La policía china toma muestras de sangre de los niños sin el consentimiento de sus padres

Por BITTER WINTER
04 de Enero de 2020
Actualizado: 04 de Enero de 2020

Desde principios de 2016, el Gobierno de la Región Autónoma Uigur de Xinjiang ha estado recogiendo muestras de ADN de uigures y otros musulmanes a fin de construir bases de datos para rastrearlos y monitorearlos. Como esta medida en nombre del “mantenimiento de la estabilidad social” se está extendiendo por toda China continental, el Partido Comunista Chino (PCCh) está recopilando datos biométricos a una escala cada vez mayor. En la actualidad, todos los hombres, incluidos los niños pequeños, tienen la obligación de proporcionar muestras de sangre.

Los padres se sienten preocupados

Los residentes de las ciudades de Guigang, Guilin, Hechi y Cenxi en la Región Autónoma Zhuang de Guangxi situada en la zona sur de China, le informaron a Bitter Winter que, en el mes de noviembre, la policía local había estado recolectando uniformemente muestras de sangre de niños de primaria y secundaria sin notificar a sus tutores.

“¿No es el deber del médico extraer sangre? ¿Por qué lo hizo la policía?”, preguntó el padre de un estudiante de primaria. “Como parte de la operación masiva del régimen se tomaron muestras de sangre de estudiantes en una gran cantidad de escuelas. No se ha emitido ningún aviso o comunicación escrita a los padres. Nos sentimos sumamente inseguros”.

Cuando los padres exigieron saber los motivos de la recolección de muestras de sangre de sus hijos, las escuelas explicaron que era necesario “para evitar que los niños se pierdan, sean secuestrados o vendidos”.

“Si es para evitar que los niños se pierdan o sean secuestrados, ¿por qué se tomaron muestras solo de niños y no de niñas? ¿Porque las niñas no se perderán? ¡Es realmente extraño!” preguntó otro padre, cuestionando el motivo. El hecho de que las escuelas guardaran el secreto y no pudieran proporcionar una explicación adecuada suscitó aún más preocupación entre los padres. A algunos también les preocupaba que las muestras de ADN fueran utilizadas para la sustracción de órganos.

“En un documento emitido por el Gobierno se exige la recolección de muestras de sangre y en el mismo se afirma que serán utilizadas por la policía para hallar a los criminales. No importa dónde escapen, la policía podrá localizarlos”, le dijo a Bitter Winter un maestro procedente de la ciudad de Guilin.

Al menos 17 escuelas emplazadas en las ciudades de Guigang y Guilin tomaron muestras de sangre de los estudiantes, alegando que esto se estaba haciendo por varias razones: para hallar a estos niños si “cometen crímenes en el futuro” o “son secuestrados y vendidos”, “para emitir nuevas tarjetas de identificación”, “para averiguar si consumen drogas o están enfermos” y cosas por el estilo.

En la provincia suroriental de Jiangxi se han reportado incidentes similares. Bitter Winter obtuvo un documento emitido por la Agencia de Seguridad Pública del condado de Chongren, bajo la jurisdicción de la ciudad de Fuzhou, en Jiangxi, en el cual se exige que la Agencia de Educación y Deportes coopere con la Agencia de Seguridad Pública en la recopilación de información biológica de todos los niños de primaria y secundaria existentes en el área local.

La notificación establece que esta tarea, llevada a cabo en todo el país, tiene como objetivo ayudar a recopilar información para el séptimo censo, la emisión de tarjetas de identificación digital de tercera generación, ayudar a obtener una veloz autenticación de la identidad, etc.

Tras la emisión de la notificación, la policía tomó muestras de sangre de manera uniforme de todos los niños existentes en diez escuelas primarias y secundarias locales.

Todos los hombres son obligados a proporcionar muestras de ADN

Según informes, en numerosas partes de China, a fin de tomar muestras de sangre de hombres adultos, la policía ha utilizado varios pretextos vagos, tales como “estar realizando exámenes físicos gratuitos” o “verificar si las personas están consumiendo drogas”.

La Notificación sobre el plan de trabajo para la construcción de la base de datos de ADN Y-STR, emitida por el Gobierno del condado de Sui en la provincia de Hubei, en septiembre de 2018, exige “construir de manera integral una base de información sobre genogramas dominados por hombres, que cubra completamente la zona rural del condado de Sui” y “controlar la situación actual del orden social y fortalecer la gestión de la población a través de la investigación de los clanes”.

Video: En la provincia de Jiangxi se están recogiendo muestras de sangre de los aldeanos.

Varios residentes de la provincia de Jiangxi informaron que cuando solicitaron certificados de antecedentes penales (necesarios para tomar los exámenes de ingreso a la universidad), nuevas tarjetas de identificación o quisieron cambiar su registro de residencia, la policía les había exigido proporcionar muestras de sangre, afirmando que para manejar todos estos asuntos era necesario tomar muestras de sangre.

Uno de estos residentes le dijo a Bitter Winter que la policía colocó su muestra de sangre en una bolsa en la que estaba escrita la siguiente leyenda: “Formulario de información personal de la base de datos de ADN”. Un oficial de policía le dijo que después de recolectar la muestra de sangre de una persona, se podrían encontrar a tres generaciones de su familia a través de su ADN, en caso de que alguno de ellos cometiera un delito.

Oficiales de policía están rellenando el “Formulario de información personal de la base de datos de ADN” en un sitio de recolección de muestras de sangre. Foto: Bitter Winter

El régimen del PCCh a menudo utiliza los datos de ADN recopilados para reprimir a los disidentes o a las personas de fe. En el mes de julio, la policía hostigó a los padres de un miembro de la Iglesia de Dios Todopoderoso que había huido para escapar de la persecución y recolectó por la fuerza sus muestras de sangre, alegando que esto los ayudaría a localizar al creyente.

Un residente de una aldea bajo la jurisdicción de la ciudad de Cenxi en la Región Autónoma Zhuang de Guangxi afirmó que, a fines de octubre, los policías locales fueron de casa en casa para recolectar muestras de sangre de los aldeanos. A los oficiales de policía asistentes se les proporcionaron los nombres de los que no estaban en sus hogares para que pudieran hacer un seguimiento de los mismos y se aseguraran de que todos donaran sangre, no se debía pasar por alto a
nadie.

Este artículo fue publicado originalmente en Bitter Winter, una publicación sobre libertad religiosa y derechos humanos en China.

A continuación

La naturaleza satánica de Karl Marx

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS