La exposición a productos químicos domésticos afecta el microbioma intestinal de los niños

Una investigación revela que los niños corren un mayor riesgo de exposición a sustancias químicas y sus consecuencias

Por GreenMedInfo
20 de Noviembre de 2021 9:30 PM Actualizado: 20 de Noviembre de 2021 9:53 PM

Un estudio de la Universidad Estatal de Washington, en colaboración con la Universidad de Duke, reveló las primeras pruebas que relacionan la exposición a productos químicos domésticos con el impacto en el microbioma intestinal de los niños.

Este estudio pionero, publicado en la revista Boletín de Ciencia y Tecnología Medioambiental, podría servir para concienciar sobre los peligros de la exposición frecuente a sustancias químicas comunes que generalmente se consideran seguras en el hogar.

Productos químicos en el hogar: una amenaza encubierta

El estudio, realizado en Carolina del Norte y financiado por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. y el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental, pretendía medir la exposición media de los niños pequeños a los compuestos orgánicos semivolátiles (COV) en el ambiente interior.

Los investigadores midieron los niveles de compuestos orgánicos semivolátiles en muestras de orina, sangre y heces obtenidas de 69 niños de entre 3 y 6 años. Las madres y los niños se inscribieron como una grupo de participantes en el Estudio Epigenético del Recién Nacido (NEST), de mayor envergadura. Los datos médicos de cada niño se obtuvieron de los registros del NEST.

Entre las sustancias químicas detectadas en las muestras biológicas de los niños se encontraban los ftalatos, presentes en los plásticos de consumo y en los productos de cuidado personal como el jabón y la loción, y las sustancias perifluoradas y polifluoradas (PFAS), presentes en los revestimientos de los utensilios de cocina, las alfombras y los muebles, así como en la pintura y los productos de limpieza, entre otros.

Los niños pequeños son más susceptibles a la exposición a sustancias químicas

Se recogieron numerosos datos de las madres sobre el entorno doméstico, la dieta, la salud y el comportamiento de sus hijos, y las preguntas sobre la dieta se limitaron a la posible exposición a los PFAS y los ftalatos. Entre las fuentes habituales de exposición dietética a estas sustancias químicas se encuentran los alimentos en envases de plástico de un solo uso o aptos para el microondas, y las comidas frecuentes en restaurantes, ya que muchos de ellos sirven alimentos que han sido almacenados en envases de plástico.

Se analizaron muestras de sangre y orina para detectar 44 biomarcadores de SVOC, incluidos ésteres de organofosforados, parabenos, fenoles, antimicrobianos, compuestos de ftalatos y PFAS. Las muestras fecales se analizaron para detectar la presencia de colonias de bacterias y hongos que indican la salud del microbioma intestinal humano.

Tras analizar las muestras, los investigadores descubrieron que los niños con niveles más altos de ciertas sustancias químicas en su torrente sanguíneo tenían menores cantidades de colonias bacterianas específicas y menos diversidad bacteriana en su tracto gastrointestinal. En concreto, los niveles más altos de PFAS en la sangre se correlacionaban con una reducción de los tipos y el número de ciertas cepas bacterianas, y el aumento de ftalatos se asociaba con una reducción de las poblaciones de hongos.

El microbioma trabaja para mantener el equilibrio

Los investigadores se sorprendieron al descubrir la presencia de varios tipos de bacterias deshalogenantes en los intestinos de los niños con altos niveles de exposición a sustancias químicas. Las bacterias deshalogenantes son una clase de bacterias que se utilizan a menudo para remediar los contaminantes químicos persistentes en el suelo y las aguas subterráneas. Las bacterias deshalogenantes no suelen encontrarse en el intestino humano.

Según el estudio, esto parece ser un intento del microbioma para autorregular un entorno atacado por sustancias químicas. Según Courtney Gardner, autora principal del estudio, “Encontrar el aumento de los niveles de este tipo de bacterias… significa que, potencialmente, el microbioma intestinal está tratando de corregirse a sí mismo”.

Según Gardner, la correlación entre la exposición a sustancias químicas y la menor abundancia de organismos bacterianos en el intestino fue la conclusión más pronunciada del estudio, y potencialmente la más preocupante. Dado que nuestro conocimiento científico del microbioma sigue siendo limitado, lo que no sabemos podría perjudicarnos.

“Estos microbios quizá no sean los principales impulsores de la salud y pueden tener funciones más sutiles en nuestra biología, pero podría darse el caso de que uno de estos microbios tenga una función única, y la disminución de sus niveles podría tener impactos significativos en la salud”, dijo Gardner.

Más exposiciones químicas: Menos microbios saludables

Los niños, especialmente los pequeños, son más vulnerables a la ingesta de tóxicos ambientales por muchas razones, como la mayor proximidad a las alfombras, la suciedad y el polvo, y la tendencia a llevarse a la boca juguetes y objetos domésticos.

Los niños también corren un mayor riesgo de exposición a tóxicos debido a su menor tamaño, sus hábitos alimentarios y su incapacidad para modificar su entorno. Corresponde a los adultos protegerlos, lo que comienza con la concienciación sobre las causas y los efectos de la exposición a sustancias químicas.

Gardner espera que el estudio impulse más investigaciones sobre herramientas de diagnóstico para detectar exposiciones químicas, así como intervenciones probióticas para mejorar los resultados de salud. “Comprender mejor las interacciones entre las sustancias químicas de origen humano, el microbioma intestinal y la salud humana es un paso fundamental para el avance de la salud pública”, afirma.

¿Son los microbios la clave de la salud humana?

El microbioma humano se refiere al conjunto de microbios, como bacterias, hongos, virus, parásitos y protozoos que viven en el cuerpo humano. Se calcula que hay 200 veces más genes microbianos en el cuerpo humano que genes humanos. No reconocido por la ciencia hasta la década de 1990, gran parte del funcionamiento del microbioma sigue sin descubrirse.

En pocas palabras, el microbioma es el responsable del mantenimiento de la vida humana. Hasta ahora, la ciencia ha atribuido a las bacterias de nuestro cuerpo el mérito de ayudar a digerir los alimentos, metabolizar las vitaminas y los minerales, regular el sistema inmunitario y proteger el cuerpo de las enfermedades causadas por microbios poco saludables.

Muchas enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, están asociadas a la disfunción del microbioma. Usted puede incluso ser el receptor de bacterias ancestrales en forma de una herencia del microbioma que funciona de forma similar a la transmisión del ADN de generación en generación.

Puede apoyar al microbioma con su alimentación, esta es una de las formas más poderosas de complacer a sus microbios. Las frutas, las verduras y las semillas como el lino y la chía, con un alto contenido en fibra soluble, son excelentes prebióticos que no solo refuerzan el sistema inmunitario sino que también equilibran el microbioma. Para obtener más información sobre el microbioma, consulte GreenMedInfo.com, el recurso médico natural basado en pruebas más ampliamente referenciado del mundo.

El Grupo de Investigación GMI se dedica a investigar los temas de salud y medio ambiente más importantes de la actualidad. Se hará especial hincapié en la salud medioambiental. Nuestra investigación enfocada y profunda explorará las muchas formas en que la condición actual del cuerpo humano refleja directamente el verdadero estado del medio ambiente. Este trabajo se reproduce y distribuye con el permiso de GreenMedInfo LLC. Suscríbase al boletín de noticias en www.GreenmedInfo.health


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.