La policía de Hong Kong dispara gas lacrimógeno en los enfrentamientos de vísperas de Navidad

Por Frank Fang
24 de Diciembre de 2019
Actualizado: 24 de Diciembre de 2019

HONG KONG/NUEVA YORK – Un manifestante de Hong Kong resultó herido al caer desde el segundo piso de un centro comercial durante una persecución al gato y ratón con la policía. La policía también disparó ráfagas de gas lacrimógeno y cañones de agua para despejar las calles de la ciudad, mientras los manifestantes se dirigían a los centros comerciales en la víspera de Navidad.

El incidente ocurrió alrededor de las 8:00 p.m. en el centro comercial Yoho de Yuen Long, en Hong Kong, después de que la policía izara banderas exigiendo a una multitud de manifestantes que estaban dentro que se fueran.

El hombre, que fue perseguido por dos oficiales, saltó desde el segundo piso del centro comercial, Tommy Cheung, el consejero de distrito electo para la región de Yuen Long, quien fue testigo del evento, dijo en una publicación de Facebook. El hombre sufrió fracturas en la mano derecha y la columna vertebral, según los testigos que lo acompañaron al hospital.

Las imágenes de video de People’s Campus Radio mostraron al hombre mientras chocaba con un oficial que llevaba un bastón en el centro comercial. El hombre acusado de agredir a la policía fue arrestado en el hospital después de que lo atendieran brevemente. La radio está afiliada a la Unión de Estudiantes de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong.

Los activistas han mantenido las protestas en las calles durante las fiestas, afirmando que no es momento de celebrar a la luz de la amenaza inminente de Beijing.

Police are seen on the elevator in a shopping mall dispersing protesters in Harbour City shopping center of Tsim Sha Tsui, Kowloon, on Dec. 24, 2019. (Sung Pi-lung/The Epoch Times)

La policía también golpeó con bastones a los manifestantes en los centros comerciales, un oficial apuntó con su arma a la multitud, según Reuters.

En una declaración realizada después de las 9 p.m. hora local, la policía informó que iba a usar “la mínima fuerza necesaria para realizar la dispersión y los arrestos” en Nathan Road y Salisbury Road en Tsim Sha Tsui, donde los manifestantes pusieron barricadas con ladrillos y otros objetos.

Los manifestantes cancelaron un desfile nocturno autorizado desde Tsim Sha Tsui hasta la calle Nathan Road en Kowloon, luego que la policía pidiera a los organizadores que cambiaran la ruta y terminaran el evento antes de las 10 de la noche.

En lugar de eso, se reunieron en centros comerciales y calles aledañas en cinco distritos, incluyendo Time Square, Yuen Long, Sha Tin, Tsim Sha Tsui y Mongkok.

Manifestantes de Hong Kong se reúnen en el centro comercial Times Square en Causeway Bay, Hong Kong, el 24 de diciembre de 2019. (Hannah Cai/The Epoch Times)

En el centro comercial de Times Square, en Hong Kong, unas 200 personas se quedaron de pie en seis pisos, y empezaron a cantar el himno oficial de protesta, “Gloria a Hong Kong”. El tenor italiano Stefano Lodola también realizó un mini concierto mientras los manifestantes vestidos de negro formaban un círculo a su alrededor, agitando banderas en apoyo al movimiento pro-democracia.

R, un manifestante que trabaja en hostelería, le dijo a The Epoch Times que su “voluntad de defender Hong Kong nunca va a disminuir”.

Al explicar el por qué él y otros estarían protestando en lugar de pasar tiempo con las familias, R dijo: “Sabemos que si nos permitimos pasar buenos momentos ahora, dentro de años o quizás décadas nuestros hijos no tendrían la felicidad que nosotros tenemos, perderían su libertad”.

En Mong Kok, algunos manifestantes rompieron ventanas y rociaron con pintura negra las puertas de HSBC. El banco había suspendido la cuenta de un grupo de local que ayudaba a los manifestantes y congeló alrededor de 70 millones de wons coreanos (alrededor de 9 millones de dólares) en donaciones en poder del grupo.

La puerta de cristal de la tienda de la marca deportiva Adidas también quedó destrozada, cuando cayó una bombona de gas lacrimógeno en su interior.

A última hora de la noche, la policía y los manifestantes seguían encerrados en un calabozo en la zona. Los oficiales que se alinearon en la calle empujaron a los reporteros y les iluminaron la cara, advirtiéndoles que tendrían que “asumir cualquier responsabilidad” si continuaban ahí. En respuesta, algunos vecinos maldijeron a la policía, llamándolos esclavos del Partido Comunista Chino.

Cerca de un puente aéreo en la carretera de Tong Mi, en el mismo distrito, un grupo de hombres atacó a una joven pareja con hachas, palos de madera y cuchillos, dejándoles sangrando la cabeza, según el miembro local del Partido Democrático de Tsang, Tsz Ming Douglas.

El grupo activista local Civil Human Rights Front recibió una aprobación de la policía para realizar una protesta el día de Año Nuevo, allanando el camino para otra manifestación potencialmente importante en el período de fiestas.

“El Partido Comunista Chino nos dijo que no cambiaría nuestra forma de vida en 50 años, pero (…) controla cada aspecto de nuestras vidas por medio de las autoridades centrales”, dijo R mientras otros gritaban “reclamar Hong Kong” al fondo.

Eva Fu contribuyó con la realización de este informe.

***

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza Tiananmen?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS