La FDA debería retirar la vacuna “adulterada” contra COVID-19 de Pfizer, según Robert Malone

Por Zachary Stieber
25 de Octubre de 2023 1:37 PM Actualizado: 25 de Octubre de 2023 1:37 PM

La vacuna contra COVID-19 de Pfizer está adulterada debido a la presencia no revelada de una secuencia de ADN, según los expertos.

Según el Dr. Robert Malone, experto en vacunas cuyo trabajo fue citado por Pfizer, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) debería retirar la vacuna del mercado.

“Es absolutamente necesario retirarla”, declaró el Dr. Malone a The Epoch Times.

“¿Hará la FDA su trabajo?”, añadió después.

La vacuna de Pfizer contiene una secuencia de ADN del virus Simian 40 (SV40), según confirmaron las autoridades de Canadá a The Epoch Times. Las autoridades encontraron la secuencia después de que investigadores externos, entre ellos Kevin McKernan, descubrieran la secuencia en la vacuna.

El virus SV40 completo puede causar cáncer, lo que motivó su eliminación de las vacunas antipoliomielíticas en el pasado. Aunque la secuencia genética primaria del virus asociada con el cáncer no está en la vacuna de Pfizer, hay una parte de la secuencia llamada promotor-reforzador, que “puede introducir cosas en el núcleo, por lo que es preocupante”, dijo a The Epoch Times David Wiseman, antiguo científico de Johnson & Johnson.

Debido a la presencia de la secuencia, dicen algunos expertos, la FDA debería encontrar el producto adulterado, lo que se define bajo la ley federal como tener una “fuerza, calidad o pureza que difiere del compendio oficial”.

El Congreso ordenó a la FDA que si se realizan pruebas a un medicamento sospechoso de estar adulterado y éste no cumple las normas del compendio, y existe un peligro para la salud, ordene al fabricante que lo retire del mercado, señaló el doctor Malone en un ensayo.

Si el fabricante no retira el medicamento, “debe considerarse la posibilidad de incautarlo”, dice la ley.

“La política general es que si hay adulteración y riesgo razonable de toxicidad, debe actuarse de inmediato”, declaró el Dr. Malone a The Epoch Times. “Se trata de un mandato fundamental del Congreso a la FDA para prevenir la adulteración de fármacos, productos sanitarios y alimentos. Y la siguiente pregunta es: ¿se trata de una adulteración? ¿Está asociada a un riesgo razonable de toxicidad en humanos? Y mi opinión es, absolutamente”.

Otros expertos, como la Dra. Janci Lindsay, también afirman que la presencia de la secuencia significa que la vacuna está adulterada.

La FDA declinó hacer comentarios.

Pfizer no ha respondido a las preguntas.

El senador Ron Johnson ( republicano de Wisconsin), miembro de mayor rango del Subcomité Permanente de Investigaciones de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, dijo que los reguladores deben dar respuestas.

“Estuvieron investigando y consultando a expertos sobre la cuestión de la contaminación por ADN en las vacunas contra COVID-19 desde que salió a la luz”, dijo Johnson a The Epoch Times por correo electrónico. “La FDA debe dar respuestas a las preguntas legítimas que se están planteando”.

Si la FDA no toma medidas, los fiscales generales de los estados podrían proceder a confiscar la vacuna debido a la adulteración, dijo el Dr. Malone.

El Epoch Times preguntó a varios fiscales generales si están considerando o considerarían tal medida, pero no respondieron.

No sabemos qué se divulgó

Health Canada dijo que se espera que patrocinadores como Pfizer identifiquen secuencias de ADN biológicamente funcionales dentro de un plásmido, como la secuencia SV40, cuando presenten solicitudes de autorización.

Pfizer proporcionó la secuencia completa de ADN del plásmido, pero “no identificó específicamente la secuencia de SV40”, señaló la agencia sanitaria.

Después de que el Sr. McKernan y otros científicos descubrieran la secuencia, Health Canada “confirmó la presencia del potenciador”, añadió.

No está claro si la secuencia tampoco fue identificada para la FDA por Pfizer.

“No sabemos lo que se reveló a la FDA antes de la autorización. Si se comunicó, su presencia no es inesperada. Si no se divulgó, creo que se trata de un caso de adulteración”, dijo el Sr. Wiseman.

Sin embargo, las normas en virtud de las cuales se concedió inicialmente a la vacuna la autorización de uso de urgencia (EUA) pueden servir de defensa a la agencia.

“¿Podría la FDA argumentar que, debido a la EUA, o porque sabían de ella, o alguna otra razón, no se requiere ninguna acción por su parte, y no hay nada que ver aquí? Puede que lo intenten. Pero lo cierto es que esto es completamente falso”, dijo Wiseman.

El Sr. McKernan presentó sus conclusiones en junio, durante una reunión de la FDA para hacer comentarios públicos, y demostró que Pfizer no había revelado la secuencia a la Agencia Europea del Medicamento (EMA). La FDA no suele responder durante la parte de comentarios públicos de sus reuniones, ni después a lo que se presentó.

“Lo realmente aplastante aquí es que Pfizer nunca reveló la información sobre el SV40 a la EMA. Les dieron un mapa del plásmido de lo que consistía el plásmido, con todas las características etiquetadas, con la excepción del sitio SV40”, dijo el Sr. McKernan a “American Thought Leaders” de EpochTV. “Hicieron eso porque saben que la región SV40 es una base muy controvertida en su historia en el campo de las vacunas”.

Nuevo artículo

En un artículo de preimpresión publicado este mes, el Sr. Wiseman, el Sr. McKernan y otros investigadores analizaron 27 viales de las vacunas Moderna y Pfizer contra el COVID-19 y descubrieron la presencia de la secuencia SV40 en los viales de Pfizer, no en los de Moderna.

Las pruebas, junto con la declaración de Health Canada, ayudan a confirmar los resultados de las pruebas anteriores del Sr. McKernan, que identificaron la presencia de la secuencia.

El Dr. Phillip Buckhaults, experto en genómica del cáncer y profesor de la Universidad de Carolina del Sur, también encontró fragmentos de ADN plasmídico en la vacuna. Declaró a The Epoch Times que “nadie sabe si este ADN hace algo clínicamente significativo, pero es prudente comprobar si las personas vacunadas presentan algún indicio de modificación del genoma”.

El Dr. Wafik El-Deiry, otro experto en cáncer que es director del Centro Oncológico Legorreta de la Universidad Brown, dijo que los hallazgos deberían estimular más investigaciones sobre el impacto de las vacunas en diferentes partes del cuerpo, incluidos el corazón y el cerebro.

Con información de Matthew Horwood.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.