La inflación afecta más a las minorías y a familias rurales, según un estudio

Por Andrew Moran
19 de Julio de 2022 8:01 PM Actualizado: 19 de Julio de 2022 8:01 PM

Muchos hogares estadounidenses están luchando por mantenerse al día con el aumento del costo de vida conforme los costos de los alimentos y la energía se disparan.

En junio, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) reveló que los precios de los alimentos aumentaron un 10.4 por ciento, y muchos de los productos básicos aumentaron dos dígitos con respecto al año anterior. El precio del pan subió un 10.8 %, el del pollo un 18.6 %, el de los huevos un 33.1 % y el de la leche un 16.4 %.

Los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) también destacaron el aumento del 41.6 % en los costos de la energía, que incluyó un aumento del 98.5 % en el fueloil, un aumento del 60 % en la gasolina y un aumento del 13.7 % en la electricidad.

Si bien la inflación de precios afecta a todos, las investigaciones revelan que las presiones financieras de un IPC de base amplia se sienten de manera diferente en todo el país.

Los negros e hispanos son los más afectados por la inflación

Un reciente informe del Banco de la Reserva Federal de Nueva York (FRBNY) evaluó la tasa de inflación anual para las principales categorías de consumo, que se sitió en un 9.2 por ciento en mayo. Esta cifra es superior a la tasa oficial del IPC, que es del 8.6 por ciento.

Una mujer mira productos de limpieza mientras compra en una tienda comercial en Arlington, Virginia, el 10 de noviembre de 2021. (Foto de ANDREW CABALLERO-REYNOLDS/AFP a través de Getty Images)

Cuando los cálculos se ajustan según los niveles de gasto—los estadounidenses hispanos y negros gastarán más en transporte y menos en entretenimiento y atención médica en comparación con los estadounidenses blancos y asiáticos—la inflación fue mayor para los hispanos y los negros. Los investigadores del Banco de la Reserva Federal de Nueva York informaron que la tasa de inflación para los hispanos fue 0.6 puntos porcentuales más alta que la tasa general, mientras que los negros enfrentaron una tasa de inflación que era aproximadamente 0.2 puntos porcentuales más alta. En el caso de los asiático-americanos, fue de aproximadamente 0.5 puntos porcentuales menos. La tasa de inflación a la que se enfrentaron los blancos fue aproximadamente la misma que el IPC del gobierno federal.

“Encontramos que, en contraste con las desigualdades en las tasas de empleo, las disparidades en las tasas de inflación se han ampliado durante el reciente episodio inflacionario, y los estadounidenses negros e hispanos experimentan más inflación”, afirma el informe.

“[C]uando la inflación general comenzó a aumentar en marzo de 2021, las disparidades de inflación aumentaron, y los estadounidenses negros e hispanos experimentaron una inflación más alta que el promedio nacional y los estadounidenses de origen asiático experimentaron una inflación más baja. Estas disparidades son más del doble de las observadas durante 2019”, agregaron los investigadores.

La última encuesta de la Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés) descubrió que 34 millones de hogares estadounidenses tuvieron dificultades para pagar las facturas de energía en 2020. El informe, publicado a principios de este mes, reveló que los costos de energía afectaron de manera desproporcionada a algunas comunidades más que a otras.

En 2020, por ejemplo, antes de que los costos de energía se dispararan, más de la mitad (52 por ciento) de los encuestados negros dijeron que enfrentaban inseguridad energética. El cuarenta y siete por ciento de los participantes hispanos y latinos de la encuesta también registraron los mismos problemas.

En marzo, una encuesta del Wall Street Journal reveló que el 58 por ciento de los encuestados señalaba que la inflación estaba creando notables tensiones financieras.

Dentro de los resultados de la encuesta del periódico, el 35 por ciento de los votantes no blancos informaron que la inflación causaría una tensión financiera considerable en sus vidas. El 28 % de los votantes blancos reveló el mismo parecer.

El estudio del periódico también señaló que casi la mitad de las personas que ganan menos de USD 60,000 dijeron que la inflación podría causar problemas.

Esto es comparable a una encuesta de Gallup de fines de 2021 que confirmó que los hogares de bajos ingresos eran más propensos que los de altos ingresos a admitir que la inflación sería una dificultad significativa “que afecta a su capacidad para mantener su nivel de vida actual”.

