La inevitable recesión que se avecina y cómo prepararse para ella

Por Andrew Moran
18 de Mayo de 2022 5:48 PM Actualizado: 18 de Mayo de 2022 5:48 PM

El exdirector ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, se sumó a las conversaciones sobre la recesión tras declarar el domingo a la CBS que una recesión económica es “un factor de riesgo muy, muy alto”.

No es solo Blankfein quien advierte sobre una contracción del PIB. A muchos analistas de Wall Street les preocupa cada vez más que una recesión se convierta en la hipótesis de base de las previsiones para los próximos 12 a 24 meses.

Una reciente encuesta mensual de Bloomberg entre economistas reveló que la probabilidad de una recesión en los próximos 12 meses es del 30%, la más alta en dos años. Esto supone el doble de las probabilidades que los economistas habían previsto en febrero.

Morgan Stanley proyecta (pdf) un 27 por ciento de probabilidades de recesión en los próximos 12 meses, frente al 5 por ciento de marzo.

“Ahora parece que la inflación se está ampliando y tiene el potencial de mantenerse más alta durante más tiempo”, escribió la directora de inversiones de Morgan Stanley Wealth Management, Lisa Shalett, en su nota semanal. “Este es un escenario que ejerce presión al alza sobre las expectativas de inflación a largo plazo y mantiene a la Fed en un modo de aceleración de la política”.

Operadores trabajan en el piso de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) el 02 de mayo de 2022 en la ciudad de Nueva York. Tras caer más de 600 puntos el viernes, las acciones subían ligeramente en las operaciones de la mañana. (Spencer Platt/Getty Images)

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, dijo el martes en un evento en Michigan que no está claro si el banco central necesitará desencadenar una recesión para bajar la inflación.

“Mis colegas y yo vamos a hacer lo que tengamos que hacer para devolver el equilibrio a la economía”, dijo. “Lo que muchos economistas se rascan la cabeza y se preguntan es: Si realmente tenemos que bajar la demanda para controlar la inflación, ¿va a poner la economía en recesión? Y no lo sabemos”.

Esto se produce después de que el expresidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, reconociera que el banco central actuó demasiado tarde para abordar la inflación, declarando a The New York Times que Estados Unidos podría entrar en un periodo de estanflación.

La mayoría de los directores ejecutivos también se preparan para una recesión, según una reciente medición de la confianza de los directores ejecutivos realizada por el Conference Board. El indicador entró en territorio negativo, cayendo en el segundo trimestre a 42, frente a los 57 del primer trimestre.

Aunque los directores ejecutivos creen que el ajuste cuantitativo de la Fed ayudará a combatir la inflación en los próximos años, les preocupa que los esfuerzos del banco central induzcan una recesión.

“La confianza de los directores ejecutivos se debilitó aún más en el segundo trimestre, ya que los ejecutivos se enfrentaron al aumento de los precios y a los desafíos de la cadena de suministro, que la guerra en Ucrania y las renovadas restricciones de COVID en China exacerbaron”, dijo Dana M. Peterson, economista jefe de The Conference Board, en un comunicado. “Las expectativas para las condiciones futuras también fueron sombrías, con el 60% de los ejecutivos anticipando que la economía empeorará en los próximos seis meses, un marcado aumento desde el 23% que mantuvo esa opinión el trimestre pasado”.

ING no predice una recesión este año, “pero podría ser algo cercano en 2023”, dice James Knightley, economista jefe internacional del banco, en una nota.

El modelo GDPNow del Banco de la Fed de Atlanta sugiere un crecimiento del 2.4% en el segundo trimestre.

Comestibles en Rosemead, California, el 21 de abril de 2022. (Frederic J. Brown/AFP vía Getty Images)

Greg McBride, vicepresidente senior y analista financiero jefe de Bankrate, no cree que haya señales de recesión en este momento porque las tendencias laborales y el gasto de los consumidores son fuertes.

“Incluso el PIB del primer trimestre no fue una señal de recesión, ya que la contracción se debió al déficit comercial (las importaciones aumentan en una economía fuerte) y al ajuste de los inventarios (que fluctúan debido a los persistentes problemas de la cadena de suministro)”, dijo McBride a The Epoch Times. “La preocupación por la recesión se centra más en 2023, o incluso en 2024, no en 2022”.

Sankar Sharma, un estratega de mercado, coincidió con este sentimiento, diciendo a The Epoch Times que los signos de recesión no son frecuentes hoy, pero podrían empezar a formarse en 2023 o 2024.

“Nos encontramos en un entorno en el que el desempleo es muy bajo, con millones de puestos de trabajo disponibles, los balances de las empresas y los bancos son sólidos, los sistemas financieros son fuertes y están en buena forma, y los informes de ganancias son saludables, a partir de los resultados de Home Depot y Walmart de hoy podemos ver que el consumidor sigue gastando, los mercados de crédito no están bajo tensión, la demanda de vivienda no se ha ralentizado drásticamente y los bancos siguen estando bien capitalizados”, declaró Sharma.

En caso de que la economía estadounidense experimente un aterrizaje brusco tras el ciclo de endurecimiento de la Fed, el banco central podría empezar a recortar los tipos de interés, añadió.

¿Pero seguirán los mercados financieros en una montaña rusa durante los próximos dos años?

Leyendo las hojas de té del mercado

Las acciones estadounidenses han tenido un duro 2022, con los principales índices de referencia perdiendo fuerza tras dos años de crecimiento meteórico.

El Dow Jones Industrial Average ha bajado cerca de un 12%. El Nasdaq Composite Index, de gran peso en lo tecnológico, se ha desplomado un 25%, mientras que el S&P 500 ha caído aproximadamente un 16%.

El mercado del Tesoro y el Índice del Dólar (DXY), que mide el dólar frente a una cesta de divisas, han subido este año. Los precios de las materias primas se han disparado, mientras que las criptomonedas se han hundido.

Con varias semanas consecutivas de pérdidas en el ámbito de la renta variable, Heeten Doshi, fundador de Doshi Capital Management, señaló en una nota que toma un promedio de 12 meses recuperarse.

“Aunque las estadísticas son rotundamente positivas a futuro (excluyendo 2008), la estadística más impactante es que, en promedio, se necesitan 12 meses para recuperarse después de tantas semanas de pérdidas”, escribió.

Dado que los mercados miran hacia el futuro, los inversores podrían estar valorando las ganancias corporativas mediocres “con mucha anticipación”, dice McBride.

“Una clave puede ser la guía de ganancias para 2023 que las empresas brinden en el cuarto trimestre del año”, agregó.

“Si la inflación retrocede y se considera que la Fed puede responder a una recesión con tipos más bajos, los precios de los bonos recuperarán parte de las pérdidas registradas en lo que va de año. Pero esto depende de una serie de factores que se desarrollarán en los próximos 12 meses aproximadamente: la inflación, la política de la Fed y la salud de la economía”.

Para los hogares estadounidenses, las mejores estrategias a emplear, según McBride, son el pago de la deuda, el aumento de los ahorros de emergencia y el aprovechamiento de la caída del mercado.

“El riesgo de salir del mercado y esperar al margen es que hay que tomar dos decisiones correctas, no solo una. Hay que salir en el momento adecuado y volver a entrar en el momento adecuado”, afirmó.

Una encuesta mensual de Bank of America entre gestores de fondos reveló que los inversores ya están empezando a reforzar sus posiciones de efectivo. El estudio informó que el promedio de los saldos de efectivo entre los gestores de activos era del 6.1%, lo que sugiere que los inversores están atesorando efectivo al nivel más alto desde los ataques terroristas del 11 de septiembre.

En definitiva, los estrategas afirman que esto está poniendo de manifiesto una posición “extremadamente bajista” en los mercados financieros.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.