La inspiradora odisea de un médico farmacéutico para vencer la rinitis y asma que no tenían cura

Una mañana de octubre de 2000, el Sr. Lin se despertó y se dio cuenta que tenía la nariz despejada por primera en 23 años. ¿Qué le pasó?

Por Lisa Bian
02 de Febrero de 2024 11:10 AM Actualizado: 02 de Febrero de 2024 12:47 PM

Wei-Yu Lin, un médico farmacéutico de Taiwán que sufrió asma y rinitis alérgica desde pequeño, pasó años buscando una cura. Llegó un momento en que creyó que nunca se recuperaría de sus dolencias. Sin embargo, todo cambió cuando tenía 26 años.

Una mañana de octubre de 2000, Lin se despertó y se dio cuenta que tenía la nariz despejada. Antes había sufrido una grave congestión nasal, sobre todo por la noche. Solía respirar por la boca mientras dormía, y se despertaba a la mitad de la noche con la garganta seca e incómoda. Por la mañana también se despertaba con la boca reseca.

“¿Qué está pasando?”. Se acordó que el día anterior asistió a un seminario de Falun Gong organizado por la Asociación de Medicina Tradicional China en la Universidad Médica de Kaohsiung al que un amigo lo había invitado. Sin embargo, solo había practicado durante 30 minutos. “¿Puede ser que practicar Falun Gong por tan poco tiempo haya aliviado mi congestión nasal?”, se preguntó.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, consiste en cinco juegos de ejercicios suaves y meditación, que guían a los practicantes a seguir los principios de “veracidad, compasión y tolerancia” para elevar el carácter moral y lograr el bienestar físico y mental. Desde su introducción en China por su fundador, el maestro Li Hongzhi, en 1992, el número de practicantes creció hasta alcanzar entre 70 y 100 millones en 1999.

Después de la primera clase, Lin se sintió mejor y la mejoría de la congestión fue notable. Conversando con el amigo que le presentó Falun Gong, se enteró de los notables beneficios para la salud asociados con la práctica. De inmediato, adquirió el libro principal de Falun Gong, “Zhuan Falun”, y lo terminó de leer en solo dos días. Un mes después, participó en un seminario de Falun Gong de nueve días, con la esperanza de ver si su salud finalmente mejoraba.

Lin, que tiene antecedentes familiares de alergias, vivía visitado hospitales. Además de una grave rinitis alérgica, también padecía asma. Durante los ataques de asma, experimentaba tos intensa, luchaba por respirar y, en ocasiones, requería asistencia en la sala de emergencias. De vez en cuando, también soportaba un dolor en el pecho inexplicable. Su padre, que no era de la clase acomodada, tenía que destinar la mitad de su salario mensual para cubrir los gastos médicos.

Cuando tenía 18 años, durante un chequeo médico del servicio militar, le diagnosticaron un problema grave en la función pulmonar y lo eximieron del servicio militar. Posteriormente, mientras cursaba su doctorado en la Universidad Médica de Kaohsiung, sus síntomas empeoraron debido a la mala calidad del aire local.

Recién cuando empezó a practicar Falun Gong, Lin experimentó una mejora gradual en su congestión nasal y síntomas de secreción nasal, que desaparecieron por completo en seis meses. Además, la opresión en el pecho y los síntomas de dolor desaparecieron en el mismo período de tiempo. Lo más impactante es que nunca más tuvo un ataque de asma y pasaron 23 años. Ahora tiene 49 años.

Desafíos para curar la rinitis alérgica y el asma

La rinitis alérgica y el asma son afecciones alérgicas comunes en los niños y a menudo ocurren juntas. La rinitis alérgica es una reacción exagerada del sistema inmunológico a sustancias normalmente inofensivas, que provoca inflamación de la mucosa nasal. Esta reacción también puede afectar los pulmones y las vías respiratorias de algunas personas, provocando síntomas de asma. El asma se refiere a la inflamación crónica de las vías respiratorias, que hace que se estrechen, se hinchen y produzcan exceso de moco. Durante un episodio de asma, los síntomas pueden incluir tos, sibilancias, opresión en el pecho y dificultad para respirar; los casos graves representan un riesgo potencialmente mortal.

En Estados Unidos, alrededor de 25 millones de personas, que constituyen el 7.7 por ciento de la población, padecen asma. Mientras tanto, la prevalencia de la rinitis alérgica es aún mayor, oscilando entre el 15 y el 30 por ciento.

El asma y la rinitis alérgica actualmente no tienen cura y solo pueden tratarse para aliviar los síntomas. Los métodos de alivio comunes incluyen el uso de esteroides o antihistamínicos, que pueden tener efectos secundarios. Además, los pacientes pueden optar por la inmunoterapia con alérgenos, que implica una exposición gradual a pequeñas cantidades de alérgenos para reducir la gravedad de las alergias.

A pesar de someterse a casi siete años de inmunoterapia con alérgenos, la condición de Lin no mejoró; en cambio, los síntomas empeoraron. Finalmente decidió abandonar el tratamiento. En ese momento, el médico le informó que las alergias podían agravarse con la edad.

