La Casa Blanca y los líderes del GOP llegan a un acuerdo “en principio” sobre el techo de la deuda

Por Andrew Moran y Emel Akan
28 de Mayo de 2023 11:09 AM Actualizado: 28 de Mayo de 2023 11:26 AM

La Casa Blanca y los republicanos de la Cámara han llegado a un principio de acuerdo, anunció el sábado por la noche el presidente de la Cámara, Kevin McCarthy.

“Todavía tenemos mucho trabajo que hacer. Pero creo que este es un acuerdo en principio que es digno del pueblo estadounidense”, le dijo McCarthy a la prensa en el Capitolio.

“Se trata de reducciones históricas del gasto, reformas consecuentes que sacarán a la gente de la pobreza y la incorporarán al mercado laboral, y frenarán las extralimitaciones del Gobierno. No hay nuevos impuestos ni nuevos programas gubernamentales. Hay mucho más en el proyecto de ley. Aún nos queda trabajo por hacer esta noche para terminar de redactarlo”, dijo.

El presidente Joe Biden dijo que el acuerdo es una “buena noticia” ya que “reduce el gasto mientras protege los programas para los trabajadores y hace crecer la economía para todos”.

“El acuerdo representa un compromiso, lo que significa que no todos obtienen lo que quieren”, dijo en un comunicado. “Esa es la responsabilidad de gobernar”.

Biden instó a la Cámara y al Senado a “aprobar el acuerdo de inmediato”.

El anuncio se produce después de dos semanas de conversaciones entre los negociadores de ambas partes para llegar a un acuerdo sobre los términos para aumentar el tope de endeudamiento de USD 31.4 billones para evitar un incumplimiento histórico de la deuda del gobierno de EE.UU.

McCarthy no respondió las preguntas de los medios “por respeto”, y agregó que primero informaría a los republicanos de la Cámara sobre el acuerdo.

El texto final del proyecto de ley, según el presidente de la Cámara, estará listo el domingo y la votación se realizará el próximo miércoles.

“Espero terminar la redacción del proyecto de ley, consultar con la Casa Blanca y hablar nuevamente con el presidente mañana por la tarde y luego publicar el texto mañana”, dijo.

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), habla con miembros de la prensa cuando llega al Capitolio de EE.UU., el 25 de mayo de 2023. (Alex Wong/Getty Images)

McCarthy se negó a ofrecer detalles sobre el acuerdo, aunque algunos reportajes de los medios citando fuentes anónimas afirmaron que ambas partes acordaron aumentar el límite de deuda de la nación durante dos años y colocar topes de gasto durante ese tiempo, así como aumentar los requisitos laborales para la ayuda alimentaria.

Antes del anuncio, McCarthy anunció el acuerdo en Twitter.

“Acabo de hablar por teléfono con el presidente hace un rato. Después de que perdió el tiempo y se negó a negociar durante meses, hemos llegado a un acuerdo en principio que es digno del pueblo estadounidense. Entregaré una declaración a las 9:10 p.m. ET”, escribió McCarthy en Twitter.

La Casa Blanca confirmó anteriormente la llamada telefónica entre el presidente Biden y el presidente de la Cámara, así como las llamadas telefónicas con el líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, y el líder de la minoría en la Cámara, Hakeem Jeffries.

Sin embargo, algunos legisladores conservadores y progresistas han expresado su preocupación por las negociaciones, lo que podría dificultar el avance del proyecto de ley en el Congreso.

El viernes, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, revisó la fecha X proyectada para el tope presupuestario al 5 de junio, retrasando cuatro días la posibilidad de que Estados Unidos incumpla sus obligaciones de deuda.

El acuerdo se produce cuando el saldo de efectivo del Tesoro se estaba reduciendo a un nivel alarmante, cayendo por debajo de USD 50,000 millones el 24 de mayo, por debajo de los USD 316,381 millones a principios de mes.

Por qué las negociaciones tardaron tanto

Desde que el gobierno de EE.UU. superó el límite de deuda de USD 31.4 billones aprobado por el Congreso en enero, la Casa Blanca ha insistido en que el presidente no tolerará ninguna negociación que amenace con un incumplimiento.

“No negociaré el pago de la deuda de Estados Unidos”, dijo en un tuit de febrero de 2023. “No permitiré que esta nación entre en default”.

Durante las sesiones informativas, la secretaria de prensa, Karine Jean-Pierre, dijo repetidamente a los periodistas que es imperativo elevar el techo de la deuda sin condiciones previas, “como lo han hecho en las administraciones demócrata y republicana”.

A principios de mes, Biden se reunió con cuatro de los principales líderes del Congreso después de que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtiera que el Gobierno podría quedarse sin efectivo para cubrir sus obligaciones a partir del 1 de junio. Sin embargo, Jean-Pierre confirmó en ese momento que Biden no estaba discutiendo el techo de la deuda, sino que más bien estaba llevando a cabo “una conversación separada sobre sus gastos y lo que quieren hacer con el presupuesto”.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, participa en una mesa redonda sobre la evolución del Banco Multilateral de Desarrollo (BMD) durante las reuniones anuales de primavera del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en la sede del FMI en Washington, el 12 de abril de 2023. (Alex Wong /Getty Images)

El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.), acusó a Biden de tener “miedo” de negociar. Pero la administración acusó a los republicanos de haber mantenido al país como rehén por encima del límite de la deuda.

McCarthy respondió a estas afirmaciones señalando que el Partido Republicano elaboró un “plan responsable” para aumentar el techo de la deuda para mantenerse al día con las facturas actuales mientras aborda y controla aspectos del gasto del gobierno federal.

Presentó una legislación, la Ley Limite, Ahorre, Crezca, que aumentaría el techo de la deuda en USD 1.5 billones, devolvería el gasto federal a los niveles de 2022 y limitaría el crecimiento del gasto al 1 por ciento anual. El proyecto de ley fue aprobado por una votación mínima de 217 a 215.

En cambio, es la administración actual la que “pone al país en default”, dijo.

“Somos los únicos responsables y sensatos sobre esto”, le dijo McCarthy a la prensa en abril.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Hakeem Jeffries (D-N.Y.), más tarde rechazó la propuesta republicana de imponer requisitos laborales a las personas que reciben ayuda federal, calificándola como “improbable”.

“En el contexto de un enfrentamiento por el techo de la deuda, que se ha fabricado como parte de un esfuerzo para evitar un impago, este tipo de supuestos requisitos de trabajo se pueden imponer a los estadounidenses cuando ya hay requisitos de trabajo significativos que existen bajo la ley”, dijo a CNBC en una entrevista el 17 de mayo.

Cómo gestionaron las conversaciones Biden y McCarthy

Luego de una reunión de una hora el 16 de mayo, el presidente Biden y McCarthy acordaron deliberaciones diarias y directas. Luego, cuando el presidente viajó a Japón para la cumbre del G7, que se había visto ensombrecida por el riesgo de incumplimiento en Washington, las dos partes eligieron representantes para negociar el techo de la deuda.

El representante Garret Graves (R-La.) se comprometió con la jefa de la Oficina de Administración y Presupuesto, Shalanda Young, y el asesor de la Casa Blanca, Steve Ricchetti.

Esto llevó a un gran optimismo relacionado con el acercamiento de un acuerdo cuando McCarthy felicitó al presidente porque “cambió el alcance” de las discusiones, señalando “un mejor proceso”.

“Creo que hubo un consenso abrumador, en la reunión de hoy con los líderes del Congreso, de que el incumplimiento de pago de la deuda simplemente no es una opción”, dijo Biden.

Biden interrumpió su viaje al extranjero para reunirse con McCarthy. Los dos sostuvieron una discusión “productiva” cuando regresó a Washington. Biden reconoció que el gobierno federal necesita recortar el gasto, pero también señaló que los legisladores deben abordar las lagunas fiscales y garantizar que los ricos paguen su parte justa.

“Todavía tenemos algunos desacuerdos, pero creo que podemos llegar a donde tenemos que ir. Ambos sabemos que tenemos una responsabilidad importante”, le dijo Biden a la prensa el 22 de mayo.

Saltan chispas

El representante Chip Roy (R-Tx.) fue un firme partidario de seguir adelante con las reformas fiscales en medio del aumento del techo de la deuda.

En un memorando a sus colegas republicanos en la cámara baja, Roy instó a todos a “mantenerse firmes” en las negociaciones para garantizar que se implementen las disposiciones del proyecto de ley de límite de deuda de abril, incluidas alrededor de USD 4.8 billones en reducciones del déficit durante una década.

“Cada una de ellas [las disposiciones] es crítica, y ninguna debe abandonarse únicamente por la búsqueda de un ‘acuerdo'”, escribió Roy.

“Mientras los republicanos de la Cámara de Representantes luchan por las familias estadounidenses trabajadoras que se enfrentan a un gobierno woke e instrumentalizador que está en desacuerdo con nuestra forma de vida, el presidente Biden y los demócratas se han estado demorando durante semanas para luchar por los elitistas liberales ricos que quieren más gasto, más gobierno, más subsidios corporativos y menos libertad”.

En un artículo de opinión en Fox News, el senador Bernie Sanders (I-Vt.) instó al presidente a utilizar la Enmienda 14 para elevar el techo de la deuda y evitar un impago.

“No se trata de una idea radical. Asegurarse de que Estados Unidos siga pagando sus facturas independientemente de si se eleva o no el aumento legal del techo de la deuda es una idea que ha sido apoyada por republicanos y demócratas”, escribió.

La representante Pramila Jayapal (D-Wash.) le dijo a la prensa que le preocupaba una “gran reacción… en las calles” si la Casa Blanca aceptaba recortar gastos.

Sin embargo, una encuesta reciente de CNN, realizada por SSRS, encontró que el 60 por ciento de los estadounidenses dice que el Congreso solo debería aumentar el límite de deuda si los recortes de gastos se adjuntan a un acuerdo.

La representante Alexandria Ocasio-Cortez (D-N.Y.) dijo que sería un “problema” si Biden aceptara límites de gastos o recortes para el techo de la deuda.

Según el representante Jamaal Bowman (D-N.Y.), los republicanos eran “terroristas económicos” y le dijo a CNN que Biden debería invocar la Enmienda 14, acuñar una moneda y dejar de negociar “con los secuestradores”.

“Quiero decir, no negociamos con terroristas a nivel mundial”, dijo. “¿Por qué vamos a negociar con los terroristas económicos aquí, que son el Partido Republicano?”

Durante una conferencia de prensa el 24 de mayo, Jean-Pierre dijo que el debate sobre el techo de la deuda era “una crisis fabricada” por los republicanos.

El nerviosismo de los inversores

Antes del acuerdo sobre el techo de la deuda, los mercados financieros de EE.UU. estaban en su mayoría tranquilos, ya que los inversores confiaban en que las dos partes finalmente llegarían a un acuerdo como lo habían hecho en el pasado. Pero había algunos nervios subyacentes.

Los diferenciales de los swaps de incumplimiento crediticio (CDS) a 1 año, una medida de los riesgos de incumplimiento, habían alcanzado un máximo histórico. Los CDS a 6 meses y 5 años también alcanzaron sus niveles más altos en aproximadamente una década. Pero como los funcionarios indicaron que las conversaciones habían progresado, el costo de asegurar la exposición a la deuda del gobierno de EE.UU. disminuyó el 26 de mayo.

Los observadores del mercado también señalaron que la brecha entre los rendimientos del Tesoro a corto plazo y otras tasas de interés sugería que los inversores se tomaban en serio el riesgo de incumplimiento.

Pero el mercado de valores en general se mantuvo estable.

El índice compuesto Nasdaq subió un 6 por ciento durante el último mes, mientras que el S&P 500 subió aproximadamente un 1 por ciento. El Promedio Industrial Dow Jones cayó un 2 por ciento.

Además, una encuesta del Bank of America a casi 300 administradores de fondos encontró que el 71 por ciento de los encuestados esperaba una resolución antes de que el Tesoro se quedara sin dinero para cubrir sus obligaciones.

Jackson Richman y Lawrence Wilson contribuyeron a este artículo.

ACTUALIZACIÓN: Este artículo ha sido actualizado para incluir comentarios del presidente Joe Biden.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.