La glándula pineal o tercer ojo: cómo despertar tu capacidad sobrenatural

Por La Gran Época
24 de Abril de 2019 Actualizado: 21 de Agosto de 2019

Actualmente, muchas personas tienen dudas y preguntas acerca de qué es el tercer ojo. A diferencia de los tiempos anteriores, ahora hay menos misticismo y más curiosidad sobre la verdad de este tipo de conocimientos.

¿Realmente tenemos un tercer ojo con el que podemos ver más allá de este mundo físico? ¿O son solo historias místicas y leyendas que se transmitieron a través de los años? ¿Las culturas ancestrales lo utilizaban para describir visiones en otras dimensiones? Si es así, ¿cómo accedemos a él y qué puede hacer?.

Vamos a responder algunas de estas preguntas comenzando por aclarar qué es el tercer ojo, o también llamado ojo celestial, ojo interior o incluso ojo de la mente.

¿Cómo funciona?

“Los ojos son como una cámara, ellos trabajan como el disco duro que traduce el mundo y lo envía a nuestro cerebro. Al final del día son solamente una herramienta en nuestro cuerpo que ocupamos para ver. Estas imágenes son transferidas a la corteza visual.

Imagen Ilustrativa. (Créditos: HBRH/Shutterstock)
Imagen Ilustrativa. (Créditos: HBRH/Shutterstock)

¿Y por qué esto es importante? Porque hay un ojo en medio de tu cabeza que está conectado exactamente a este mismo lugar; esta área es llamada “glándula pineal”.

La mayoría de los científicos dicen que esto es un ojo vestigio o un ojo que nunca se formó, describen que la glándula pineal es un ojo “no funcional” con una estructura similar a la de los ojos externos, equipado con tejidos y células retinianas que actúan como receptores de luz.

Según informamos en otras de nuestras notas, en 1919, Frederick Tilney y Luther Fiske Warren escribieron que las similitudes de la estructura de la glándula pineal con la del ojo humano, sugerían que el órgano se formó para ser sensible a la luz y probablemente posee otras capacidades visuales.

¿Qué puede hacer el tercer ojo?

“Cuando algunas personas comienzan a hablar sobre este tipo de cosas que existen más allá de este plano físico, algunos lo catalogarán como ideas falsas o como una locura. Pero el mundo alrededor de nosotros está lleno de energía, no podemos tocarla o verla, pero sabemos que está ahí. En su lugar, utilizamos tecnología para detectar esta energía, como campos de energía electromagnética, rayos infrarrojos, rayos ultravioleta, entre otros. Pero en muchas culturas, religiones y creencias decían que nuestro mundo es solo una ilusión o un sueño.

Así que cuando nos iluminamos o despertamos, ya no estaremos restringidos por nuestros ojos físicos y podremos ver todo tipo de maravillas que existen. Y esto es lo que el ojo celestial puede hacer”.

Pero también existen otros fenómenos relacionados con el tercer ojo, a continuación describimos algunos.

Visiones: “¿Alguna vez has tenido un sueño tan real que hubieras jurado que sí sucedió? O quizás estabas haciendo algo y viste una escena enfrente de ti que más tarde se convertiría en realidad. Es en estas visiones que estás utilizando el ojo celestial para ver cosas.  Mucha gente también reporta haber visto seres angelicales o gente que ha muerto. Tristemente otras cosas oscuras pueden venir también, como fantasmas o algunos espíritus malignos, pero no siempre tiene que ser de esta manera”, menciona Ben.

Pre-cognición y retro-cognición: Estas son habilidades para ver el pasado o el futuro.

Proyección astral: Se dice que este fenómeno sucede cuando el espíritu o el alma dejan el cuerpo y esta viaja a otro lugar, logrando ver casi todo lo que quieras ver.

Visión remota: Es algo más relacionado con el tercer ojo y se refiere a la capacidad con la que se puede ver una escena que está sucediendo en otro lugar.

Sin embargo, esto parece no ser suficiente y surgen siempre nuevas preguntas sobre este tercer ojo o esta famosa glándula pineal. Estos algunos hechos increíbles relacionados con esta glándula, explicados por nuestra ciencia actual:

1. En la noche secreta melatonina para dormir y serotonina durante el día para permanecer despiertos. Los científicos describen que la melatonina en los mamíferos está relacionada con el ciclo circadiano, que influye en estar despierto y el sueño y se discuten además otras funciones como: acción antioxidante, inmunoestimulante, antineoplásica, antiovulatoria, antienvejecimiento.

2. Es el corazón del reloj biológico del cuerpo.

3. Está exactamente en el centro geométrico del cerebro.

4. Tiene el tamaño de un chícharo y tiene el nombre de “pineal” por su forma de piñón. Siendo más precisos su peso es de unos 150 miligramos.

Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Ilusmedical | Shutterstock)
Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Ilusmedical/Shutterstock)

5. Tiene más flujo de sangre fluyendo a través de ella, que cualquier otra parte del cuerpo, sin contar el riñón. El corazón tiene un gran flujo de sangre, y estamos diciendo que la glándula pineal y el riñón tienen aún más sangre fluyendo a través ellos.

6. Existe el mismo tipo de células dentro de la glándula pineal que en la retina del ojo.

7. Está conectado con la corteza visual del cerebro, por lo cual es llamado tercer ojo.

Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Pixabay)
Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Pixabay)

8. Es altamente susceptible al flúor y puede crear depósitos si es demasiado expuesta al mismo.

9. Se observó que la persistencia de emociones negativas como miedo, enojo y sentimientos de negación del propio ser afectan negativamente a la glándula pineal.

10. La glándula pineal se forma a los 49 días dentro del embrión. Esta es la misma cantidad de días en la que se determina si el embrión humano es hombre o mujer. En algunas tradiciones espirituales orientales se cree que toma 49 días para que un alma reencarne.

Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Sebastian Kaulitzk | Shutterstock)
Imagen Ilustrativa con modificaciones. (Créditos: Sebastian Kaulitzk/Shutterstock)

Además de estos hechos científicos referentes a la glándula pineal, también existen los conocimientos ancestrales que diferentes culturas, religiones y creencias espirituales tienen acerca del tercer ojo.

¿Quieres saber lo que las creencias espirituales y culturas ancestrales tienen que decir acerca del ojo celestial?

“La glándula pineal, tercer ojo u ojo celestial es considerado el órgano supremo de conexión con el universo en muchas creencias y religiones.

Se dice que cuando el tercer ojo se abre, puedes ver el mundo verdadero, un tercer ojo bloqueado te lleva a confusión, mentiras, envidias, incertidumbre, depresión y pesimismo.

Pero en algunas filosofías orientales la glándula pineal está alineada con la ubicación del chakra de la coronilla, un punto clave para altos grados de consciencia o el entendimiento de reinos superiores. El despertar del chakra del tercer ojo te permite abrir tu percepción interior. Los chakras se dicen que están muy relacionados y entre más alineados y abiertos estén, más alto es el reino que uno puede ver.

Por otro lado, el simbolismo del piñón puede ser encontrado en la mayoría de las culturas desde Egipto, Grecia, el catolicismo y una de las más fascinantes manifestaciones es la cabeza de buda, que tiene la forma de un piñón. Así que el piñón es una metáfora para el despertar espiritual, porque al igual que en la naturaleza, un piñón madura y se abre lentamente, liberando las semillas maduras.

Cuando comenzamos nuestros viajes espirituales en el camino de la iluminación, nuestro ojo celestial se abre o comienza a dar fruto. En algunos textos budistas se dice que cuando te iluminas obtienes el Fruto Recto.

También hay muchas referencias en la Biblia sobre Jesús hablando de ser recto para dar buenos frutos. “Porque el fruto de la luz consiste en toda bondad, rectitud y verdad”— Efesios, 5:9″

Después de toda esta información seguramente surgirán más preguntas, como la siguiente:

¿Cómo desarrollas tu ojo celestial?

Lo primero que puedes hacer es comenzar a meditar. La meditación conecta los meridianos o canales de energía en el cuerpo, lo que abre un camino hacia la glándula pineal. Y con el tiempo, comenzarás a desarrollar el ojo celestial.

Así mismo, el Doctor Sérgio Felipe de Oliveira, master en Ciencias por la Facultad de Medicina de la Universidad de San Pablo y director de la Clínica Pineal Mind, el incremento de la actividad pineal se encuentra estrechamente relacionado con las actividades psíquicas, tales como visiones o meditación.

Algo importante es que “Lo principal es dejar de pensar que esta es una habilidad que quieres para hacer ciertas cosas. No depende de ti usar ese ojo celestial o no. Solo comienza a ser más positivo y presta más atención a tus pensamientos negativos sobre las personas y sobre ti mismo, y cómo piensas sobre los demás, o la vida en general. Y ser más compasivo también”.

También es bueno dejar de consumir bebidas con azúcar como Coca Cola, Red Bull, comer comida rápida. Come más verduras o carne vacuna de pasturas. Y además, no tomes una cantidad excesiva de café todos los días.

Y otra cosa más que puede afectar la glándula pineal es el alcohol, y es mejor beber agua filtrada y tratar de no usar productos que tienen demasiado flúor, como ciertas pastas dentales y otras cosas.

¿Estas listo para abrir tu tercer ojo?

***

Video recomendado

Su espíritu abandona su cuerpo cuando se suicida y experimenta una gran lección

¿Te gusto este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS