La OMS y los gobiernos de todo el mundo “rechazan las normas bioéticas”, dice el Dr. Malone

Por Naveen Athrappully
08 de Diciembre de 2023 6:13 PM Actualizado: 08 de Diciembre de 2023 6:13 PM

El Dr. Robert Malone, que ayudó a inventar la tecnología de ARNm, culpó a los gobiernos y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) de una campaña de desinformación durante la promoción de las vacunas contra el COVID-19 que rechazaba las “normas bioéticas” establecidas desde hace tiempo.

“La OMS (ONU), las megaONG y los gobiernos del mundo han rechazado los conocimientos a los que yo mismo, mis compañeros y colegas hemos contribuido durante décadas; sobre cómo se debe hacer esto, cómo se debe actuar, qué pasos hay que dar para garantizar que tengamos productos seguros y eficaces” como las vacunas, dijo el Dr. Malone en un discurso en el Parlamento británico el 4 de diciembre.

“Y además, han rechazado las normas bioéticas que se han desarrollado desde la Segunda Guerra Mundial; respetar la dignidad humana, garantizar que los seres humanos sean tratados como humanos; que se respete su autonomía, su soberanía, que se les proporcione un consentimiento informado”.

“En lugar de un consentimiento informado sobre la verdad de estos productos y su estado de desarrollo, su inmaduro estado de desarrollo, nos dieron una serie de mentiras”.

Una de las mentiras era la afirmación de que las vacunas eran “seguras y eficaces”. Las autoridades repitieron esta afirmación “una y otra y otra vez sin decir lo que eso significaba”. Se trataba de un intento de “programación neurolingüística”.

“Eso son operaciones psicológicas. Eso es propaganda”, dijo.

La segunda mentira fue la afirmación de que el contenido inyectado permanecería en el lugar de la inyección, lo que también se ha demostrado falso, declaró el Dr. Malone.

“Sabíamos, y ellos sabían, que estos productos se desplegaban por todo el cuerpo. Sabíamos que no se quedaban donde se inyectaban”.

La tercera mentira se refería al ácido ribonucleico modificado, una molécula contenida en las vacunas de ARNm. Aunque se afirmaba que sólo permanecían en el organismo durante un breve periodo de tiempo, ahora se ha descubierto que las moléculas permanecen biológicamente activas en el organismo durante un “periodo de tiempo indeterminado” que puede durar semanas o meses.

Por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE. UU. afirman que el ARNm de las vacunas “se descompone pocos días después de la vacunación y no dura mucho tiempo en el organismo”.

Sin embargo, en un estudio realizado el 31 de agosto se encontraron proteínas de espiga de las vacunas de ARNm en los fluidos biológicos de las personas incluso seis meses después de la vacunación.

Según el Dr. Malone, el público también fue objeto de una cuarta mentira: que nadie estaría a salvo hasta que todos estuviéramos a salvo. “Esto formaba parte de la campaña de propaganda para insistir en que todos aceptáramos estos productos”, dijo el Dr. Malone.

“Eso se hizo, por cierto, violando normas bien establecidas que implicaban coacción, compulsión y seducción. Helados para que los niños se vacunen, hamburguesas, o cualquiera que fuera el señuelo; eso es ilegal”.

The Epoch Times se puso en contacto con la OMS y los CDC para recabar sus comentarios.

Efectos adversos

Citando datos de unos 700 a 1000 estudios revisados por expertos sobre vacunas de ARNm, el Dr. Malone dijo que estos productos “demuestran claramente una serie de acontecimientos adversos”.

Dichos acontecimientos adversos incluyen miocarditis; daños a la salud reproductiva, incluidos daños a los ciclos menstruales entre las mujeres; coagulopatía o coagulación sanguínea anormal, incluido la apoplejía; daños a los sistemas nervioso periférico, ocular y central; daños inmunológicos y oncológicos, y muerte.

“En conclusión, lo que hemos tenido aquí es un producto apresurado, una tecnología apresurada, una falta de respeto por los seres humanos al no permitirles tener un consentimiento informado y, además, el despliegue activo de la campaña de propaganda más masiva en la historia del mundo moderno para suprimir la capacidad del público para tener acceso, simplemente para tener el conocimiento de cuáles son los riesgos de eventos adversos”, dijo el Dr. Malone.

Pidió que el gobierno del Reino Unido y los gobiernos de todo el mundo pongan a disposición de todo el mundo los datos sobre la investigación del ARNm para que puedan ser examinados.

Hay múltiples estudios que apuntan a que las personas sufren acontecimientos adversos tras ser vacunadas.

Un estudio de octubre sugirió que las vacunas contra el COVID-19 podrían desencadenar enfermedades inflamatorias reumáticas inmunomediadas que implican inflamación que se manifiesta en las articulaciones, tendones, huesos y músculos debido a una causa desconocida. Esto incluye afecciones como la artritis, la vasculitis, el lupus y la enfermedad de Still del adulto.

El estudio descubrió que los pacientes desarrollaron enfermedades reumáticas 11 días después de la vacunación en promedio. Mientras que el 27% de los pacientes experimentó una remisión total de la enfermedad, la afección sólo mejoró tras el tratamiento en el 50%. De los 271 pacientes del estudio, ocho fueron ingresados en la UCI, mientras que dos murieron a causa de los síntomas.

Las investigaciones han demostrado que las vacunas de ARNm contra el COVID-19 pueden reducir una bacteria intestinal beneficiosa llamada Bifidobacteria, cuya presencia se asocia a una mayor inmunidad contra los patógenos y el cáncer.

En una entrevista reciente con el programa “American Thought Leaders”, el patólogo clínico Dr. Ryan Cole afirmó que la contaminación por ADN en algunas de las vacunas de ARNm podría estar relacionada con una mayor incidencia de cánceres, microcoagulopatías y enfermedades autoinmunes.

“Mi gran preocupación es el hecho de que miles de millones de personas en todo el planeta han recibido un producto que estaba abiertamente contaminado con algo que no debería haber estado en el producto”, dijo.

Esta semana, el Dr. Joseph Ladapo, director de Salud de Florida, pidió a las autoridades sanitarias federales que proporcionaran más información sobre el descubrimiento de fragmentos de ADN en las vacunas contra el COVID-19.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.