La masacre de la Plaza Tiananmen del 4 de junio: cinco verdades que aún no se conocen ampliamente

Por The Epoch Times
04 de Junio de 2020
Actualizado: 04 de Junio de 2020

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO INCLUYE IMÁGENES QUE ALGUNOS LECTORES PUEDEN ENCONTRAR PERTURBADORAS

Luego de la repentina muerte de Hu Yaobang, un amado reformador político, 200,000 estudiantes se reunieron en la Plaza Tiananmen el 22 de abril de 1989 para esperar el coche fúnebre que llevaba el cuerpo de Hu —pero nunca llegó. La masa estudiantil estaba enojada y su ardiente deseo de libertad ya no podía ser contenido.

Durante las siguientes semanas, la Plaza de Tiananmen fue ocupada por estos estudiantes manifestantes, que tenían como objetivo hacer realidad su sueño de librar al país de la tiranía comunista y llevar una reforma democrática a China. Su manifestación no violenta quizás trajo un rayo de esperanza (…) hasta que el ejército se involucró. Aunque la ley militar fue declarada el 20 de mayo de ese año, ¿qué causó que el ejército se desbocara de repente el 4 de junio?

Izquierda. Miles de chinos se reúnen el 2 de junio de 1989 en la Plaza Tiananmen en torno a “La Diosa de la democracia”, exigiendo democracia a pesar de la ley militar en Beijing. (CATHERINE HENRIETTE / AFP a través de Getty Images). Derecha: “La Diosa de la Democracia”, una réplica de 10 metros de la Estatua de la Libertad creada por estudiantes de un instituto de arte para promover la protesta prodemocrática contra el gobierno chino. (TOSHIO SAKAI / AFP a través de Getty Images)

1. Asesinados en masa por el régimen chino

Al menos 10,454 personas fueron asesinadas en masa por el régimen comunista chino en la Plaza Tiananmen, según una fuente anónima del Consejo de Estado chino. La cifra es mucho mayor que el recuento “oficial” de muertes de 200.

El 4 de junio de 1989, los estudiantes fueron abatidos a tiros en masa y “aniquilados” por tanques. “Los APC (vehículos blindados de transporte de personal) luego atropellaron los cuerpos una y otra vez para hacer un ‘pastel’ y los restos fueron recogidos por la excavadora. Los restos [fueron] incinerados y luego limpiados con manguera hacia el drenaje”, se lee en parte de una declaración desclasificada, que fue obtenida por Alan Donald, embajador de Gran Bretaña en China en 1989.

Todavía no se ha confirmado cuántos más fueron masacrados durante y después de la protesta sin armas de los estudiantes.

Agitando pancartas, estudiantes de secundaria marchan en las calles de Beijing cerca de la Plaza Tiananmen el 25 de mayo de 1989, durante una manifestación para apoyar la protesta prodemocrática contra el régimen chino. (CATHERINE HENRIETTE / AFP a través de Getty Images)

2. El cabecilla sigue vivo

Además de aplastar a los estudiantes con tanques, el ejército disparó proyectiles altamente explosivos que se expanden con el impacto, también conocidos como balas dumdum (prohibidas por la Convención de Ginebra) para matar a los estudiantes infligiendo el mayor daño posible.

La pregunta sigue siendo: ¿qué clase de ser humano ordenaría un asesinato en masa tan brutal de civiles en busca de libertad?

El exlíder del partido comunista chino Jiang Zemin (Feng Li / Getty Images)

El exlíder supremo del partido, Deng Xiaoping, quedó impresionado con la feroz propuesta de Jiang Zemin de utilizar al ejército para reprimir a los estudiantes, y lo promovió de jefe del Partido de Shanghai a Secretario General del Partido Comunista Chino días antes de la masacre, dándole rienda suelta para hacer lo que quisiera.

Jiang Zemin, el autor intelectual detrás de la masacre, ordenó al ejército llevar a cabo su estrategia sangrienta el 4 de junio. La “puerta de la paz celestial” se convirtió de repente en un infierno en la Tierra.

Cuidados por otros, un periodista extranjero no identificado (2º-Derecha) es trasladado desde el lugar del enfrentamiento entre el ejército y los estudiantes el 4 de junio de 1989, cerca de la plaza de Tiananmen. (TOMMY CHENG/AFP vía Getty Images)

3. Abuso despiadado del poder

La masacre de la Plaza Tiananmen fue solo el comienzo del despiadado abuso de poder de Jiang. Él cometió los crímenes más atroces que no podían soportar la luz del día. Tras la sangrienta estela de la masacre, Jiang se convirtió en el heredero ideal de Deng para el próximo jefe del Partido, un puesto que Jiang aseguró en 1993.

Jiang, un marxista intransigente y exespía de alto rango de la Oficina del Lejano Oriente de la KGB, solo había comenzado a mostrar sus verdaderas intenciones con la  manera en que lidió con los estudiantes que protestaban y llegó a organizar campañas aún más sangrientas. En 1999, Jiang trató de “erradicar” Falun Gong —una práctica espiritual popular también llamada Falun Dafa— después de que el número de personas que lo practicaban aumentara a unos 100 millones, superando en número a los entonces 70 millones de miembros del Partido, según informes estatales en ese momento.

Practicantes de Falun Gong haciendo el ejercicios en grupo en Guangzhou, China, en 1998. (Minghui)

Bajo el gobierno de Jiang, una hábil campaña de desinformación inundó China, volviendo la opinión pública en contra de Falun Dafa sometiendo a la práctica espiritual a una denigración extrema —incluyendo el infame fraude de la “autoinmolación” de la Plaza Tiananmen, que engañó exitosamente a la nación— allanando el camino para la próxima fase de Jiang: “transformar” o “eliminar” por la fuerza a los meditadores que se negaron a abandonar la práctica.

En respuesta a la política genocida de Jiang, que se cree que causó una cantidad generalizada pero inaceptable de asesinatos aprobados por el estado, incluida la sustracción forzada de órganos, desde entonces se han presentado más de 209,000 demandas en su contra, lo que lo convierte en el dictador más demandado de la historia.

Practicantes de Falun Gong en un mitin frente a la embajada china en la ciudad de Nueva York el 3 de julio de 2015, para apoyar el esfuerzo mundial de demandar a Jiang Zemin. (Larry Dye/The Epoch Times)

4. Historias horribles guardadas en secreto

Blacklock’s Reporter obtuvo mensajes secretos de telex sobre historias horribles de lo que realmente sucedió en la Plaza Tiananmen ese día a través de las leyes de acceso a la información.

“Una anciana se arrodilló frente a los soldados suplicando por los estudiantes; los soldados la mataron”, informó la embajada de Canadá en Beijing en ese momento.

Blacklock escribió: “Un niño fue visto tratando de escapar sosteniendo a una mujer con un niño de 2 años en una carriola, y fue atropellado por un tanque”; “el tanque se dio la vuelta y los aplastó”; “los soldados dispararon ametralladoras hasta que se agotaron las municiones”.

Se disparó una cantidad increíble de balas contra civiles en Tiananmen que “rebotaron dentro de casas cercanas, matando a muchos residentes”.

“La embajada describió los asesinatos como ‘salvajes'”, según Blacklock’s Reporter.

“Ahora están entrando en un período de represión cruel durante el cual las denuncias y el miedo a la persecución aterrorizarán a la población”, dice otro mensaje obtenido.

Los espectadores chinos huyen cuando un soldado los amenaza con un arma el 5 de junio de 1989, cuando los tanques tomaron posición en las intersecciones clave de Beijing junto al complejo diplomático. (CATHERINE HENRIETTE/AFP vía Getty Images)

Diplomáticos agregaron que unas 1000 ejecuciones tuvieron lugar después de la masacre, pero la cifra exacta no está confirmada. “Probablemente se pensó que la masacre de unos pocos cientos o miles convencería a la población de no continuar con sus protestas. Parece estar funcionando”, se lee en una declaración de los diplomáticos.

