La relación de Google con China en la investigación de inteligencia artificial, bajo la lupa

La empresa colabora con entidades que realizan investigaciones de inteligencia artificial con aplicaciones militares
Por Annie Wu y Zhong Jingming
16 de Septiembre de 2019 Actualizado: 16 de Septiembre de 2019

Las conexiones de Google con China están bajo escrutinio desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a finales de julio que su administración investigaría las denuncias sobre Google que estaba trabajando con el régimen chino en proyectos que podrían amenazar la seguridad nacional de Estados Unidos.

“Puede que haya o no inquietudes de Seguridad Nacional con respecto a Google y su relación con China. Si hay algún problema, lo averiguaremos. ¡¡¡Sinceramente espero que no lo haya!!!”, escribió Trump en un tuit del 26 de julio.

Google dejó el mercado chino en 2006, y su motor de búsqueda está bloqueado por el “Gran Cortafuegos” de China. Pero el gigante estadounidense de Internet mantiene una serie de proyectos de investigación tecnológica en China, muchos de ellos centrados en la inteligencia artificial (IA). La compañía tiene oficinas en Beijing, Guangzhou, Shanghai y Shenzhen.

Google puso su énfasis en la investigación de la IA en el país al nombrar a Li Fei-Fei, investigadora de IA y profesora de la Universidad de Stanford, para poner en marcha su Centro de IA en Shanghai en China.

Según la empresa, el centro de investigación se estableció para fomentar la colaboración en la investigación con los principales expertos en inteligencia artificial y aprendizaje automático del país.

Aunque no hay información que sugiera que el centro de IA haya realizado investigaciones delicadas que pudieran causar preocupaciones de seguridad nacional, La Gran Época encontró artículos de noticias y fuentes online con información sobre las colaboraciones de IA de Google en China que indica que tienen aplicaciones militares.

Además, Li, que dejó la empresa en septiembre de 2018, tiene amplios vínculos con los círculos académicos y de investigación de la IA en China. Li es miembro de un foro de investigación científica y tecnológica supervisado por las autoridades chinas. Además, los mentores que mencionó como importantes para su carrera participan del programa “Mil Talentos”, una iniciativa empezada por Beijing para reclutar a los mejores científicos e ingenieros de Occidente para trabajar en China.

En los últimos meses, el programa Mil Talentos ha estado bajo el escrutinio de Estados Unidos debido a su potencial para incitar al espionaje académico. Varios individuos chinos acusados de cargos federales de robo de secretos comerciales participaron en el programa.

Google y Li no respondieron inmediatamente a las peticiones de comentarios de La Gran Época.

Proyecto de investigación

El 28 de junio, el sitio web oficial de la Academia China de Ciencias, el principal instituto de investigación estatal del país, publicó un artículo titulado “Progreso en la investigación básica sobre la interacción humano-ordenador con objetivos móviles en software”. El artículo afirmaba que Zhai Shumin, uno de los principales científicos chinos de investigación de IA empleado por Google, fue a Beijing para trabajar con investigadores de la academia en el desarrollo de un proyecto de “interacción hombre-ordenador”, cuyos resultados se publicaron en un artículo académico.

Según el artículo, los investigadores desarrollaron un tipo de tecnología de asistencia para la selección de objetivos, que aumentaba la velocidad de selección de objetivos móviles de parte de los usuarios en un 57 por ciento y la precisión en un 79 por ciento. Al mismo tiempo, los investigadores también utilizaron el modelo para predecir la tasa de error en la selección de objetivos móviles.

Tras la publicación, dos investigadores chinos no identificados familiarizados con el proyecto confirmaron al periódico de Hong Kong South China Morning Post (SCMP) que la tecnología permite a los pilotos de caza o a los operadores de misiles de defensa aérea seleccionar objetivos de rápido movimiento de forma veloz y precisa utilizando una pantalla táctil, y que el J-20, el caza furtivo más avanzado del ejército chino, tiene la oportunidad de adoptar la tecnología.

La Academia China de Ciencias, en la primera versión de su comunicado de prensa online para anunciar los resultados de la investigación, declaró: “La investigación (…) juega un papel importante en el diseño de la interfaz y el desarrollo tecnológico de la interacción hombre-ordenador de amplia aplicación en los campos militar, médico, educativo, de entretenimiento digital y otros”.

Pero después de que SCMP informara sobre el documento y solicitara comentarios a Google, la palabra “militar” fue eliminada del comunicado de prensa online.

Pero muchos medios de comunicación chinos, como Sina.com, que reimprimieron el comunicado de prensa, mantuvieron esa palabra en sus artículos.

Google confirmó a SCMP su participación en el artículo académico sobre la investigación, pero negó un vínculo con el ejército.

“Este artículo aborda una pregunta de investigación muy general sobre el diseño de la experiencia del usuario acerca de cómo las personas interactúan con elementos en movimiento en una pantalla táctil. (…) Este artículo simplemente no se trata de aplicaciones militares”, citó el SCMP a Google. “Una investigación como esta es clave para mejorar la navegación con el dedo o el lápiz táctil en cualquier app”.

Colaboración con Tsinghua

La Gran Época informó con anterioridad que en junio de 2018, Google fundó un nuevo organismo de investigación de IA con la Universidad de Tsinghua, una de las escuelas más prestigiosas de China.

Ese mismo mes, se reveló que la universidad recibió importantes fondos de parte del ejército chino para trabajar en un proyecto destinado a mejorar la capacidad de inteligencia artificial del ejército.

El Diario de Educación de China, un periódico estatal dirigido por el Ministerio de Educación del régimen, informó el 8 de junio de 2018 que la Universidad de Tsinghua recibió más de 100 millones de yuan (14,53 millones de dólares) del Comité de Ciencia y Tecnología de la Comisión Militar Central de China –un órgano del Partido que supervisa a las Fuerzas Armadas– para trabajar en un proyecto de IA para el Ejército.

El proyecto tiene la tarea de investigar y desarrollar la IA para los equipos de combate hombre-máquina, según el artículo.

El artículo agrega que el trabajo del laboratorio militar de IA de la universidad, llamado “Laboratorio Militar Inteligente de Alta Gama” y establecido en 2018, estaría “guiado por las necesidades militares” y ayudaría a convertir a China en un país avanzado en IA.

El régimen chino estableció el desarrollo de la IA como una de sus principales prioridades, especialmente en la “integración militar-civil”, o el desarrollo de tecnología que puede tener aplicaciones tanto militares como civiles. En julio de 2017, el Consejo de Estado de China, un organismo similar a un gabinete, publicó un plan detallado para que China se convirtiera en un “líder mundial” de la IA para 2030. El objetivo del plan es crear una industria nacional de IA con un valor de 150.000 millones de dólares.

Li Fei-Fei

La colaboración del laboratorio de Tsinghua fue anunciada en un simposio conjunto Google-Tsinghua celebrado en Beijing el 28 de junio de 2018. Li Fei-Fei, entonces vicepresidente de Google Cloud, estuvo presente. Fue contratada por Google en noviembre de 2016 para dirigir una nueva unidad de investigación de la IA.

Li nació en 1976 y emigró a Estados Unidos con sus padres a la edad de 16 años, según artículos de la prensa china que señalan su éxito como experta en inteligencia artificial.

Li dejó Google en septiembre de 2018, cuando anunció que volvería a enseñar en Stanford, donde es directora del Laboratorio de Inteligencia Artificial y del Laboratorio de Visión y Aprendizaje de la universidad.

Li está involucrada con varias organizaciones de ciencia y tecnología en China que tienen estrechos vínculos con las autoridades de Beijing.

También es miembro del comité científico de Future Forum. Según el sitio web oficial del foro, la organización fue fundada en Beijing en 2015 por líderes en los campos de la ciencia, la educación, Internet y la inversión para facilitar la investigación interdisciplinaria. Está dirigido por la Asociación de Ciencia y Tecnología de China (CAST) y tiene el apoyo del gobierno del distrito de Chaoyang de Beijing.

CAST se describe a sí misma como una organización no gubernamental, pero también afirma claramente en su sitio web que “sirve de puente entre el Partido Comunista de China y el gobierno chino y la comunidad científica y tecnológica del país”.

