La diplomacia de la defensa: La nueva arma de Beijing para ampliar su influencia en América Latina

Por Antonio Graceffo
16 de Diciembre de 2021 6:33 PM Actualizado: 16 de Diciembre de 2021 6:34 PM

Análisis de noticias

La diplomacia de la defensa es un movimiento sigiloso de Beijing para expandir su poder blando a través de la venta de armas y la educación militar —tanto para los estados autocráticos como para los aliados democráticos de Estados Unidos— en las Américas.

El régimen chino está dando armas, préstamos e inversiones a América Latina y el Caribe (ALC), a cambio de recursos minerales y lealtad política. China importa alrededor del 75% del mineral de hierro comercializado en el mundo y el 60% del cobre de América Latina. Beijing devuelve el favor y refuerza las relaciones proporcionando a la región de ALC material militar y entrenamiento.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), una asociación de gobiernos socialistas, fue el primer comprador de armas chinas a principios de la década de 2000. Los miembros del ALBA son Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Granada, Nicaragua, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

Utilizando los Estados del ALBA como trampolín, la venta de armas se extendió por todo el continente. Desde entonces, Venezuela, Ecuador y Bolivia aumentaron drásticamente sus compras de armas chinas.

Las ventas de armas chinas a los países de ALC eran prácticamente nulas en 2005, pero aumentaron hasta los 130 millones de dólares en 2014. Las ventas incluyen no solo armas pequeñas, sino también vehículos y aviones. En 2008, el presidente venezolano Hugo Chávez compró a China aviones de entrenamiento militar K-8 y radares de búsqueda aérea. Chávez, y más tarde Nicolás Maduro, compraron aviones de transporte y artillería autopropulsada del EPL, así como los vehículos blindados de transporte de personal que se desplegaron contra los manifestantes en 2014.

Epoch Times Photo
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (D), camina con el líder chino Xi Jinping mientras llegan a una ceremonia de bienvenida en el Gran Salón del Pueblo en Beijing el 7 de enero de 2015. (Andy Wong-Pool/Getty Images)

Actualmente, los mayores compradores regionales de armas chinas son Venezuela, Bolivia, Trinidad y Tobago, Perú y Ecuador. Venezuela representa el 85% de las ventas de armas de China a América Latina.

El PCCh ha aumentado su compromiso con ALC en términos económicos, comerciales, de inversión, geopolíticos y de influencia, y ha convencido a muchos países miembros para que cambien su reconocimiento diplomático de Taiwán a China. Según una documentación técnica militar china, publicado en el medio estatal China Daily, la cooperación militar de China con ALC es el siguiente paso en la estrategia de influencia global del PCCh.

Beijing ha utilizado cada vez más a los militares para promover el poder blando mediante visitas y actuaciones “inofensivas”. En 2002, la Marina del Ejército Popular de Liberación (PLAN) realizó su primera circunnavegación del globo, junto con Ecuador, Perú y Brasil. La banda del EPL actuó en Granada. El equipo de acróbatas del EPL ha realizado espectáculos en Perú, Ecuador, Guyana, Venezuela y Bolivia. Los aviones de combate del EPL participaron en espectáculos aéreos en Chile, Argentina, Perú y Brasil.

Los ejercicios conjuntos han sido otra excusa para que China estacione temporalmente sus soldados y barcos en el continente americano. El EPL realizó su primer ejercicio militar bilateral —llamado Ángel de la Paz— en la región en 2010, enviando el buque hospital Arca de la Paz a Perú. Desde entonces, China ha enviado tropas a ALC para realizar entrenamientos y participar en misiones humanitarias. Por ejemplo, la policía militar china sirvió como fuerzas de paz en Haití, como parte de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH), desde 2004 hasta 2012.

Uruguay firmó un acuerdo de cooperación en materia de defensa con China en 2016. China les donó camiones, ambulancias, coches y chalecos antibalas. Beijing también vendió a Uruguay cazas L-15 y helicópteros Z-9. Numerosos oficiales uruguayos han asistido a la formación en la Universidad de Defensa Nacional de China en Beijing, así como a cursos para personal general en Nanjing.

La instrucción militar y los ejercicios conjuntos son otro medio de diplomacia militar. Venezuela envía regularmente personal militar a China para su formación. En 2017, Venezuela participó en un ejercicio militar chino llamado “Clear Sky“.

En los últimos años, más de 100 oficiales, procedentes de 12 países latinoamericanos, se han graduado en las academias del EPL, incluida la Escuela de Mando del Ejército Popular de Liberación (Marina) y la Universidad de Defensa Nacional del EPL, de élite. Con la apertura de cursos para oficiales subalternos, Beijing quiere que comiencen a establecer relaciones con personas que más tarde ocuparán un puesto de alto nivel.

La Universidad de Defensa Nacional del EPL cuenta con múltiples instituciones, todas las cuales han acogido a oficiales de América Latina. El Colegio Internacional de Estudios de Defensa, ubicado en el distrito de Changping en Beijing, tiene una escuela especialmente para militares extranjeros. Chile ha enviado oficiales a la escuela desde 1997, mientras que los militares de Uruguay comenzaron a asistir en 2009. Otros países cuyos oficiales se formaron en la escuela militar son México, Perú y Colombia.

Por la Escuela de Mando del Ejército, en Nanjing, han pasado oficiales de Colombia, Perú, Barbados y Jamaica. La Escuela de Mando de la Armada China, en las afueras de Nanjing, ha impartido clases a oficiales de Uruguay y Brasil. Los uruguayos también asistieron a un curso de fuerzas especiales de cinco meses en Shijiazhuang. Y los marines chilenos se entrenaron en el Centro de Instrucción Militar.

Hasta ahora, no se han construido bases del EPL en la región de ALC, pero el personal del ejército está atendiendo al menos tres instalaciones de vigilancia de la época soviética en Cuba: Lourdes, Bejucal y Santiago de Cuba. Una empresa china está en proceso de comprar una isla, frente a la costa de El Salvador, donde quiere construir un puerto de embarque.

Como parte del componente marítimo de la Iniciativa de la Franja y la Ruta (BRI, en inglés), el PCCh está estableciendo una red de puertos en todo el mundo. China tiene ahora la propiedad parcial de al menos una docena de puertos en Europa, así como puertos en Pakistán, Argentina, Uruguay, Cuba, México y Panamá. A los expertos en defensa de Estados Unidos les preocupa que los puertos marítimos chinos puedan ser diseñados como puertos de doble uso, lo suficientemente grandes como para acoger a los buques de la Armada del Ejército Popular de Liberación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.