La piedad filial toca el cielo: historias de nueras virtuosas

Por ZHOU HUIXIN
15 de Febrero de 2020
Actualizado: 15 de Febrero de 2020

Se acostumbra decir: “La piedad filial es la más importante de todas las virtudes”. Como esencia de la cultura china, la piedad filial mantiene las relaciones entre los miembros de la familia y entre los grupos sociales.

Además de la piedad filial de los niños, las nueras filiales también son respetadas por el cielo, la tierra y el hombre. A continuación se muestra una colección de historias de la antigua China sobre la piedad filial de las nueras.

La nuera no olvida la piedad filial a pesar de haber sido perjudicada

Jiang Shi vivió en la dinastía Han del Este y tomó a Pang Sanchun como su esposa, según las Biografías de mujeres ejemplares. Jiang y su esposa eran muy filiales con su madre. Como a la suegra de Pang le gustaba beber agua del río, Pang viajaba al río Tuojiang, que estaba a siete millas de distancia, para buscar agua para ella.

La tía de Jiang sembró discordia entre la pareja. Según los arreglos de su madre, Jiang se divorció de su esposa. Sin embargo, Pang no estaba resentida. Ella vivía en un convento de monjas y se mantenía ocupada todo el tiempo. Después de eso, hizo que alguien vendiera unos textiles y usara el dinero para comprar comida para su suegra.

Más tarde, la suegra se dio cuenta de que había perjudicado a Pang y se la llevó a su casa. El día que Pang regresó a casa, el agua de manantial comenzó a brotar desde el patio, y su sabor no era diferente a la del río. Dos peces carpas saltaban del agua todos los días. A partir de entonces, Pang los utilizó para servir a su suegra, y ya no necesitaba viajar hasta el río Tuojiang.

La abuela amamantó a su suegra

Aquí está la 22ª historia de Los veinticuatro ejemplos de piedad filial.

Cui Shannan vivió en la dinastía Tang. La bisabuela de Cui, Madame Zhangsun, estaba envejeciendo y había perdido todos sus dientes. La abuela de Cui, Madame Tang, cuidó a su suegra y la amamantó durante años.

Cuando la señora Zhangsun estaba gravemente enferma, convocó a todos los miembros de su familia y dijo: “Nunca podré pagar la amabilidad de mi nuera. Solo espero que todos la traten tan bien como ella me trató a mí”.

Cui Shannan trató a su abuela con mucho cariño y respeto, y luego fue recompensada al convertirse en un funcionario de alto nivel.

Dios recompensa a Wu Xiaofu

Wu Xiaofu vivió en la dinastía Song. Su esposo murió tempranamente, y ella no tenía hijos, según Formas de acumular bendiciones y mitigar desastres. Su suegra era mayor y tenía problemas oculares. Ella pensaba que Wu estaba demasiado sola y quería adoptar un hijo para que su nuera se casara.

Wu le dijo a su suegra llorando: “Desde la antigüedad, una mujer ejemplar no tiene un segundo esposo. Debería hacer todo lo posible para servir a mi suegra, así que no se preocupe”.

Wu hizo trabajo manual para sus vecinos para que pudiera ganar algo de dinero para mantener a su suegra. En una ocasión, Wu estaba cocinando arroz cuando su vecina la pidió ayuda. Su suegra, que temía que el arroz se quemara, lo sacó y lo puso en una caja. Sin embargo, debido a su pobre vista, puso la comida en una caja de basura.

Cuando Wu regresó, inmediatamente tomó prestado un poco de arroz de su vecino para que su suegra comiera primero. Luego limpió el arroz sucio y se lo coció al vapor.

Un día, Wu soñó que dos niños vestidos con ropa azul cabalgaban por las nubes y se acercaban a ella. Dijeron: “Estamos bajo la instrucción de Dios de llevarla a verlo”.

Cuando Wu vio a Dios, dijo: “Eres una mujer de pueblo, pero puedes servir a tu suegra con todo tu corazón. Como recompensa, puede llevar a casa 1,000 centavos para mantener a su suegra. De ahora en adelante, usted ya no tiene que hacer trabajo manual”.

Entonces los dos muchachos enviaron a Wu de regreso.

Cuando Wu despertó, encontró 1,000 centavos junto a su cama. Después de usar el dinero, aparecerían 1,000 centavos más y el ciclo se repetiría.

Traducido por Benjamin Ng. Editado por Sally Appert.

*****

Puede interesarle:

Una historia de tragedia, fe y resistencia frente al totalitarismo brutal.

TE RECOMENDAMOS