Kushner y 3 funcionarios de la era Trump son nominados al Nobel de la Paz

Por Tom Ozimek
01 de Febrero de 2021 12:26 PM Actualizado: 01 de Febrero de 2021 12:26 PM

El ex asesor principal de la Casa Blanca, Jared Kushner, su adjunto, Avi Berkowitz, así como el exembajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman, y el exembajador israelí en Estados Unidos, Ron Dermer, han sido nominados para el Premio Nobel de la Paz por su papel en la negociación de cuatro acuerdos de normalización entre Israel y varias naciones árabes.

El abogado Alan Dershowitz, profesor emérito de la Facultad de Derecho de Harvard, nominó a los cuatro funcionarios de la era Trump el domingo, por su papel en la negociación de los acuerdos, conocidos como los Acuerdos de Abraham.

“Estos Acuerdos, que han propiciado la normalización entre Israel y varias naciones árabes suníes, cumplen todos los criterios para el premio”, escribió Dershowitz en su carta de nominación, citada por el Jerusalem Post.

“Son la promesa de una paz aún más amplia en Oriente Medio entre Israel, los palestinos y otras naciones árabes. Son un paso de gigante para llevar la paz y la estabilidad a la región, e incluso al mundo”, escribió.

Los acuerdos de normalización se anunciaron en un lapso de cuatro meses, entre mediados de agosto y mediados de diciembre del año pasado, y fueron alabados por muchos como los avances diplomáticos más importantes en Oriente Medio en 25 años, mientras la región se prepara para un prolongado enfrentamiento con Irán.

(De izquierda a derecha) El primer ministro de Israel Benjamin Netanyahu, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump, el ministro de Relaciones Exteriores de Baréin Abdullatif bin Rashid Al Zayani y el ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed bin Sultan Al Nahyan, participan en la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en el Jardín Sur de la Casa Blanca el 15 de septiembre de 2020 en Washington, DC. (Foto de Alex Wong/Getty Images)

Las tensiones en Irán siguen siendo altas, y el exsecretario de Estado Mike Pompeo dijo en un discurso en el Club Nacional de Prensa a mediados de enero que el grupo terrorista Al Qaeda tiene una nueva sede allí.

“Al-Qaeda tiene una nueva base de operaciones, es la República Islámica de Irán”, dijo Pompeo. “Como resultado, la perversa creación de [Osama] bin Laden está preparada para ganar fuerza y capacidades”.

“Si ignoramos este nexo entre Irán y Al-Qaeda lo hacemos a nuestra propia cuenta y riesgo. Debemos reconocerlo, debemos enfrentarlo. De hecho, debemos derrotarlo”, dijo, y añadió que “este eje supone una grave amenaza para la seguridad de las naciones y para la propia patria estadounidense”.

Los Acuerdos de Abraham han sido elogiados por permitir una postura estratégica más receptiva con respecto a la amenaza que supone Irán.

“Los recientes Acuerdos de Abraham entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos y Baréin reflejan y auguran un creciente alineamiento estratégico entre Israel y los principales socios estadounidenses en Oriente Medio, impulsado principalmente por el empeoramiento de las amenazas nucleares y regionales de Irán”, dijo en un comunicado el Jewish Institute for National Security of America (JINSA), un grupo de reflexión proisraelí con sede en Washington.

(De izquierda a derecha): El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el vicepresidente Mike Pence, el presidente Donald Trump y el asesor Jared Kushner, hablan en el Despacho Oval el 11 de septiembre de 2020 para anunciar que Baréin establecerá relaciones diplomáticas con Israel. (Anna Moneymaker-Pool/Getty Images)

En un informe publicado en noviembre (pdf), el JINSA instó a la Administración Trump a fortalecer aún más sus medidas para contener a Irán trasladando a Israel a la zona de responsabilidad del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) desde la zona de responsabilidad del Mando Europeo de Estados Unidos (EUCOM), algo que el Pentágono hizo el 15 de enero.

“También podría permitir a Israel, a las fuerzas estadounidenses en Oriente Medio y a los socios árabes comenzar o profundizar la cooperación regional en materia de defensa antimisiles, ejercicios, planificación estratégica, intercambio de inteligencia y otras actividades militares críticas”, dijo JINSA en un comunicado en el que explicaba los motivos para trasladar a Israel al CENTCOM, al tiempo que señalaba en su informe que el traslado reforzaría la capacidad de Israel para defender los intereses de Estados Unidos y de los socios árabes al “seguir siendo la punta de lanza contra Irán y sus apoderados”.

Kushner, que es el yerno del expresidente Donald Trump, y Berkowitz, que era el enviado de Oriente Medio, fueron figuras clave en la negociación de los acuerdos entre Israel, los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos.

Dershowitz, en su carta al comité del Nobel, dijo que quería “enfatizar las enormes contribuciones a la paz hechas por Jared Kushner, Avrahm Berkowitz, David Friedman y Ron Dermer”, insistiendo en que “estos hombres jugaron papeles especialmente importantes” en los acuerdos de paz.

“Kushner y Berkowitz viajaron por toda la región, reuniéndose con los líderes y sus asociados, abogando por la paz y concretando todos los detalles”, escribió Dershowitz.

En un comunicado, Kushner dijo que se sentía honrado de ser nominado para el premio, que se entregará en octubre.

Se espera que la administración del presidente Joe Biden revise todos los acuerdos de seguridad nacional alcanzados durante la Administración Trump, incluidos los paquetes de armas para los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.

Con información de Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.