Limitaciones y perspectivas de la medicina moderna

Actualmente, el Sr. Lin se desempeña como director del Departamento de Farmacia del Hospital Kinmen, Ministerio de Salud y Bienestar de Taiwán. Su paso de paciente crónico a individuo sano, combinado con su participación activa en el campo de la atención médica, lo llevó a reflexionar sobre las limitaciones de la medicina moderna y el potencial de desarrollos futuros.

“La medicina moderna se adhiere a los principios de la ciencia empírica y exige evidencia visible y verificable para validar sus afirmaciones. Según mi experiencia personal, después de leer el libro Zhuan Falun y practicar los ejercicios, una condición que los médicos consideraban incurable en realidad mejoró. Esto proporciona evidencia tangible, alineándose con los principios de la medicina empírica. Sin embargo, muchas personas están confinadas por el marco científico existente, consideran que prácticas como el qigong no son científicas y consideran la adhesión a la medicina occidental como el único enfoque”, explicó.

Lin enfatizó que él no es el único, muchas personas con enfermedades incurables se recuperaron gracias a la práctica de Falun Gong. Los datos estadísticos lo respaldan.

A principios de la década de 1990, la Administración General de Deportes de China llevó a cabo una encuesta aleatoria entre practicantes de Falun Gong. De las decenas de miles de personas encuestadas, el 77.5 por ciento informó haberse recuperado de sus enfermedades y el 20.4 por ciento experimentó una mejoría. Combinadas, la tasa efectiva general alcanzó el 97.9 por ciento.

Además, una encuesta que involucró a más de mil practicantes de Falun Gong taiwaneses encontró que las personas con afecciones crónicas como enfermedades cardíacas, diabetes, problemas pulmonares y presión arterial alta experimentaron una mejora o recuperación del 70 al 89 por ciento después de practicar Falun Gong.

En un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica en 2016, se analizaron 152 casos de practicantes de Falun Gong con cáncer terminal. El estudio mostró que 147 casos (96.7 por ciento) informaron una recuperación completa de los síntomas, y 60 casos fueron confirmados por los médicos tratantes.

Lin señaló que la ciencia moderna etiqueta el estudio de fenómenos extraordinarios, como el qigong, como “parapsicología”, considerándolo una ciencia no convencional. Si los científicos pudieran abordar estos fenómenos con una perspectiva imparcial, potencialmente podría impulsar la ciencia humana hacia adelante.

“Actualmente, la ciencia empírica moderna se centra en estudiar por qué las personas enferman, pero no profundiza en por qué las personas se mantienen sanas. Si los científicos pudieran estudiar imparcialmente a los practicantes de Falun Gong, explorando por qué permanecen libres de enfermedades, creo que haría una contribución sustancial a la ciencia y la salud humana”, enfatizó Lin.

De hecho, las investigaciones existentes han fundamentado los beneficios para la salud de Falun Gong desde varias perspectivas, incluida la regulación de la función inmune. Un estudio dirigido por el equipo de Lili Feng en la Facultad de Medicina de Baylor en Estados Unidos descubrió un mecanismo regulador bidireccional único en las células inmunes de los practicantes de Falun Gong. En condiciones normales, sus neutrófilos tienen una vida útil más larga y una actividad de mantenimiento mejorada que los de las personas normales, lo que los hace más eficaces para proteger el cuerpo. Curiosamente, en un estado inflamatorio, estos neutrófilos sufren una rápida muerte celular después de eliminar los patógenos, lo que facilita la rápida resolución de la inflamación y previene una respuesta inmune excesiva que puede conducir a una “tormenta de citoquinas”.

Cómo la esposa y la hija del Sr. Lin se beneficiaron de Falun Gong

Inspirada por su esposo, la Sra. Lin, Chin-Ni Hu, también comenzó a practicar Falun Gong. Anteriormente, experimentó menstruaciones irregulares con flujo deficiente, acompañadas de anemia y presión arterial baja, al punto de volverse dependiente de una combinación de medicina tradicional china y occidental. Antes de practicar Falun Gong, había perdido su ciclo menstrual durante cuatro meses consecutivos. Milagrosamente, después de solo un mes de práctica, su menstruación se reanudó y poco después tanto la anemia como la presión arterial baja volviendo a la normalidad.

La señora Lin dijo que su hija de 11 años practica Falun Gong con ellos desde la más temprana infancia y ha tenido siempre una excelente salud desde su nacimiento. Incluso cuando ocasionalmente tiene fiebre, se disipa naturalmente en uno o dos días y nunca necesitó antibióticos ni medicamentos para bajar la fiebre.

La familia Lin leyendo juntos “Zhuan Falun”. (Foto cortesía de Wei-Yu Lin)

El secreto del éxito profesional

Después de practicar Falun Gong, el Sr. Lin no solo logró un mayor bienestar sino también éxito en su carrera y sabiduría en la vida. Dijo: “Practicar Falun Gong mejoró mi sabiduría, haciéndome más tolerante frente a los conflictos interpersonales. Por eso pude progresar constantemente en el camino de la vida y la profesión”.

El Sr. Lin recordó que antes de practicar Falun Gong, mientras realizaba pruebas para obtener su doctorado, a veces manipulaba datos para que los resultados parecieran más precisos y perfectos. Sin embargo, después de empezar a practicar Falun Gong, su enfoque de los experimentos cambio significativamente. “Me volví más genuino, me abstuve de engañar y me concentré en realizar experimentos con diligencia. Al final terminé mis estudios con éxito, incluso cuando los datos experimentales no parecían favorables. Creo que afrontar todo con sinceridad conducirá a mejores resultados”, afirmó.

Después de obtener su doctorado, el Sr. Lin se desempeñó como docentes antes de pasar a un puesto de farmacéutico en el Hospital Kinmen. En unos siete años y medio fue ascendido a director del Departamento de Farmacia. Él atribuye su ascenso a Falun Gong y enfatiza que su adhesión a los principios de Verdad, Compasión y Tolerancia guiaron su conducta profesional. Siguiendo estos principios, se volvió más tolerante y considerado con los demás. “Cuando me enfrento a tareas desafiantes que todos evitan, a menudo doy un paso adelante para asumir las responsabilidades”, explicó.

Con una sonrisa, la señora Lin compartió que su esposo es siempre desinteresado, ya sea en el trabajo, en el hogar o en la comunidad. Durante la cena anual del hospital, se organiza para ir a trabajar, permitiendo que sus colegas disfruten del evento y participen en el sorteo. Durante las vacaciones, en lugar de quedarse en casa como los demás, el Sr. Lin comparte su cortadora de césped para ayudar a los vecinos a cortar el césped o podar las plantas.

El Sr. Lin añadió que practicar Falun Gong le enseñó a afrontar las dificultades con una mentalidad tranquila. “En el pasado, cuando me enfrentaba a problemas, me devanaba los sesos y, aun así, la solución no estaba garantizada. Después de practicar, cada vez que me encontraba con situaciones difíciles, especialmente durante el trabajo en el hospital, lo primero que hacía era dejarlas a un lado. Esto se debe a que creo que las cosas se resolverán de forma natural cuando llegue el momento adecuado. Al final, cuando llega el momento de abordarlas, suelen surgir varias soluciones, algunas de las cuales nunca se me habían ocurrido. Curiosamente, esto ocurre con bastante frecuencia”.

Cree que detrás de la sabiduría se encuentra el poder de la bondad. “Pase lo que pase, siempre intentamos comprender las acciones de los demás desde una perspectiva más benevolente. Esto lleva a mejores resultados y las soluciones que encontramos tienden a ser más armoniosas”.

El Sr. Lin dijo que seguir los principios de Verdad, Compasión y Tolerancia lo ayudó a cumplir mejor con sus responsabilidades como director del Departamento de Farmacia. (Foto cortesía de Wei-Yu Lin)

Los actos de bondad mejoran el bienestar físico y mental

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) reveló que, en comparación con las personas que priorizan el disfrute materialista, aquellos con objetivos vitales claros y tendencias altruistas muestran una menor expresión de genes proinflamatorios y una mayor expresión de genes antivirales, lo que sugiere un mayor nivel de respuestas antiinflamatorias y antivirales.

Ayudar a los demás también contribuye a mejorar el bienestar emocional y fomentar una felicidad duradera. En un estudio publicado en Emotion, los participantes fueron asignados aleatoriamente a uno de cuatro grupos, cada uno con la tarea de realizar tres actos de bondad para sí mismos, tres actos de bondad para los demás, tres actos que beneficiaran al mundo o seguir con su rutina habitual. Luego se pidió a cada grupo que documentara sus acciones. Los resultados revelaron que, en comparación con hacer actos de bondad hacia uno mismo, realizar actos de bondad hacia los demás o hacia el mundo conducía a un aumento de emociones positivas como el amor, la confianza, la gratitud o el orgullo, junto con una reducción de las emociones negativas como la ansiedad, culpabilidad o tristeza. Además, la felicidad derivada de acciones altruistas continuó teniendo efecto durante dos semanas después de la finalización del programa.

Un estudio realizado por Margaret Trey, psicóloga de la Universidad de Australia del Sur, encontró que la práctica de Falun Gong, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia, contribuye a la mejora general de la salud física y mental de los practicantes. En una encuesta en línea, se pidió a 360 practicantes de Falun Gong de todo el mundo (excluyendo China) y a 230 de sus amigos y familiares no practicantes que completaran el cuestionario. La encuesta reveló que, en comparación con el grupo de control compuesto por amigos y familiares de practicantes de Falun Gong, los practicantes de Falun Gong son más optimistas sobre su salud. En cuanto a la salud mental, más del 80 por ciento de los practicantes informaron sentirse tranquilos y llenos de energía la mayor parte del tiempo, mientras que solo el 44 por ciento de los no practicantes informaron sentimientos similares.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.