La gatita Choupette de Karl Lagerfeld, posible heredera de una millonaria fortuna

Por La Gran Época
19 de Febrero de 2019 Actualizado: 19 de Febrero de 2019

Durante la mañana de este martes se reportó la muerte del mítico modisto Karl Lagerfeld a los 85 años. Según las primeras informaciones, el diseñador habría fallecido en el Hospital Americano de París, tras ser internado de urgencia ayer.

Con su deceso, Lagerfeld no solo deja un potente legado en la moda, gracias a su robusta carrera que incluye importantes líneas como Pierre Balmain, Jean Patou, Chloé, Fendi, Chanel, Hennes & Mauritz (H&M) y su propia marca homónima, sino que además deja a su cómplice y fiel acompañante: Choupette.

Se trata de una gata que fue adoptada por el diseñador hace siete años, cuando el modelo Baptiste Giabiconi la dejó a su cuidado al irse de viaje. “Cuando regresó, creo que lamentó que Choupette fuera mía”, dijo el modisto en una entrevista al medio CNBC. Desde ese momento, a Choupette le esperaba una vida más que excéntrica.

“Me río de mí mismo [por el cariño que le tengo], pero eso no cambia nada y es muy agradable. No molesta a nadie ni le hace mal. Hay gente que se ocupa de Choupette cuando no estoy y todo eso. Tiene su propia pequeña fortuna, si algo me sucediera, será una heredera. La persona que se ocupe de ella no tendrá problemas de dinero. De los anuncios que ha hecho no he cogido nada, está guardado expresamente para ella. Choupette es rica”, dijo al programa francés ‘Le Divan’ en 2015.

El primer encuentro de la felina con la fama fue en 2012, cuando obtuvo una cuenta de Twitter en la que -actualmente- tiene más de 49.000 seguidores. Esto la llevó a posicionarse en el ojo mediático y protagonizar varias “entrevistas”.

Choupette no solo tiene un avión privado, un puesto reservado en la mesa y dos “sirvientas” que la cepillan y cuidan de ella todo el día, sino que además fue nombrada como la inspiración y directora creativa de Chanel, por Karl (quien fue director creativo de la marca).

En 2014, la gata ganó más de 3 millones de euros por colaborar con la línea de cosméticos Shu Uemura y posar en un calendario de Vauxhall Corsa, una marca de autos. “No permito que haga anuncios de comida y cosas por el estilo. Ella es demasiado sofisticada para hacer algo así”, aclaró el diseñador respecto a la carrera de su gata, a la revista The Cut.

La gata además tiene su propio libro Choupette: The Private Life of a High-Flying Fashion Cat (La vida privada de una prestigiosa gata de la moda), en donde se relata su exclusiva vida, con el que también generó ingresos. Sin embargo, su trabajo más millonario fue inspirar colecciones de vestuario y accesorios de Karl Lagerfeld. “Ella es el centro de mi mundo. Hay algo inolvidable en ella. Su forma de moverse. Si la conocieran lo entenderían. Es sin lugar a dudas una inspiración para la elegancia”, dijo el empresario de la moda sobre Choupette, que tiene prendas, carteras, productos de higiene personal y maquillaje inspirados en ella.

Tras la reciente muerte del diseñador, miles de usuarios han dado sus condolencias a la felina, aunque sus encargados de redes sociales aún no han emitido un comunicado oficial de su parte. A pesar que no se ha revelado el testamento de Lagerfeld, es muy probable que su gata adquiera una importante herencia que le permita continuar con la vida que todos los gatos merecen. Y si no, ella misma ya amasó una pequeña fortuna.

Con información de Biobio.cl

***

Te puede interesar

Esta talentosa artista de joyería con sede en Nueva York nos presenta ‘artesanía entre el cielo y el hombre’ en diseños brillantes

TE RECOMENDAMOS