La inflación subyacente de EE.UU. se acelera mientras sube la presión de los precios

Por Bryan Jung
28 de Octubre de 2022 4:59 PM Actualizado: 28 de Octubre de 2022 4:59 PM

Una medida clave de la inflación en Estados Unidos, que es monitoreada de cerca por la Reserva Federal, se aceleró una vez más en septiembre, ya que el precio de los bienes y servicios subió.

El Índice de Gastos de Consumo Personal (PCE) mostró que los precios subyacentes, excluyendo los volátiles precios de los alimentos y la energía, aumentaron un 0.5 por ciento respecto al mes anterior, un 5.1 por ciento en términos anuales, según nuevos datos de la Oficina de Análisis Económico (BEA) del 28 de octubre.

Los precios totales al consumidor en general aumentaron un 0.3 por ciento.

El informe del gobierno, que se publicó menos de dos semanas antes de las elecciones intermedias, plantea una señal preocupante para la administración Biden.

El gasto de los consumidores estadounidenses siguió siendo fuerte, pero las fuertes presiones sobre los precios y la sólida demanda probablemente animarán a la Reserva Federal a realizar otra gran subida de los tipos de interés la próxima semana, ya que la inflación sigue estando muy por encima de su objetivo del 2 por ciento.

Las cifras de septiembre son más altas que el aumento anual del 4.9 por ciento en agosto, pero por debajo del máximo de cuatro décadas del 5.4 por ciento en febrero.

Las últimas cifras llegan justo cuando los estadounidenses en algunos estados ya han comenzado a votar anticipadamente para las elecciones de mitad de período.

La subida de los precios es un mal augurio para los demócratas en las elecciones intermedias

El control del Congreso por parte de los demócratas está bajo amenaza, ya que el aumento de los precios llegó a la cima de las preocupaciones de los votantes.

Los republicanos han estado acosando al presidente Joe Biden y a los demócratas del Congreso por el rápido aumento de los precios que ha afectado a los hogares estadounidenses en todo el país.

“Los estadounidenses están hartos de pagar el precio del gobierno unipartidista de los demócratas en Washington. En dos años, los demócratas han añadido 10 billones de dólares en nuevos gastos y han dejado a los contribuyentes en la cuerda floja. Las familias saben que la afirmación de Biden de que la inflación es ‘cero’ o de que gastar más resolverá esta crisis es ridícula”, dijo el líder republicano de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Jason Smith, de Missouri, en un comunicado de prensa.

Por su parte, el presidente Biden emitió un comunicado de la Casa Blanca sobre la noticia, mientras intenta contener las consecuencias de la subida de precios del mes pasado.

“Esta semana, los informes económicos muestran que estamos avanzando en nuestro plan económico: Menor inflación, mayores ingresos y crecimiento sólido. La inflación se desaceleró en el tercer trimestre, con la caída de los precios de la energía. Los precios de la gasolina han disminuido más de USD 1.20 desde el pico del verano”.

El presidente continuó con sus planes para la economía estadounidense en el futuro, pero sin el control del Congreso es poco probable que sucedan.

“Tenemos más trabajo por hacer. Mi plan reducirá los precios de los medicamentos recetados y los costos de energía a partir del próximo año. En enero, las personas de la tercera edad verán aumentar sus cheques del Seguro Social en un promedio de USD 140 al mes, incluso cuando sus primas de Medicare bajen, la primera vez que sucede en una década. También a partir de enero, las empresas multimillonarias se enfrentarán a un nuevo requisito para el pago de impuestos”.

Biden acusó a los republicanos de no tener una agenda económica real si quisieran recuperar ambas cámaras.

“La agenda de los republicanos del Congreso, por otro lado, es muy diferente. Aumentaría la inflación y aumentaría el déficit al reducir los impuestos para los estadounidenses más ricos y las grandes corporaciones. Y aumentaría el costo de los medicamentos recetados, la atención médica y la energía para las familias estadounidenses”.

Los republicanos han hecho promesas sobre temas como la preservación de los recortes de impuestos de la era de Trump, la reducción de la expansión del Servicio de Impuestos Internos y el recorte de los subsidios, con el fin de reducir el gasto del gobierno y estimular la economía.

Los consumidores sienten la presión

Los consumidores todavía están bajo una presión creciente este otoño, a pesar de un mercado laboral fuerte y ganancias salariales.

Otro indicador, el Índice de costos de empleo (ECI), se publicó el mismo día que los datos del PCE. El ECI, una medida de salarios y prestaciones también vigilada de cerca por la Fed, subió un 1.2 por ciento en el tercer trimestre frente a los tres meses anteriores.

Los ingresos personales, sin hacer ajustes por inflación, aumentaron un 0.4 por ciento por tercer mes consecutivo.

Los fuertes aumentos salariales han sido un desafío persistente para la Fed, ya que busca controlar la rápida inflación enfriando la economía.

Sin embargo, la tasa de ahorro promedio de EE.UU. cayó al 3.1 por ciento en septiembre, justo por encima de la tasa más baja desde 2008, informó el PCE.

Cae el mercado de la vivienda

El mercado hipotecario se ha visto gravemente afectado por las subidas de la Fed, lo que provocó que el mercado inmobiliario decayera, ya que los compradores se retiraron debido a los altos precios y las tasas de los préstamos.

La tasa hipotecaria fija promedio a 30 años aumentó más del 7 por ciento esta semana después de caer durante meses, según el prestamista hipotecario, Freddie Mac.

Las ventas de viviendas disponibles se han desplomado durante ocho meses consecutivos y han caído casi un 25 por ciento en el último año, mientras que la construcción de viviendas se desacelera a paso de tortuga.

La única noticia positiva para los demócratas fue el repunte del 2.6 por ciento del PIB de EE.UU. en el tercer trimestre, lo que alivió los temores de recesión, después de dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Las encuestas ahora muestran la creciente probabilidad de que los republicanos recuperen la mayoría en la Cámara de Representantes y, posiblemente, en el Senado, ya que un mayor número de estadounidenses (con una cifra creciente de dos dígitos) confía más en el GOP en materia de economía frente a los demócratas.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí