La última turista muerta en República Dominicana es una mujer de Nueva York

Por Jack Phillips - La Gran Época
21 de Junio de 2019 Actualizado: 21 de Junio de 2019

Una madre neoyorquina es la última persona que murió en un resort de República Dominicana, según informó el New York Post. Hasta ahora, más de una docena de turistas estadounidenses fueron encontrados muertos en misteriosos incidentes el país.

Donette Edge Cannon, de 38 años, fue a República Dominicana en un viaje familiar en 2018 y visitó Sunscape Bavaro Beach Punta Cana para celebrar el cumpleaños de su cuñado, informó el periódico el 21 de junio.

Cannon, propietaria de una empresa de catering, se alojó en el complejo en el mes de mayo.

“Ella publicaba videos para mostrar lo mucho que se estaba divirtiendo”, dijo su hermana, Candace Edge Johnson, a la agencia de noticias.

Todo el grupo tuvo problemas estomacales menores durante el viaje. Cannon, según dijeron, también tenía diabetes y estaba recibiendo tratamiento de diálisis.

“En cuanto a nosotros, durante todo el viaje, seguimos usando el baño”, dijo Johnson. “Íbamos a un restaurante en las mismas condiciones, cada vez que comíamos usábamos el baño”.

La última noche, el grupo fue a cenar. “Estábamos cantando y bailando yendo hacia la habitación esa noche”, dijo Johnson. “Cuando nos despedimos, estábamos bailando”.

Cannon se despertó en medio de la noche con dolor estomacal y comenzó a vomitar. Por la mañana, todavía se sentía mal, y su familia llamó a un médico.

Turistas descansando en la playa de Bávaro en Punta Cana, República Dominicana, el 16 de enero de 2012. (Erika Santelices/AFP/Getty Images)

“Mi primo dijo: ‘Está empeorando. Voy a hacer que los médicos vengan y la revisen'”, contó Johnson al Post. “Una vez que llegaron a la habitación, ella cayó inconsciente y la llevaron al hospital”.

Su hermana mencionó que informaron a los que respondieron a la emergencia sobre sus problemas renales, pero se la llevaron a un hospital sin una máquina de diálisis.

“Básicamente la dejaron morir sobre la mesa”, dijo su hermana, y agregó que los funcionarios del hospital les advirtieron que era demasiado tarde para llevarla a otro lugar.

Se encontró que la causa de su muerte fue una insuficiencia renal, recordó Johnson.

“Su conclusión fue la insuficiencia renal, pero nunca abordaron lo que la enfermó en primer lugar”, dijo Johnson a la agencia de noticias.

Antes de la ola de muertes que se reportaron en los resorts de República Dominicana, Johnson no cuestionó al centro turístico. Pero ahora, comenzó a hablar.

“Estábamos tan traumatizados que no pensamos en estas cosas”, dijo Johnson. “Habría habría insistido más al centro turístico sobre si había intoxicación alimentaria, y las decisiones tomadas sobre los hospitales con diálisis, y por la falta de urgencia para alertar a la gente [por ayuda]”.

Y agregó: “Ahora que veo los otros incidentes, creo que definitivamente es algo más profundo y se pierde por las malas prácticas de atención de la salud. No es como en Estados Unidos”.

Captura de pantalla sin fecha de una vista de 360º desde el interior del Restaurante Toro en el Hard Rock Hotel and Casino Punta Cana, en Punta Cana, República Dominicana. (Captura de pantalla/Hotel y Casino Punta Cana)

Johnson agregó que no regresará a República Dominicana a la luz de la muerte de su hermana. Advirtió a otros turistas que fueran cautelosos.

“Dios nos libre de que te pase algo, pero podrías ser la próxima víctima”, dijo Johnson.

El FBI y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades se unieron a equipos que investigan las muertes, pero la Embajada de Estados Unidos en República Dominicana dijo en una declaración del 6 de junio que “las autoridades no establecieron una conexión entre los incidentes”.

“La Embajada de Estados Unidos está comprometida con las autoridades dominicanas y supervisa activamente las investigaciones. Además, a petición de funcionarios dominicanos, nuestro Agregado Legal (FBI) está proporcionando asistencia técnica para producir informes toxicológicos completos. Todavía no tenemos los resultados de los estudios toxicológicos”, agregó la embajada.

“También somos conscientes de las preocupaciones planteadas por los familiares de otros ciudadanos estadounidenses que murieron previamente en República Dominicana. En este momento no tenemos indicios de ninguna conexión entre esas trágicas pérdidas y los casos que se están investigando”.

También se informó de la existencia de varias personas que se enfermaron en el país.

Una advertencia de viaje de nivel 2 publicado el 15 de abril por el Departamento de Estado dice que los viajeros deben tener cuidado al visitar el destino turístico.

*****

Descubre a continuación:

“Aún estaba vivo”: el estremecedor relato de un médico que sustrajo órganos en China

TE RECOMENDAMOS