La emoción a tener en cuenta en su camino hacia la superación personal

Puede ser muy fácil empezar a desarrollar desprecio por la gente que estás viendo.
Por Manuel Rios
02 de Diciembre de 2019 Actualizado: 03 de Diciembre de 2019

Hay una desventaja en el autodesarrollo a la que algunos de nosotros somos propensos: Puede ser muy fácil empezar a desarrollar desprecio por personas con las que te cruzas en áreas en las que te concentras.

La gente que no va al gimnasio empieza a lucir como una persona descuidada. Podemos empezar a juzgar a las personas que ven televisión en lugar de hacer un trabajo creativo, o despreciar a las personas que gastan más dinero del que ganan.

Usted solo ha comenzado

Usted puede notar este desprecio justo cuando está comenzando a mejorar. Si es así, ya ha olvidado que hace apenas un momento estaba en el lugar de las personas que ahora encuentra despreciables.

Tal vez tampoco conocía la diferencia entre una mancuerna y una barra de gimnasio. O usted también solía ver la televisión durante la mayor parte de sus horas sin trabajo. Es posible que también haya acumulado un saldo de tarjeta de crédito el año pasado que aún se está pagando..

Su desprecio no es solo una causa de pérdida de memoria, es una mentira perjudicial que muchos de nosotros nos decimos para ganar un sentimiento de superioridad. Hace poco estábamos de la misma manera que estas personas, pero no nos encerramos en una categoría de vergüenza o juicio entonces, así que ¿por qué se lo hacemos ahora? Una de las razones es lo fácil que es entender nuestras propias circunstancias en comparación con lo bien que podemos entender a los demás. En cambio, nos comparamos en aquellas áreas en las que creemos que lo estamos haciendo mejor y quizás pasamos por alto a otros.

Es posible que todavía tengamos muchos elementos sobre nosotros mismos que no cumplen con nuestro estándar más alto, y es probable que nos juzguemos menos duro que los demás. Tal vez aún no hemos empezado a ir al gimnasio de manera consistente. Tal vez todavía nos despertamos a las 8:30 (o más tarde) a veces. O todavía es tarde para las cosas.

Recoja su ego

Cuando te concentras en tu desprecio por los demás, estás cambiando tu responsabilidad. En vez de tratar con la raíz de tu propio odio hacia ti mismo, proyectas tu odio hacia los demás. En lugar de ser humildes y agradecidos por esa pequeña mejora personal que se ha logrado, nuestro corazón competitivo puede hacer que lo usemos inmediatamente como un arma. En vez de enfrentarnos a nuestra propia debilidad, este corazón puede hacer que busquemos la debilidad en los demás.

Para algunos de nosotros, los sentimientos de desprecio son inevitables. Tal vez son parte del camino para superar nuestras propias inseguridades, errores y fracasos. Pero no es inevitable que nos permitamos el desprecio.

Si estás en el camino de la superación personal, el desprecio te hará caer. Obsérvelo, fíjese en él, recuerde su toxicidad y olvídelo. Si mantienes los ojos abiertos (y recuerdas por dónde empezaste), no tendrás mucho espacio mental para ello.

James Walpole es un escritor, vstartup marketer, explorador intelectual y aprendiz perpetuo. Es ex-alumno de Praxis y miembro de la FEE Eugene S. Thorpe. Escribe regularmente en jameswalpole.com. Este artículo fue publicado originalmente en FEE.org.

*****

Te puede interesar

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS