La oferta monetaria de China supera la de EE.UU. y la UE juntas

Un catedrático de finanzas y economía advierte que China podría caer en una trampa de liquidez

Por Jessica Mao y Michael Zhuang
26 de Marzo de 2024 9:05 PM Actualizado: 26 de Marzo de 2024 9:09 PM

Las últimas cifras oficiales de China muestran que, a finales de febrero, el saldo de la oferta monetaria amplia (M2) del país alcanzaba los 299.56 billones de yuanes (42.16 billones de dólares). Esta cifra es superior a la oferta monetaria de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) juntas.

La M2, u oferta monetaria amplia, se calcula sumando la cantidad total de moneda en circulación, los depósitos a la vista y los depósitos a plazo.

Según los datos oficiales del Partido Comunista Chino (PCCh), a finales de enero de 2024, el saldo de M2 era de 297.63 billones de yuanes (41.88 billones de dólares). Esto significa que en sólo un mes, el PCCh ha añadido 1.93 billones de yuanes (0.27 billones de dólares) de moneda de nueva emisión.

Más sorprendente que el aumento de la oferta monetaria es la tasa de crecimiento. En 1956, la oferta monetaria total de China era de 17.5 billones de yuanes (7.1 billones de dólares). Tuvieron que pasar 57 años hasta marzo de 2013 para superar los 100 billones de yuanes (16 billones de dólares). En enero de 2020, la M2 superó los 200 billones de yuanes (29 billones de dólares) en menos de 7 años. A finales de este mes, se espera que la M2 de China alcance los 300 billones de yuanes (42.25 billones de dólares).

En comparación, la M2 de Estados Unidos a finales de enero de 2024 era de 20.8 billones de dólares, lo que, aproximadamente al tipo de cambio actual, supone 150 billones de yuanes, cerca de la mitad de la cifra de China. La M2 de la zona euro a finales de enero era de 15.1 billones de euros, equivalentes a 16.4 billones de dólares o 118.4 billones de yuanes. En otras palabras, sólo en términos de oferta monetaria amplia, hay suficientes yuanes chinos para cambiarlos por todos los dólares y euros del mundo.

Política monetaria flexible

El 25 de marzo, Cheng-Ping Cheng, profesor de finanzas y economía de la Universidad Nacional Yunlin de Ciencia y Tecnología de Taiwán, declaró a The Epoch Times que cabe esperar que el stock de M2 de China sea mayor después de marzo, lo que indica que el PCCh continuará con su política monetaria expansiva.

Explicó que el PCCh ha adoptado una política fiscal expansiva, que incluye la emisión de bonos a mediano y largo plazo por parte del gobierno central y los gobiernos locales. En política monetaria, aumenta la emisión de moneda, concretamente la M2, o reduce aún más el coeficiente de reservas, y ajusta en consecuencia los tipos de interés a largo y corto plazo. Esta tendencia no cambiará porque su objetivo es estimular la inversión y el consumo privado. Sin embargo, los efectos de estas políticas son actualmente muy limitados.

“[China] caerá en una trampa de liquidez”, afirmó Cheng. “La llamada trampa de liquidez significa que el gobierno sigue aumentando la oferta monetaria, pero su impacto en los tipos de interés es limitado. Además, la inversión y el consumo privados siguen estancados. Así que es muy difícil salir de la deflación a corto plazo”.

Explicó además que, en condiciones económicas normales, la emisión masiva de moneda por parte de un gobierno provocaría inflación debido a que demasiado dinero persigue bienes limitados. Sin embargo, ahora China se encuentra en un estado deflacionista, con empresas poco dispuestas a invertir y consumidores poco dispuestos a gastar, por lo que el régimen comunista está imprimiendo dinero desesperadamente. Aún así, la inflación esperada no puede materializarse, ya que el aumento de la oferta monetaria no se utiliza para promover ningún tipo de actividad económica.

Henry Wu Chia-lung, macroeconomista taiwanés e investigador económico principal de AIA Capital, declaró también a The Epoch Times que los gobiernos suelen relajar la política monetaria en un intento de estimular la economía cuando la economía real no va bien.

Según los datos oficiales del PCCh de enero, el índice de precios al consumo (IPC) de China cayó un 0.8 por ciento interanual, lo que supone el mayor descenso en más de 14 años y está por debajo de las expectativas del mercado. Estos datos demuestran que el aumento masivo de la oferta monetaria no ha logrado el objetivo de estimular el consumo y rescatar la economía.

Exceso de oferta monetaria

El Sr. Wu analizó que es probable que el exceso de oferta monetaria de China permanezca en el sector financiero, reparando los balances de bancos e instituciones financieras, en lugar de entrar en la economía real para su circulación. Por ejemplo, cuando China emite dinero en forma de préstamos, estos fondos aumentan significativamente en forma de depósitos y ahorros, en lugar de utilizarse como medio para el consumo y la inversión.

“Las autoridades del PCCH pueden pensar que la oferta monetaria aún no es suficiente y seguirán aflojando [su política monetaria]”, dijo. “Si esto continúa y provoca una salida de fondos, se reflejará en la depreciación [del yuan chino]”.

Según los datos oficiales de 2023, la cantidad de moneda de nueva emisión casi igualó las cifras de crecimiento de préstamos y depósitos.

Lu Yuanxing, un antiguo empresario chino que vive exiliado en Estados Unidos, declaró a The Epoch Times que la nueva moneda emitida por el PCCh se ha inyectado a través de préstamos, y luego estos fondos se convirtieron en depósitos.

Los datos muestran que a finales de 2023, los préstamos en yuanes chinos aumentaron en 22.75 billones de yuanes (3.23 billones de dólares) para todo el año, mientras que al mismo tiempo, los depósitos aumentaron en 25.74 billones de yuanes (3.65 billones de dólares) para todo el año.

Lu explicó que los préstamos comerciales representaron casi el 80 por ciento, lo que significa que estos fondos fueron adquiridos principalmente por grandes empresas estatales chinas. Sin embargo, estos fondos no se invirtieron en áreas que pudieran hacer crecer la economía. En su lugar, algunos fondos se guardaron como depósitos y otros se repartieron indirectamente entre las élites del PCCh. Como resultado, estos fondos no pueden entrar realmente en circulación.

El 22 de marzo, el tipo de cambio onshore del yuan chino frente al dólar estadounidense cayó por debajo de 7.2, alcanzando el nivel más bajo desde el 17 de noviembre de 2023. Estas fluctuaciones en los tipos de cambio indican el impacto más amplio del drástico aumento de la oferta monetaria en la estabilidad económica general de China.

Con información de Ning Xin.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


 

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.