La FTC presenta una demanda que acusa a Facebook de un plan ilegal para aplastar la competencia

Por Tom Ozimek
20 de Agosto de 2021
Actualizado: 20 de Agosto de 2021

La Comisión Federal de Comercio (FTC) ha modificado su demanda inicial en su caso antimonopolio contra Facebook, actualmente acusa al gigante de las redes sociales por comprar ilegalmente a competidores innovadores y aplastar a ciertos desarrolladores de aplicaciones para “afianzar su monopolio”.

La FTC presentó su demanda revisada (pdf), el 19 de agosto, en el Tribunal Distrital de EE.UU. para el Distrito de Columbia, tras el fallo del tribunal el 28 de junio que desestimó la denuncia inicial de la FTC por falta de pruebas o explicación sobre cómo la agencia determinó que Facebook controla más del 60 por ciento del mercado de las redes sociales. Después de que el juez desestimara el caso en junio, la FTC solicitó -y se le concedió- una prórroga para volver a presentar su demanda.

La demanda enmendada, que es significativamente más larga que la original, argumenta que Facebook domina el mercado de las redes sociales en Estados Unidos e incluye datos y pruebas adicionales que pretenden apoyar la afirmación de la FTC de que Facebook es un monopolio.

Un portavoz de Facebook le dijo a The Epoch Times en un comunicado enviado por correo electrónico que “es lamentable que, a pesar de que el tribunal desestimó la denuncia y concluyó que carecía de base para un reclamo, la FTC ha optado por continuar con esta demanda sin fundamento”.

“No hubo ninguna afirmación válida de que Facebook fuera un monopolista, y eso no ha cambiado”, insistió el portavoz.

La FTC dijo en un comunicado que, mientras competidores innovadores amenazaban el dominio de Facebook durante el boom móvil de la década de 2010, el gigante de las redes sociales se embarcó en una “juerga de compras anticompetitivas” ilegal con el fin adueñarse de sus rivales, incluidos Instagram y WhatsApp, para “cimentar su monopolio”.

La demanda le solicita al tribunal que le ordene a Facebook vender Instagram, empresa que compró en 2012 por 1000 millones de dólares, y WhatsApp, que compró en 2014 por 19,000 millones de dólares.

La FTC también acusó a Facebook de tener un esquema de “abrir primero-cerrar-después” que consistía en atraer a los desarrolladores de aplicaciones a su plataforma y más tarde, cuando consideraba que eran una amenaza y para seguir “amarrando su monopolio”, obligar a los desarrolladores a aceptar condiciones restrictivas que efectivamente los sacaban del mercado.

“Al poner este cebo a los desarrolladores, Facebook aisló la competencia durante un período crítico de cambio tecnológico”, dijo la FTC en un comunicado. “Los desarrolladores que habían confiado en las políticas de acceso abierto de Facebook fueron aplastados por los nuevos límites a su capacidad de interoperar”.

Las acciones de Facebook no sólo perjudicaron a los desarrolladores, sino que también “privaron a los consumidores de promesas y disrupciones que podrían haber obligado a Facebook a mejorar sus propios productos y servicios”, alegó la FTC.

La denuncia también acusa a Facebook de participar en otras actividades que han “degradado la experiencia del usuario, incluido el uso indebido o el mal manejo de los datos del usuario”, citando como ejemplo graves abusos a la privacidad del usuario en 2019 que llevaron a la FTC a presentar cargos contra Facebook, que terminaron con un acuerdo y una multa de USD 5000 millones.

“La acción de la FTC busca poner fin a esta actividad ilegal y restaurar la competencia en beneficio de los estadounidenses y de las empresas honestas”, dijo Holly Vedova, directora interina de la Oficina de Competencia de la FTC, en un comunicado.

El portavoz de Facebook defendió la adquisición de Instagram y WhatsApp por parte de la compañía, diciendo que las compras fueron revisadas y aprobadas hace años, e insistió en que las políticas de acceso a la plataforma de Facebook para desarrolladores eran legales.

“Los reclamos de la FTC son un esfuerzo por reescribir las leyes antimonopolio y cambiar las expectativas establecidas de revisión de fusiones, declarando a la comunidad empresarial que ninguna venta es definitiva”, dijo el portavoz.

“Luchamos para ganar el tiempo y la atención de la gente todos los días y continuaremos defendiendo vigorosamente nuestra empresa”, agregó el portavoz.

Facebook tiene hasta el 4 de octubre para responder. La compañía dice en Twitter que está revisando la denuncia enmendada y que pronto se pronunciará nuevamente.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS