La fallida prevención de la epidemia del régimen chino en la provincia de Yunnan

Por Zhong Yuan
14 de Abril de 2021 1:42 PM Actualizado: 14 de Abril de 2021 1:42 PM

Comentario

El medio de comunicación estatal chino, Xinhua, informó el 7 de abril que la ciudad de Ruili, en la provincia de Yunnan, completó su segunda ronda de pruebas de ácido nucleico. Por supuesto, su artículo pretendía presumir de la presunta contención de manera eficaz por parte del régimen chino del reciente brote de COVID-19 en Ruili, pero los datos indican una historia diferente.

Según el artículo, la ciudad recogió un total de 353,960 muestras y solo analizó 185,979. En otras palabras, independientemente de la precisión de las pruebas, cerca de la mitad de las muestras no se analizaron.

La Comisión de Salud de Yunnan informó que el 6 de abril se contabilizaron dos nuevos casos confirmados, 68 casos ya confirmados y 46 casos de infecciones asintomáticas. Además afirmó que las autoridades locales comenzaron el proceso de rastreo de contactos.

Gong Yunzun, secretario del Comité Municipal del Partido Comunista de Ruili, dijo que hasta el 7 de abril se habían identificado un total de 8162 personas durante el rastreo de contactos, de las cuales 4594 estaban en contacto cercano y 3568 estaban en contacto cercano indirecto con los casos confirmados, informó Xinhua.

Los 68 casos confirmados y las 46 infecciones asintomáticas equivalen a 114 personas infectadas por COVID-19, y ya se han rastreado 8162 contactos: ¿cuántas de esas personas están infectadas? La cifra podría ser bastante alarmante. Desde el repentino aumento de casos confirmados el 30 de marzo, las autoridades de Ruili se apresuraron a realizar la segunda ronda de pruebas de COVID-19, lo que indica que el número real de infecciones sería muy superior a 114.

Datos ocultos

Xinhua también informó que, hasta el 7 de abril, las autoridades de Ruili habían recogido un total de 2006 muestras de suero de “grupos de personas clave”, y todas las pruebas se habían completado.

Esto demuestra que las actuales pruebas de ácido nucleico siguen siendo poco fiables y que los resultados de las pruebas solo pueden confirmarse mediante pruebas de suero. El informe no explica cómo las autoridades eligieron los grupos clave para las pruebas de suero. ¿En qué se basó Ruili para identificar a estas personas clave? ¿Se debe a que tuvieron un contacto prolongado con una persona infectada o que tenían síntomas de COVID-19? ¿Se realizó la prueba de suero solo para confirmar un resultado positivo de la prueba de ácido nucleico? Si todas ellas procedían de las 8162 personas rastreadas, ¿por qué solo se realizaron 2006 pruebas de suero? Si las pruebas de suero no eran todas de ese grupo, entonces ¿de dónde procedía el resto?

El informe solo indica que se realizaron 2006 pruebas de suero, pero se ocultan los datos de los resultados de las pruebas y no se indica cuántas personas infectadas se encontraron. Asimismo, se completaron 185,979 pruebas de ácido nucleico en la segunda ronda, y el informe no indicó el número de casos positivos. Por otra parte, el informe señala que las autoridades seguirán aplicando la gestión del aislamiento domiciliario en la principal zona urbana de Ruili y, al mismo tiempo, se sellarán las zonas circundantes. Si solo se encontró un pequeño número de personas infectadas en las pruebas de suero y de ácido nucleico, entonces ¿por qué las autoridades locales siguen cerrando la ciudad?

Los residentes se someten a pruebas de COVID-19 en Ruili, en la provincia suroccidental china de Yunnan, el 15 de septiembre de 2020. (STR/AFP vía Getty Images)

Contradicción en el número de observaciones médicas

Xinhua informó que 8162 personas fueron rastreadas en Ruili. Estas personas deberían haber sido puestas en cuarentena o bajo observación médica, pero existe una contradicción con los datos comunicados por la Comisión Nacional de Salud de China.

La Comisión informó el 6 de abril que había 12 nuevos casos confirmados en todo el país, incluidos 2 en Shanghai, 2 en Sichuan, 1 en Beijing, 1 en Jiangsu, 1 en Fujian, 1 en Shandong, 1 en Hubei, 1 en Guangdong y 2 casos en Yunnan. Al mismo tiempo, las autoridades anunciaron que había 7550 contactos cercanos y 295 infectados asintomáticos bajo observación médica en todo el país, en total 7845.

Las 7845 personas que se encuentran actualmente bajo observación médica en todo el país son en realidad menos que las 8162 personas actualmente rastreadas en Ruili. Esas 8162 personas deberían estar bajo cuarentena y observación médica durante al menos 14 días, como es obligatorio.

La explicación más probable es que la Comisión no incluyó el número de observaciones médicas en Ruili. En otras palabras, la situación de la epidemia comunicada por la Comisión son datos cuidadosamente procesados.

Xinhua estaba ansioso por publicitar la lucha de Ruili contra la epidemia, y reveló inadvertidamente la verdad. Puede haber otras dos posibilidades para este contraste.

La primera posibilidad es que la Comisión esté anunciando solo el número de contactos estrechos que se encuentran actualmente bajo observación médica y oculte el número de contactos estrechos indirectos. La provincia de Yunnan o la ciudad de Ruili también podrían informar solo del número de contactos estrechos pero no del número de contactos estrechos indirectos, sin embargo esto es menos probable.

El 6 de abril la comisión anunció que había 7550 contactos estrechos bajo observación médica en todo el país, y 295 casos de infección asintomática seguían bajo observación médica. El 5 de abril anunció que había 7773 contactos cercanos en todo el país bajo observación médica, y 304 casos de infección asintomática seguían bajo observación médica.

Comparando estos dos informes, el número de contactos cercanos que siguen bajo observación médica en todo el país se redujo en 223, y el número de infecciones asintomáticas que siguen bajo observación médica se redujo en 9 casos. Los anuncios recientes siguen básicamente el mismo patrón. Siguen mostrando una divergencia con respecto a los 4594 contactos estrechos anunciados por las autoridades en Ruili.

La segunda posibilidad es que Ruili no haya comunicado sus datos a la Comisión y aún si lo hizo, ésta podría haber decidido no publicar la información para ocultar la gravedad de la situación y evitar la intervención de las autoridades superiores.

El Partido Comunista Chino (PCCh) nunca ha dado información veraz sobre la situación del COVID-19 en China. ¿Cuántas personas se han puesto en peligro por la supuesta victoria del PCCh en la lucha contra la pandemia?

Zhong Yuan es un investigador centrado en el sistema político de China, el proceso de democratización del país, la situación de los derechos humanos y los medios de vida de los ciudadanos chinos. Comenzó a escribir comentarios para la edición en chino de The Epoch Times en 2020.

 


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.