La OMS se une a EEUU para decir que no hay evidencia de que el nuevo virus sea un arma biológica

Por Zachary Stieber
19 de Febrero de 2020
Actualizado: 19 de Febrero de 2020

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se unió a Estados Unidos para decir que no hay evidencia que respalde las teorías de que el nuevo coronavirus sea un arma biológica diseñada por China.

El nuevo virus, conocido como COVID-19, ha causado decenas de miles de infecciones y cientos de muertes.

En una reunión en El Cairo el miércoles, Richard Brennan, director regional de emergencias de la OMS, dijo a los periodistas que “no hay evidencia de que este virus se haya producido en un laboratorio, y ciertamente no hay evidencia de que se haya producido como un arma biológica”.

Los coronavirus son principalmente zoonóticos, se alojan en animales y solo en casos raros infectan a los humanos. Algunos de los virus se transmiten de persona a persona, como es el caso del nuevo virus, que causó la enfermedad COVID-19.

“Esperamos que este nuevo virus represente una mutación de los coronavirus que comenzaron en un animal”, dijo Brennan.

Richard Brennan, director regional de emergencias de la OMS en una conferencia en el Cairo, el 19 de febrero de 2020. (Mohamed El-Shahed/AFP a través de Getty Images)

Los expertos internacionales no han confirmado el origen del nuevo virus, que surgió en Wuhan en diciembre de 2019. Se sospechosa que los murciélagos son la especie que hospedó el virus. Si ese es el caso, los expertos creen que los murciélagos transmiten la enfermedad a otro animal antes de que se propague a los humanos, según el funcionario de la OMS.

“Creemos que es una zoonosis. No creemos que se haya fabricado en ningún laboratorio en ningún lugar”, agregó. “Este es uno de los rumores que debemos eliminar muy, muy pronto”.

Los comentarios de Brennan se produjeron un día después de que Brett Giroir, subsecretario de salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU, dijera en una conferencia, en Washington, que los funcionarios estadounidenses “no tienen información alguna sobre si se trata de un virus fabricado”.

Los orígenes del virus no están claros, dijo, antes de agregar que había “mucho más trabajo por hacer”.

Expertos y funcionarios internacionales de salud, de algunos países, han dicho en repetidas ocasiones que no saben cómo comenzó el virus y algunos han señalado la falta de transparencia de China en el intercambio de cierta información sobre el brote, así como el retraso en la transmisión de información. China también ha prohibido a los expertos estadounidenses viajar al país, aunque finalmente aceptó un equipo de la OMS durante el fin de semana.

Una mujer empuja un cochecito con dos perros que tienen máscaras, en una calle en Shanghai, China, el 19 de febrero de 2020. (Noel Celis/AFP a través de Getty Images)

Las especulaciones se han disparado debido al origen no confirmado, y algunos señalan que Wuhan alberga un laboratorio P4, el Laboratorio Nacional de Bioseguridad de Wuhan, que estudia enfermedades infecciosas.

El senador Tom Cotton (R-Ark.) dijo esta semana que la fuente más probable del virus es natural, pero que también es posible que el laboratorio haya liberado la enfermedad de forma accidental o deliberada.

“Ninguna de estas son ‘teorías’ y ciertamente no [son] ‘teorías de conspiración’. Son hipótesis que deberían estudiarse a la luz de la evidencia, si el Partido Comunista Chino la proporciona”, dijo en un comunicado.

“Deberíamos ser transparentes con el pueblo estadounidense sobre todo esto. Quizás algunos de estos supuestos expertos piensan que saben más. Yo no lo creo. Y ellos tampoco lo hacen”.

Jack Phillips contribuyó a este informe.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

Video relacionado

¿El régimen chino está ocultando la gravedad del coronavirus?

TE RECOMENDAMOS