“En la parte inferior de la distribución del ingreso, algunas personas ni siquiera tienen cuentas bancarias, trabajan con dinero en efectivo. Estas son las personas más afectadas”, escribió Juan Pablo Nicolini, economista investigador sénior de la Reserva Federal de Minneapolis, en un artículo reciente.

El aumento de los precios afecta a la América rural

La inflación es un problema mayor para las comunidades rurales que para las áreas urbanas, según un nuevo estudio en detalle del Proyecto de Ciudades Pequeñas de Iowa en la Universidad Estatal de Iowa.

El estudio, titulado “Impacto de la inflación en los gastos de los hogares rurales, 2021-2022” (pdf), informó que los gastos de los hogares rurales habían aumentado un 9.2 por ciento en 2022, mientras que los ingresos aumentaron solo un 2.6 por ciento.

“La actual ola de inflación de los últimos dos años ha hecho que las familias rurales sean más vulnerables que las urbanas al aumento de los precios de la gasolina, al incremento de los costos de combustible para calentar sus hogares y a su capacidad para comprar autos usados ​​menos costosos”, escribieron los autores del estudio. “El aumento de los costos de transporte es especialmente preocupante. Los habitantes de las zonas rurales tienen trayectos más largos para ir al trabajo, tienen que viajar más lejos para cubrir sus necesidades diarias, como la compra de alimentos, y tienen que conducir hasta las ciudades más grandes para obtener servicios educativos y sanitarios”.

Los investigadores también destacaron que los precios de los automóviles, la energía, los servicios de telecomunicaciones, los servicios médicos y para las mascotas y los seguros de salud están aumentando más rápidamente en las comunidades rurales que en los centros urbanos.

El noventa y uno por ciento de los ingresos de los hogares rurales se destinaba a gastos de manutención, lo que dejaba apenas USD 5400 en ingresos prescindibles. Los hogares urbanos disponían de un poco más de USD 14,000 para cualquier gasto imprevisto fuera de sus presupuestos mensuales.

¿Combatir la inflación mediante despidos?

La Reserva Federal ha estado luchando contra la inflación de precios elevando las tasas de interés. El banco central de EE. UU. está dispuesto a elevar la tasa de referencia de los fondos federales a por lo menos 3.25 por ciento para fin de año.

Los expertos advierten que estos esfuerzos para combatir la inflación seguirán afectando a los consumidores de bajos ingresos, ya que deben enfrentarse simultáneamente a la elevada inflación y al aumento de los costos de los préstamos. Un entorno de tasas en aumento puede dificultar la obtención de créditos, el préstamo de dinero o el servicio de deudas. En última instancia, esto puede dar lugar a una menor demanda y, potencialmente, a una recesión, porque los consumidores tendrán menos dinero para gastar en una economía que es dos tercios de consumo.

El aumento de la tasa de 75 puntos básicos el mes pasado ya agregó un estimado de USD 3200 millones este año a la deuda existente de tarjetas de crédito, según WalletHub, un sitio web de finanzas personales. Esto se suma a los miles de millones de dólares adicionales de las anteriores aumentos de tarifas.

Pero mientras el mercado laboral sigue “ardiendo”, el gobernador de la Fed, Chris Waller, dijo en mayo al Club Económico de Minnesota que las mismas personas más afectadas por el aumento de los precios tendrían más probabilidades de perder sus empleos durante el ciclo de ajustes de la institución.

“Estamos tratando de reducir el impuesto inflacionario para todos, pero hay una pequeña parte de la sociedad que puede sufrir la peor parte al perder sus trabajos”, dijo. “No hay una fórmula mágica en un libro de texto que le diga cómo hacerlo. Hay que arriesgarse y ver hacia dónde va”.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, al hablar con los periodistas tras la reunión de política del Comité Federal de Mercado Abierto en junio, explicó que el banco central no tiene la intención de “dejar a la gente sin trabajo”.

“Por supuesto, nunca pensamos que haya demasiada gente trabajando y menos gente que necesite tener trabajo. Pero también pensamos que realmente no se puede tener el tipo de mercado laboral que queremos sin estabilidad de precios”, dijo.

El Resumen de Proyecciones Económicas de la Reserva Federal muestra que el promedio de las previsiones de desempleo se revisaron al alza: 3.7 % para 2022, 3.9 % para 2023 y 4.1 % para 2024 (pdf). Al momento de escribir este artículo, la tasa de desempleo se ubica en 3.6 por ciento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.