La pareja más anciana de Gran Bretaña, de 103 y 102 años, dice que nunca ha discutido en 81 años de matrimonio

Por (SWNS)
08 de Diciembre de 2023 12:46 AM Actualizado: 08 de Diciembre de 2023 12:46 AM

Una pareja centenaria que lleva 81 años casada es la pareja más longeva de Gran Bretaña.

Dorothy y Tim Walter, de 103 y 102 años, dicen que el secreto de la longevidad de su relación y de sus vidas es no discutir nunca y pasar el mayor tiempo posible al aire libre.

Se conocieron durante la Segunda Guerra Mundial y llevan juntos desde entonces.

(SWNS)

La pareja vive ahora en una residencia cerca de Canterbury, Kent, en el sureste de Inglaterra. Se conocieron a la tierna edad de 18 años mientras trabajaban en distintos departamentos de la fábrica de aviones de combate Supermarine en Woolston, Southampton. Se casaron en 1942, mientras el conflicto seguía haciendo estragos.

Más tarde se trasladaron a un pueblo tranquilo donde compraron una granja frutícola. La longevidad de sus vidas y de su relación se debe a que vivían al aire libre y a que rara vez discrepaban entre ellos, aunque admiten que en el pasado tuvieron algunas peleas sin importancia.

“No teníamos ni idea de que duraríamos tanto”, afirma la Sra. Walter.

(SWNS)

La pareja, que tiene dos nietos y tres bisnietos, vive ahora en la residencia Oakfield House de Wingham, cerca de Canterbury, tras haber vivido de forma independiente en su cercana casa hasta el año pasado. El Sr. Walter también siguió conduciendo hasta los 95 años y disfrutó tocando la corneta hasta una edad similar.

Explicó que cuando se conocieron, mientras trabajaban en la fábrica de Supermarine, él era aprendiz y ella se encargaba de fabricar las piezas de los aviones de combate Spitfire y los biplanos anfibios Walrus.

La pareja era adolescente, y el Sr. Walter solía arreglar las máquinas que utilizaba su futura esposa. Walter contaba cómo iba en bicicleta a verla después del trabajo, pero a menudo se veía obligado a ponerse a cubierto cuando los aviones alemanes de la Luftwaffe sobrevolaban la zona.

“A menudo iba en bici y sonaba una sirena antiaérea. Dejaba la bici y me ponía a salvo”, cuenta. “Cuando paraba la sirena, volvía a la bici y seguía mi camino”.

Walter recordó una ocasión aterradora en la que su amigo estuvo a punto de morir a manos de los bombarderos alemanes: “Recuerdo que una vez sonó una sirena durante la noche.

“Me levanté de la cama y miré por la ventana. … Pude ver pequeños puntos negros en el cielo: eran bombas. Fue horrible y, efectivamente, una cayó no muy lejos y enterró a uno de mis amigos hasta el cuello. Por suerte, estaba bien. Éramos lo bastante jóvenes para superarlo”.

(SWNS)

La pareja acabó casándose en la iglesia católica de San José de Newbury, Berkshire, en 1942. Un año después, tuvieron a su primera hija, Carole (fallecida en 1985), y a la segunda, Sue Willis (hoy de 76 años), en 1947.

Tras la guerra, los Walters se trasladaron al pueblo rural de Elmstone, en Kent, donde compraron una granja. Gran aficionado a los cerdos, Walter construyó corrales y empezó a criar animales, llegando a tener 50 cerdas y un verraco llamado Wally.

La pareja también poseía un barco, con el que viajaban a menudo por Europa, y ofrecían el valioso consejo de “salir y viajar” todo lo posible.

“Hicimos muchos amigos y hemos tenido suerte”, dice la Sra. Walter. “Francia era nuestro lugar favorito para ir de vacaciones”.

Después de dedicarse a la agricultura, la pareja se retiró a Wingham Green, donde vivieron hasta los 101 años, antes de mudarse a Oakfield House en marzo del año pasado.

A la pregunta de qué consejo darían a las parejas que desean un matrimonio largo y feliz, el Sr. Walter respondió: “No puedes señalar una cosa, pero, siempre que estés contento con la vida y con tu pareja, estarás bien”.

(SWNS)

Aunque ninguno de los dos esperaba vivir más de 100 años, los bisabuelos admiten que les ha costado acostumbrarse a perder su independencia. “Aquí nos cuidan muy bien y nos tomamos cada día como viene”, afirma la Sra. Walter. “Hay que aceptarlo, y tenemos suerte de estar aquí”.

El Sr. Walter, por su parte, cuando se le preguntó qué se sentía al tener 103 años, dijo bromeando: “¡Es innecesario!”.

Su hija, la Sra. Willis, dijo de la longevidad de la relación de sus padres: “Mi padre es el dominante, y mi madre es muy tranquila. … Creo que por eso su matrimonio ha durado tanto. Han tenido una vida maravillosa juntos”.

Nikki Cross, directora de la residencia Oakfield House, dice que le sorprendió saber la edad de los Walters cuando llegaron.

“Ambos se han adaptado bien a la residencia; siguen asistiendo a la clase de ejercicio semanal”, dice la señora Cross. “Tim nos entretiene la mayoría de los días con su desparpajo y las historias de su vida, y Dorothy disfruta haciendo sus libros de rompecabezas. Como hogar, nos sentimos privilegiados de cuidar a una pareja que lleva tantos años casada, y todos disfrutamos escuchando sus historias.”

En una base de datos de las parejas más ancianas del Reino Unido solo figura otro matrimonio, Allan y Dorothy McDowell, que lleva casado más tiempo que los Walters: 82 años y 64 días, 304 días más que ellos. La edad conjunta de los McDowell, 201 años, es inferior a la de los Walters, 205 años.

La siguiente pareja más anciana del Reino Unido es la formada por Reginald y Doris Woolgar, de Brighton, que suman una edad de 204 años.

Comparta sus historias con nosotros en [email protected], y siga recibiendo su dosis diaria de inspiración suscribiéndose al boletín Inspired en TheEpochTimes.com/newsletter.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.