El telegrama secreto británico, obtenido por el sitio web de noticias HK01, revela más detalles sobre los crímenes del 27 ejército de la provincia de Shanxi ese día.

“El 27 ejército ordenó no perdonar a nadie y disparó a soldados heridos de SMR. Cuatro alumnas heridas suplicaron por sus vidas, pero fueron acribilladas. Una niña de 3 años resultó herida, pero su madre recibió un disparo cuando acudió en su ayuda, al igual que otros seis que lo intentaron”.

“A mil sobrevivientes se les dijo que podían escapar a través de Zhengyi Lu, pero luego fueron abatidos por posiciones especialmente preparadas de M/G (ametralladoras)”.

Estudiantes enfermos en huelga de hambre de la Universidad de Beijing reciben tratamiento de primeros auxilios bajo una carpa improvisada instalada el 17 de mayo de 1989 en la Plaza de Tiananmen, mientras los estudiantes entran en el quinto día de una maratónica huelga de hambre como parte de una protesta masiva prodemocracia contra el régimen chino. (CATHERINE HENRIETTE/AFP vía Getty Images)

5. “4 de junio”: un tema altamente tabú en China hoy

A pesar de que Hong Kong se ilumina todas las noches el 4 de junio en una vigilia anual a la luz de las velas para conmemorar a las víctimas de la masacre, los chinos de la zona continental al otro lado de la frontera carecen de esa libertad de expresión. Hablar de la masacre de la Plaza Tiananmen, o incluso mencionar “4 de junio” o “6.4”, podría hacer que uno desapareciera.

En 2007, Zhang Zhongshun, profesor de la Universidad de Yantai, mostró a su clase un video de la masacre que obtuvo de un sitio web en el extranjero. Posteriormente fue encarcelado durante tres años por la Corte de la Ciudad de Laishan el 28 de febrero de 2008.

Decenas de miles de personas sostienen velas durante una vigilia en Hong Kong el 4 de junio de 2018, para conmemorar el 29º aniversario de la represión de Tiananmen en 1989 en Beijing. (ANTHONY WALLACE/AFP vía Getty Images)

“Imaginé que el peor de los casos sería que el presidente de la universidad me criticara frente a mis colegas en una reunión. No hubiera pensado que el régimen comunista me encarcelaría”, dijo Zhang a The Epoch Times en una entrevista después de su liberación.

“¿Es ilegal incluso si incluyo un evento histórico en mi clase?”, preguntó.

Un estudiante despliega una pancarta con uno de los lemas cantados por la multitud de unas 200.000 personas que acudieron a la Plaza de Tiananmen el 22 de abril de 1989, en Beijing, en un intento de participar en la ceremonia del funeral del exlíder del Partido Comunista Chino y reformador liberal Hu Yaobang. Su muerte en abril desencadenó una ola sin precedentes de manifestaciones en favor de la democracia. El movimiento de abril-junio de 1989 fue aplastado por las tropas chinas en junio cuando los tanques del ejército entraron en la plaza de Tiananmen el 4 de junio de 1989. (CATHERINE HENRIETTE/AFP vía Getty Images)

¿Quién se atrevería a plantear esto para su discusión en China sabiendo las consecuencias? Este año se cumple el 31 aniversario de la Masacre de la Plaza Tiananmen. ¿Los actuales líderes chinos corregirán el problema y llevarán a Jiang Zemin ante la justicia por su letanía de crímenes? Solo el tiempo lo dirá.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Desfile celebra las 300 millones de renuncias al comunismo chino. Movimiento que sigue en aumento

“Tuidang” o Renuncia al Partido, es un movimiento silencioso que está arrasando a China, pero pocos en Occidente lo saben. Éste está creando un desafío para el Partido Comunista Chino disolviéndolo desde adentro. Las renuncias aumentan rápidamente, con entre 90.000 y 150.000 retiros diarios. ¿Dónde terminará? 

TE RECOMENDAMOS