El Future Forum también enumera a los “medios de cooperación estratégica” asociados, como el Diario del Pueblo, Xinhua y The Paper, todos ellos medios de comunicación estatales de China.

Otros miembros del foro son asociados o descendientes de ex altos funcionarios del Partido Comunista, comúnmente conocidos como “principitos”, incluyendo a Liu Lefei, hijo de Liu Yunshan, exmiembro del Comité Permanente del Politburó, el principal órgano de toma de decisiones del Partido; Zhu Yunlai, hijo del ex primer ministro Zhu Rongji; y Ma Xuezheng, ejecutivo de Boyu Capital, una empresa de capital privado fundada por Jiang Zhicheng, nieto del excabecilla del partido Jiang Zemin.

En diciembre de 2017, en una conferencia sobre “intercambio de talentos en el extranjero” celebrada en la ciudad de Guangzhou y organizada conjuntamente por la Asociación de ex Alumnos de Europa y Estados Unidos y el Ministerio de Educación de China, Li fue seleccionada entre los 50 mejores chinos que estudiaron en el extranjero.

La Asociación de ex Alumnos de Europa y Estados Unidos fue fundada por intelectuales de la época imperial tardía en Beijing en octubre de 1913. Originalmente era un grupo de intelectuales chinos que estudiaban en el extranjero.

Después de 1949, la asociación fue tomada por el régimen comunista y se convirtió en una herramienta importante para el Departamento de Trabajo del Frente Unido del Partido Comunista Chino, una agencia con la tarea de difundir los planes del régimen en el país y en el extranjero.

Un artículo de agosto de 2016 del medio estatal Xinhua señaló que las autoridades de Beijing publicaron un aviso sobre cómo construir mejor la lealtad al Partido en la Asociación de ex Alumnos, explicando que es una organización “dirigida por el Partido” como una “organización de masas del Frente Unido”.

Muchos exdirigentes del Partido, investigadores de alto nivel de institutos estatales y presidentes de universidades son miembros de esta asociación.

Los mentores de Li

En julio de 2017, Li pronunció un discurso ante la Conferencia sobre Visión por Computadora y Reconocimiento de Patrones, donde agradeció a sus mentores por su apoyo.

Li dijo que consiguió su primer trabajo como profesora en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign con la ayuda de Thomas S. Huang, o Huang Xutao. Ciudadano naturalizado de Estados Unidos y profesor de investigación en ingeniería eléctrica e informática en la universidad, Huang fue nombrado en 2002 académico extranjero de la estatal Academia China de Ciencias. En 2012, Huang fue reclutado por un instituto de investigación de la ciudad de Chongqing, en el suroeste de China, en el marco del programa de los Mil Talentos.

Li también mencionó a Li Kai, profesor de la Universidad de Princeton, durante su discurso. Ella explicó cómo recibió su ayuda mientras organizaba la competencia internacional de imágenes de IA, ImageNet.

Ella dijo que Li Kai le permitió usar máquinas en su laboratorio e hizo posible la competencia.

En noviembre de 2017, Li Kai también fue designado académico extranjero de la Academia China de Ingeniería. Es profesor en la Universidad de Tsinghua y también fue contratado por el Programa de los Mil Talentos.

Ninguno de ellos fue acusado de ningún delito. Pero las autoridades estadounidenses están alertas sobre los programas de reclutamiento de China. En una audiencia en el Congreso en diciembre de 2018, Bill Priestap, en ese tiempo subdirector de la división de contrainteligencia del FBI, dijo que los programas de reclutamiento de China, como los Mil Talentos, eran programas de “adquisición de cerebros” que “alientan el robo de propiedad intelectual de las instituciones estadounidenses”.

A principios de este año, los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos publicaron un informe sobre los riesgos de los programas estatales, como los Mil Talentos, por presentar conflictos de intereses, ya que los científicos pueden ser reclutados por países extranjeros para llevar a cabo investigaciones que podrían ser financiadas con subvenciones federales de Estados Unidos.

Li Fei-Fei no respondió por el momento a las preguntas sobre su relación con Li Kai y Huang, ni sobre su afiliación con la asociación de exalumnos.

***

A continuación

El comunismo declara la guerra a la humanidad misma

Lee la serie completa “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS