curvas.

Todas estas modificaciones han logrado crear un SUV deportivo, equilibrado y divertido de conducir, ¿pero qué sería de un buen chasis sin un buen motor?

El Kona N cuenta con el motor más potente de la gama Kona. Es un 4 cilindros turbo alimentado de 2.0 litros que produce 276 caballos de potencia y 289 libras-pie de torque. Hay otros dos motores de 147 y 195 caballos que utilizan en otras versiones del 2022 Kona.

Al igual que otros modelos N del fabricante, Hyundai equipa al Kona N con una transmisión DCT N húmeda de 8 velocidades, sin que exista una opción de transmisión manual.

Apretando con fuerza el acelerador descubres que luego del pequeño retraso del turbo, el Kona N se dispara presto para poner una sonrisa en el rostro de quien conduce. Pero si realmente quiere poner las cosas en modo “agitación total”, simplemente presione uno de los botones de “Modo N” en el volante y el panel de instrumentos digital cambiará a una lectura más deportiva, con un gran tacómetro en el centro flanqueado por indicadores de temperatura del motor y del aceite y un medidor de fuerza “G”.

En este modo la suspensión se endurece y la transmisión mantiene sus marchas por más tiempo, la nota del escape se agudiza y en conjunto, percibes que estás al volante de un automóvil que te quiere demostrar que fue pensado para que sintieras exaltación.

Si en medio de esta avalancha de agitación siente que por alguna razón necesita otro “empujoncito”, encontrará un botón rojo en el volante con la inscripción “NGS”.

Para compensar por la ausencia de la transmisión manual y su factor de diversión, el Kona N viene con una función de sobrealimentación N Grin Shift o NGS, que se activa al presionar el botón rojo y proporciona un ligero y rápido aumento de potencia, cambiando a la marcha más baja disponible y generando 10 caballos de potencia adicionales para un total de 286. El “fogonazo” puede durar hasta 20 segundos.

Con tanto entusiasmo, casi olvidaba contar que existen otros modos de marcha más “civilizados” como el normal, nieve o eco.

Para escoger

En el 2022 el Hyundai Kona presenta cinco acabados, SE, SEL, N-Line, Limited, N como el que probamos.

El más económico SE comienza en $21,150 y trae un motor de 147 caballos. El Kona N en el otro extremo es el más costoso. Este acabado es nuevo este año y tiene precio inicial de $34,200 dólares.

Un Volkswagen GTI, Honda Civic Type R o el  MINI Countryman pudieran considerarse sus competidores.

Concluyendo

A pesar de su sobrada popularidad, el pequeño SUV Kona en su terminado N no es un vehículo para las grandes masas. Puede acomodar a una familia pequeña, pero sus excelentes atributos en la carretera solo podrán ser apreciados por entusiastas que puedan llevarlo al límite, allí donde todos los sentidos tienen que estar 100% a disposición de la conducción.

Este pequeño SUV quizás es la mejor opción en su rango de precio para un SUV deportivo. Es una pequeña “bestia rabiosa” en el mejor sentido de la palabra, pero bien camuflada bajo la piel de una mansa oveja.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.