La Casa Blanca suspende algunos controles de temperatura en su plan de reapertura

Por Zachary Stieber
22 de Junio de 2020 4:58 PM Actualizado: 22 de Junio de 2020 4:58 PM

La Casa Blanca detuvo algunos controles de temperatura a medida que el Capitolio de Estados Unidos entra en la fase dos de su plan de reapertura.

En conjunto con Washington entrando a la fase dos, “la Casa Blanca está reduciendo los controles de temperatura en todo el complejo”, dijo en un comunicado de prensa Judd Deere, subsecretario de prensa.

“Además del distanciamiento social, desinfectante de manos, limpieza regular profunda de todos los espacios de trabajo y mascarillas faciales voluntarias, cada miembro del personal e invitado cercano del presidente y vicepresidente todavía se somete a controles de temperatura, preguntas sobre historial de síntomas y evaluación para COVID-19”, agregó.

El presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence comenzaron a hacerse la prueba del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa la enfermedad COVID-19, a diario a principios de mayo.

Antes de eso, fueron evaluados semanalmente.

Un puñado de miembros del personal, incluida la ayudante de Pence, Katie Miller, han dado positivo para el virus, pero desde entonces se han recuperado.

COVID-19 causa principalmente enfermedades graves en los ancianos y enfermos.

Se cree que la tasa de mortalidad entre los pacientes en Estados Unidos es muy inferior al 1 por ciento y muchos pacientes nunca experimentan síntomas o muestran solo síntomas leves.

Los síntomas incluyen fiebre, escalofríos y pérdida del gusto u olfato.

El 14 de marzo de 2020, personal de la Oficina de Médicos de la Casa Blanca, verifica la temperatura de los periodistas en Washington. (Tasos Katopodis/Getty Images)

Los reporteros que ingresan a las instalaciones de la Casa Blanca comenzaron a ser evaluados el mes pasado para detectar altas temperaturas. Al menos uno que dio un puntaje alto fue bloqueado de la entrada.

No se realizó un control de temperatura en la entrada de la puerta norte, pero el grupo de prensa de 13 personas fue evaluado con un hisopo nasal.

El personal médico dijo a los periodistas que “ninguna noticia es una buena noticia”. Los reporteros no son informados del resultado a menos que den positivo para el virus del PCCh.

La semana pasada, Kayleigh McEnany de la Casa Blanca confirmó que no se requerirán mascarillas en el ala oeste de la Casa Blanca, aproximadamente un mes después de que la administración Trump informara en un memorando a los empleados y a otras personas que entraran al ala que se les exigiría usar mascarillas faciales.

“Se recomiendan mascarillas, pero no se requieren”, dijo McEnany sobre el cambio de protocolo.

Los funcionarios de salud en Estados Unidos y a nivel internacional instaron a las personas a no usar mascarillas al principio de la pandemia a menos que estuvieran enfermos o que un trabajador de salud cuidara a alguien que estaba enfermo.

Funcionarios estadounidenses revocaron esa recomendación en abril, citando estudios que sugieren que un alto porcentaje de personas que se infectan con la nueva enfermedad nunca muestran síntomas, pero aún pueden transmitir el virus.

Jack Phillips contribuyó a este informe.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra

Nueva orden de Trump terminaría con las restricciones de las redes sociales

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.