La guerra comercial entre China y Estados Unidos continúa en América Latina

Por Chriss Street
17 de Diciembre de 2019
Actualizado: 17 de Diciembre de 2019

Análisis de noticias

La guerra comercial entre China y Estados Unidos puede haber declarado una tregua en la “Fase Uno“, pero el régimen chino sigue desafiando a Estados Unidos de forma económica y potencialmente militar en América Latina.

Aunque The Epoch Times informó el 13 de diciembre que China está comprometida con las mejoras estructurales y la compra de 200,000 millones de dólares en productos y servicios de EE.UU. a cambio de que EE. UU. reduzca algunos aranceles, China sigue poniendo en marcha iniciativas económicas al estilo de la Guerra Fría similares a las que los rusos llevaron a cabo con América Latina para socavar la seguridad nacional de EE.UU. en su propio patio trasero, según un análisis de Geopolitical Futures.

Las 33 economías de América Latina crecieron un promedio de apenas 0.2 por ciento en 2019, según el Fondo Monetario Internacional. El FMI pronostica un crecimiento del 1.8 por ciento en 2020, pero la fuerte dependencia de la exportación de productos básicos hace que la región sea extremadamente vulnerable a los efectos de una guerra comercial continua entre China y Estados Unidos.

El principal imperativo de seguridad nacional de Estados Unidos ha sido mantener a las potencias extranjeras alejadas de Norteamérica. Estados Unidos emitió la Doctrina Monroe en 1823 para desalentar una mayor colonización europea, y emitió el Corolario Roosevelt en 1904 para disuadir a los Estados europeos de incautar activos y países sudamericanos para saldar deudas. Al construir una marina de alta mar y luego ir a la guerra para despojar a España de sus posesiones restantes en el Hemisferio Occidental, Estados Unidos emergió como la potencia indiscutible de Norteamérica.

Uno de los primeros pasos de la política exterior de Xi Jinping tras consolidar su poder como mandatario de China en 2013 y el control de las fuerzas armadas como presidente del Grupo Central de Liderazgo para la Reforma Militar en marzo de 2014, fue lanzar su iniciativa “1+3+6” con la comunidad de Estados de América Latina y el Caribe. El acrónimo significa “1” plan; “3” impulsores: el comercio, la inversión y la cooperación financiera; y “6” prioridades de financiación: energía y recursos, agricultura, la construcción de infraestructuras, la industria manufacturera, la innovación científica y la tecnológica.

Además de que Beijing compró grandes extensiones de recursos naturales de América Latina, los 141,000 millones de dólares de China en financiamiento latinoamericano no requirieron el tipo de mandatos de “gobernanza” de prestamistas multilaterales como el FMI. Como resultado, el financiamiento latinoamericano de China desde 2005 ha superado al del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento.

Xi declaró en 2015 que “esa amistad nace de la interacción estrecha entre los pueblos”. Beijing brindó a América Latina 6000 becas gubernamentales, 6000 ofertas de formación en China y 400 puestos de estudio para la obtención de maestrías. Además, Xi invitó a 1000 líderes de partidos políticos latinoamericanos a visitar China y lanzó el programa de capacitación “Puente del Futuro” para 1000 líderes juveniles chinos y latinoamericanos para desarrollar intercambios ideológicos y culturales.

Geopolitical Futures destaca que las inversiones, préstamos e intercambios culturales de buena voluntad de China requieren que los socios se atengan al principio de “Una China” como “base política para el establecimiento y desarrollo de las relaciones entre China y los países y organizaciones regionales de América Latina y el Caribe”.

Los aliados tradicionales de Estados Unidos en la región que favorecieron a China al romper las relaciones diplomáticas con Taiwán incluyen a Panamá en 2017, y a la República Dominicana y El Salvador en 2018. Estados Unidos respondió retirando a sus embajadores de los tres países en septiembre, y el vicepresidente Mike Pence advirtió de los peligros de acercarse demasiado a China.

Ese mismo mes, el Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, reiteró el especial interés y cooperación de su país en América Latina. Pero hizo lo que Geopolitical Futures llama una “indirecta no tan sutil” contra Estados Unidos al afirmar que América Latina y China deberían “oponerse al unilateralismo y al proteccionismo”.

A pesar de que los mercados bursátiles mundiales respondieron a la “Primera Fase” del acuerdo comercial alcanzando nuevos máximos históricos el 13 de diciembre, el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, declaró esa misma tarde que China es ahora la prioridad principal del Pentágono, superando a Rusia, debido a los “descarados esfuerzos” de China por socavar las reivindicaciones territoriales regionales de los Estados vecinos.

Geopolitical Futures comentó que, a pesar de la retórica exacerbada, “Estados Unidos generalmente se ha contentado con jugar a largo plazo y aprovechar su posición estratégica superior en la región en lugar de hacer algo para hacer retroceder la expansión de China en aguas regionales en disputa”. Pero según un nuevo informe de un centro de estudios chino, “Iniciativa de sondeo de la situación estratégica del Mar Meridional de China”, Estados Unidos ha estado “mejorando su interoperabilidad con otras naciones y reforzando su presencia militar para contener el ascenso de China como potencia marítima” en el patio trasero de la región indo-pacífica de China al realizar al menos 85 ejercicios militares conjuntos este año.

Al declarar a China como el principal adversario militar de Estados Unidos, suplantando a los rusos por primera vez desde el discurso de Winston Churchill de 1946 sobre la Cortina de Hierro, Geopolitical Futures espera que Estados Unidos desafíe más abiertamente “la influencia de China y su amenaza potencial” en el patio trasero de Estados Unidos.

Chriss Street es un experto en macroeconomía, tecnología y seguridad nacional. Se ha desempeñado como CEO de varias empresas y es un escritor activo con más de 1500 publicaciones. También ofrece regularmente conferencias de estrategia a estudiantes de postgrado en las mejores universidades del sur de California.

***

A continuación

Conoce a uno de “”Los Valientes””, un investigador que logró comprobar la sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia en China

TE RECOMENDAMOS