La agenda oculta del PCCh tras los repentinos cortes de energía en China

Por Frank Xie
05 de Octubre de 2021 3:50 PM Actualizado: 05 de Octubre de 2021 3:50 PM

Opinión

La creciente escasez de energía en China se ha extendido a Beijing y Shanghai mientras los residentes del noreste de China —la zona más afectada— hacen acopio de velas.

Todavía recuerdo el amargo invierno de los años 60 en Liaoning, una provincia costera fronteriza con Corea del Norte. En las escuelas primarias locales, las aulas estaban heladas y los alumnos se turnaban para encender la estufa de leña.

¿Quién iba a pensar que el racionamiento de energía se produciría hoy en día en China? Es fácil ver a Corea del Norte en esa situación porque se parece mucho a lo que era China en los años sesenta. Pero es difícil creer que la “segunda superpotencia” del mundo necesite racionar la electricidad. El noreste de China, la parte más fría del país, necesita carbón o electricidad para calentarse y las velas no sirven.

Muchos analistas creen que las razones de los cortes de electricidad en China son las siguientes: el boicot a Australia y a sus importaciones de carbón, el aumento de los precios del carbón, la reducción del carbono y la protección del medio ambiente, el ahorro de energía y el déficit de los bajos precios de la electricidad. Pocos expertos han hablado de las luchas internas del régimen que afectan a los sectores energéticos, que allanan el camino para el aumento de los precios, la rivalidad chino-estadounidense, entre otras cosas.

Creo que hay dos razones que obligan al Partido Comunista Chino (PCCh) a racionar la electricidad, incluso hasta el punto de sacrificar la estabilidad económica y social: mantener el poder de Xi Jinping y apoyar la preparación del régimen para la guerra.

Xi quiere aferrarse al poder durante todo el tiempo que pueda y asegurarse su privilegio internacional.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 26), organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia, tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre en el Scottish Event Campus de Glasgow, Reino Unido. Xi no ha salido de China desde hace más de 600 días. Creo que está preparado para ello.

Al abordar la cuestión del clima, Xi espera que esto impulse la imagen internacional de China y consiga el apoyo de Europa. Así, Xi quedaría bien ante otros líderes mundiales si prometiera que China reduciría las emisiones de carbono, el consumo de energía y los niveles de contaminación en el plazo de un mes, a toda costa.

Esta es la razón más superficial de los actuales recortes de energía del PCCh. Pero la otra razón es más profunda.

La agenda oculta

Actualmente, los cortes de electricidad han afectado a 20 provincias, en su mayoría de las regiones costeras, orientales y nororientales. Es decir, todas son ciudades y provincias de primer nivel. Parece que el PCCh está dispuesto a sacrificar las zonas más ricas y económicamente desarrolladas. Pero, ¿por qué?

Una mujer china transporta carbón en las colinas sobre el río Chishui, en Maotai, provincia de Guizhou (China), el 21 de septiembre de 2016. (Kevin Frayer/Getty Images)

Francamente, la escasez de electricidad en sí misma es una mentira. Según los últimos datos publicados por la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS): “En agosto, la tasa de producción de carbón en bruto en las industrias por encima del tamaño designado pasó de disminuir a aumentar; la tasa de crecimiento de la producción de petróleo crudo se mantuvo; la tasa de producción de gas natural aumentó; y el aumento de la producción de energía eléctrica se redujo relativamente. En comparación con el nivel de agosto de 2019, la tasa de crecimiento media de dos años de la producción de carbón en bruto pasó de ser negativa a positiva, la producción de petróleo crudo se mantuvo estable y la de gas natural y electricidad creció con bastante rapidez”.

Según los datos oficiales, en agosto se generaron 738,300 millones de kilovatios-hora de electricidad, un aumento interanual del 0.2 por ciento; de enero a agosto, la generación de energía fue de 5,399,400 millones de kWh, un aumento del 11.3 por ciento interanual, o un aumento del 11.6 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2019, lo que equivale a una tasa de crecimiento media del 5.7 por ciento anual en los últimos dos años.

Los datos también muestran claramente que la tasa de crecimiento de la mayoría de los sectores energéticos individuales —térmico, nuclear, eólico y solar— se ha ralentizado, ¡pero la cantidad total de generación de energía ha aumentado!

A juzgar por las cifras entre agosto de 2020 y agosto de 2021, la media diaria de generación de energía en octubre de 2020 fue de 19,700 millones de kWh, la más baja de los últimos 12 meses, y más de 4000 millones de kWh menos que la última cifra, 23,800 millones de kWh en agosto de 2021.

Resulta interesante que en octubre del año pasado, cuando la media mensual de generación de energía diaria descendió al nivel más bajo de los últimos 12 meses, Beijing no impuso tales frenos a la energía. Pero ahora, ¿por qué es necesario hacerlo después de que la producción de energía, según la misma medida, ha aumentado en más de un 20 por ciento desde su punto más bajo? No tiene sentido.

Según la NBS, la producción eléctrica de China en el tercer trimestre siguió aumentando, solo que a un ritmo más lento. Pero las fábricas y las empresas de estas ciudades y provincias de primer nivel no se beneficiaron de la producción de electricidad.

Entonces, ¿a dónde fue a parar la electricidad masiva de China tras los cortes de electricidad de Beijing? ¿Está el PCCh ocultando algo al público?

Las empresas industriales militares de tercer nivel de China son las candidatas más probables al gran consumo de electricidad masiva. Por razones conocidas por todos, China trasladó su principal producción de armas a las zonas montañosas del centro del país. Es similar a la forma en que Estados Unidos eligió Oak Ridge (Tennessee) como lugar para la planta piloto de plutonio y la planta de enriquecimiento de uranio, en el marco del Proyecto Manhattan en 1942, debido a su suministro de energía oculto y seguro junto al río en una zona no urbanizada.

La gran escala y la distribución anormal de los cortes de energía han evitado las zonas con densas industrias militares, ya que la ampliación de la producción de armas nucleares, nuevas armas y otros productos militares requeriría una enorme cantidad de electricidad.

Por lo tanto, ¿por qué el régimen tiene que racionar la energía en este momento? El PCCh quiere impulsar su estatus internacional y prepararse para la guerra; esto demuestra que el PCCh está desesperado por mantenerse en el poder.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.