La representante Boebert presenta proyecto de ley para desfinanciar a Planned Parenthood

Por Tom Ozimek
22 de Enero de 2023 10:25 AM Actualizado: 22 de Enero de 2023 10:25 AM

La representante Lauren Boebert (R-Colo.) propuso un nuevo proyecto de ley que tiene como objetivo desfinanciarPlanned Parenthood al establecer una moratoria de un año sobre los fondos federales para la organización, en línea con el antiguo objetivo de muchos republicanos que se oponen a que la organización practique abortos.

El proyecto de ley es el primero de Boebert en el Congreso 118, del cual los republicanos tomaron el control en las elecciones intermedias y ahora siguen adelante con su agenda de “Compromiso con Estados Unidos“.

“El proveedor de servicios de aborto más grande del país no tiene por qué recibir dólares de los contribuyentes”, dijo Boebert en un comunicado de prensa del 20 de enero. “Planned Parenthood afirma que estos fondos se destinan a la atención médica de las mujeres, pero el año pasado, Planned Parenthood realizó una cantidad récord de abortos y al mismo tiempo redujo la cantidad de exámenes de bienestar de la mujer y exámenes de cáncer de mama que llevó a cabo”.

El proyecto de ley, denominado “Defund Planned Parenthood Act of 2023” (pdf), tiene como objetivo prohibir que los fondos federales estén disponibles para la organización, o para cualquiera de sus afiliados o clínicas, a menos que certifiquen que no realizarán abortos. Se exceptúan los abortos en casos de violación, incesto o cuando la vida de la mujer corre peligro.

La señalización de Planned Parenthood se ve en el barrio del Distrito Financiero de Manhattan el 16 de abril de 2021 en la ciudad de Nueva York. (Michael M. Santiago/Getty Images)

La legislación también obliga al Secretario de Salud y Servicios Humanos y al Secretario de Agricultura a recuperar cualquier ayuda federal recibida por Planned Parenthood o sus filiales o clínicas, en caso de incumplimiento de la certificación de que no realizarán abortos durante el periodo de moratoria.

Los dólares de los impuestos federales que se habrían destinado a Planned Parenthood se destinarían en cambio a los centros de salud comunitarios, según el proyecto de ley. Específicamente, el proyecto de ley busca reasignar USD 235 millones a dichos centros en Estados Unidos que brindan atención médica a las mujeres.

Los republicanos también presentaron otros tres proyectos de ley pro-vida esta semana que buscan imponer condiciones sobre el uso de píldoras abortivas, restringir los abortos debido a un diagnóstico de síndrome de Down y frenar la financiación federal de colegios y universidades que tengan clínicas abortivas en el campus.

“Beneficiarse de la violencia del aborto”

El proyecto de ley de Boebert ha sido respaldado por Students for Life of America, National Right to Life Committee, Heritage Action y Concerned Women for America.

“No hay ninguna entidad que se beneficie más de la violencia del aborto que Planned Parenthood”, dijo Kristan Hawkins, presidente de Students for Life of America, en un comunicado.

“De manera engañosa, Planned Parenthood disfraza su modelo comercial como uno que ayuda a las mujeres, mientras que su último informe anual muestra que ganaron USD 633 MILLONES de los contribuyentes y terminaron con 383,460 pequeñas vidas en ese mismo período de tiempo”, dijo Hawkins, y agregó que los servicios de chequeo proporcionados por Planned Parenthood han caído en porcentajes de dos dígitos “lo que demuestra que están en el negocio del aborto”.

Desde 2010, ha habido una disminución del 74 % en las pruebas de detección de cáncer, una disminución del 72 % en la atención prenatal y una disminución del 41 % en los servicios anticonceptivos proporcionados por Planned Parenthood, según el Instituto Charlotte Lozier, citando los propios informes anuales de Planned Parenthood.

Del 1 de julio de 2020 al 30 de junio de 2021, Planned Parenthood recibió USD 633.4 millones en fondos gubernamentales, frente a los USD 618.1 millones del año anterior, según el último informe anual de la organización (pdf).

Planned Parenthood respondió a una solicitud de comentarios de The Epoch Times señalando la respuesta de la organización a iniciativas previas de “desfinanciación”, que afirma que tales movimientos impiden que los pacientes reciban servicios preventivos como anticonceptivos y exámenes de detección de cáncer y enfermedades de transmisión sexual.

Antecedentes

La iniciativa de desfinanciar Planned Parenthood es desde hace tiempo el objetivo de muchos republicanos, que se oponen a que la organización preste servicios de aborto. Argumentan que los fondos federales no deberían utilizarse para apoyar a una organización que practica abortos, y que el dinero debería redirigirse a otros proveedores de atención medica.

Planned Parenthood, por su parte, ha argumentado que brinda una amplia gama de servicios de atención médica críticos, que incluyen exámenes de detección de cáncer, control de la natalidad y pruebas de infecciones de transmisión sexual, además de brindar servicios de aborto.

La organización ha argumentado que quitarle fondos supondría una pérdida de acceso a importantes servicios no relacionados con el aborto para muchas comunidades de bajos ingresos.

Si se aprueba, el proyecto de ley Defund Planned Parenthood probablemente enfrentaría una oposición significativa de los demócratas y los defensores del aborto, quienes lo verían como un ataque a los derechos reproductivos de las mujeres y al acceso a la atención médica.

El futuro del proyecto de ley es incierto ya que deberá pasar por varias etapas legislativas antes de que pueda convertirse en ley.

La presentación del proyecto de ley se produce en un clima de gran debate en el país sobre el derecho al aborto.

La Corte Suprema falló recientemente en un caso que condujo a la anulación del caso Roe vs. Wade, la histórica decisión que legalizó el aborto en todo el país.

Otras acciones legislativas contra el aborto

El representante Bob Good (R-Va.) presentó el viernes la Ley de prevención del teleaborto, que obligaría a las personas que deseen abortar a someterse a un examen físico, tomar la medicación en la clínica y acudir a una visita posterior al tratamiento.

“El aborto siempre está mal bajo cualquier circunstancia, pero permitir que las mujeres tengan abortos químicos solas sin ser examinadas físicamente es completamente peligroso”, escribió Good en un posteo en Twitter el viernes.

También el viernes, el Senador Steve Daines (R-Mont.) y el Representante Chip Roy (R-Texas) presentaron la Ley de Protección de Personas con Síndrome de Down y la Ley de Protección de la Vida en el Campus Universitario en sus respectivas cámaras.

La Ley de Protección de Individuos con Síndrome de Down propuesta prohibiría a los médicos realizar abortos debido a un diagnóstico prenatal de síndrome de Down e ilegalizaría coaccionar a una madre para que aborte por este motivo.

Quienes infrinjan la ley enfrentarán multas y/o hasta cinco años de prisión, pero la madre no enfrentará procesamiento.

“Cada vida es creada con la dignidad y el potencial otorgados por Dios—sin importar cuán pequeños o cuántos cromosomas puedan tener”, escribió Daines en un tuit. “Siempre lucharé para proteger a las madres jóvenes y a sus hijos por nacer de la violencia del aborto”.

La Ley de Protección de la Vida en los Campus Universitarios prohibiría que los colegios y universidades que tengan clínicas de aborto dirigidas a estudiantes o personal o que tengan afiliaciones con dichas clínicas, reciban fondos federales.

Al igual que el proyecto de ley de Boebert para desfinanciar a Planned Parenthood, es probable que la otra legislación pro-vida enfrente la oposición de los demócratas y otros grupos que se oponen a las restricciones al acceso a los abortos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.