La COVID-19 puede detenerse sin necesidad de una vacunación masiva, dice el Dr. Peter McCullough

Por Harry Lee y Steve Lance
26 de Enero de 2022 9:25 AM Actualizado: 26 de Enero de 2022 9:25 AM

La COVID-19 puede detenerse sin necesidad de una vacunación masiva, dijo el renombrado cardiólogo y epidemiólogo Peter McCullough al programa “Capitol Report” de NTD durante la marcha “Defeat the Mandates” en Washington D.C., el 23 de enero.

Según McCullough, el tratamiento precoz y la inmunidad natural son seguros y eficaces contra la COVID-19, pero las agencias federales de salud los han ignorado en aras de un impulso a las vacunas, cuyo uso generalizado no es necesario.

“El gobierno ha estado ciertamente en un olvido en términos de tratamiento temprano”, dijo.

Miles de personas acudieron a la marcha para protestar contra la vacuna obligatoria contra la COVID-19, una de las mayores manifestaciones en EE. UU. contra las vacunas obligatorias desde el inicio de la pandemia.

“Nuestros CDC, la FDA y los NIH no han emitido ningún mensaje eficaz sobre el tratamiento precoz, ni siquiera sobre los anticuerpos monoclonales de uso urgente autorizados, que son seguros y eficaces”, dijo McCullough. “E incluso sobre los nuevos medicamentos de Merck y Pfizer, que están básicamente ausentes en términos de cobertura mediática, a pesar de haber sido distribuidos recientemente en todo Estados Unidos”.

El tratamiento temprano y eficaz de cualquier enfermedad puede ayudar a evitar la progresión hacia una enfermedad más grave, con el beneficio adicional de reducir la carga de los sistemas de atención sanitaria.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indicaron en su página web que, según las directrices de tratamiento de la COVID-19 publicadas por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), “el tratamiento clínico actual de la COVID-19 consiste en medidas de prevención y control de la infección y en cuidados de apoyo, incluidos el oxígeno suplementario y la asistencia ventilatoria mecánica cuando están indicados”.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado un medicamento, el remdesivir (Veklury), para tratar la COVID-19 en pacientes hospitalizados, continuaron los CDC.

El lunes, la FDA anunció que ha restringido el uso de dos tratamientos con anticuerpos monoclonales para la COVID-19, diciendo que los datos muestran que es “altamente improbable” que tales tratamientos sean activos contra la variante ómicron.

La multitud se reúne en el Lincoln Memorial para el mitin “Derrotar los mandatos” en Washington el 23 de enero de 2022. (Lynn Lin/NTD)

McCullough dijo que varios médicos altamente cualificados han realizado una investigación y han demostrado que “el tratamiento temprano puede poner fin a esta pandemia, reduciendo la intensidad y la gravedad de la enfermedad y reduciendo las posibilidades de hospitalización y muerte en nuestros mayores de mayor riesgo”.

“Esto significa básicamente que las vacunas ampliamente utilizadas no son necesarias. Y de hecho, hemos visto demasiadas lesiones por vacunas y ahora fracasos de vacunas. Con la variante ómicron, efectivamente no hay cobertura de estas vacunas contra la forma más nueva del virus”, dijo McCullough, y añadió que 22 estudios mostraron que las vacunas se quedaron sin eficacia después de seis meses.

McCullough puso el ejemplo de cómo la ivermectina, un fármaco ganador del premio Nobel y aprobado por la FDA, que muchos estudios y médicos afirman que es eficaz para tratar a los pacientes de COVID-19, fue descartada por las agencias sanitarias federales.

La FDA ha dicho que el fármaco fue aprobado para tratar parásitos internos y externos, y actualmente no hay datos que demuestren su eficacia contra la COVID-19.

McCullough también afirmó que las agencias federales de salud han ignorado la inmunidad natural, que es “robusta, completa y duradera en cuanto a las cepas letales del virus”.

“Fue solo hasta que se llegó a la variante ómicron, que hubo un avance, y los individuos que eran ya inmunes pudieron contraer un síndrome ómicron leve. Pero la inmunidad natural es el fin de la pandemia”, continuó McCullough. “Recuerde que, al volverse todos naturalmente inmunes, la COVID-19 ya no es una amenaza para nuestras vidas”.

“Y el fracaso de nuestras agencias gubernamentales en reconocer la inmunidad natural ha creado básicamente un sufrimiento innecesario, pruebas innecesarias, mascarilla innecesaria y distanciamiento social. El cumplimiento innecesario de todo tipo de medidas que están diseñadas para los susceptibles. Los que son naturalmente inmunes ya no son susceptibles de padecer enfermedades mortales”.

McCullough expresó sus dudas sobre la afirmación de que las vacunas contra la COVID-19 podrían reducir la hospitalización y las muertes.

“Todo lo que tenemos en este momento son datos de hospitalización sesgados y creo que no válidos. Las agencias de EE. UU. siguen afirmando que las vacunas protegen contra la hospitalización, mientras que no vemos ninguna prueba de ello en el Reino Unido, Alemania, Sudáfrica y el resto del mundo”, dijo McCullough. “Y puedo decirles que Estados Unidos no es tan diferente al resto de estos países. Algo va mal. Y puedo decirle que algo va mal con una afirmación incorrecta e inválida de que las vacunas reducen la hospitalización. No creo que se pueda sostener”.

El 19 de enero, los CDC publicaron un estudio que mostraba que las personas que no se habían vacunado pero sí tenían una infección previa, también conocida como inmunidad natural, tenían menos probabilidades de aterrizar en un hospital que los vacunados sin inmunidad natural.

The Epoch Times se ha puesto en contacto con los CDC para una solicitud de comentarios.

El mes pasado, el presidente Joe Biden anunció nuevas medidas para combatir la COVID-19, de las cuales las tres principales son refuerzos para todos los adultos, vacunas para proteger a los niños y la ampliación de las pruebas gratuitas a domicilio. Biden se refirió al nuevo tratamiento, diciendo que “cuando las nuevas píldoras para el tratamiento de la COVID-19 cumplan con los estándares científicos de la FDA serán equitativamente accesibles para todos los estadounidenses”.

Con la colaboración de Zachary Stieber.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.