La victoria de Milei en Argentina es una buena noticia para Trump

Por Roger Simon
21 de Noviembre de 2023 1:54 PM Actualizado: 21 de Noviembre de 2023 1:54 PM

Comentario

¡Viva! ¡Viva!

El titular de Reuters lo decía todo: “Argentina elige presidente al libertario de la ‘terapia de choque’ Javier Milei”.

Los ideólogos de la CNN corrigieron eso, etiquetando al muy culto libertario Milei como simplemente “ultraderechista”, lo mejor para desprestigiarlo.

El Washington Post —esa pandilla que durante años pregonó la inexistente colusión Trump-Rusia— se felicitó de que el nuevo presidente no tuviera “experiencia de gobierno”, lo que muchos pensarían que es una característica, no un defecto.

Sin embargo, el Sr. Milei ganó la segunda vuelta de las elecciones con un resultado casi aplastante, derrotando al ministro de Economía del país, Sergio Massa, por un escaso 56% contra 44%, lo que no es sorprendente, ya que la inflación de Argentina fue de un asombroso 143%, según reportó la misma Reuters hace tan sólo unos días.

En realidad, el nuevo presidente de Argentina es un economista de 53 años, partidario de la Escuela Austriaca de Economía, con su énfasis en la libertad individual, profesor durante 21 años, personalidad de la radio y la televisión y autor de varios libros.

Sus opiniones políticas son de lo más puramente libertario que se ha encontrado en ningún líder nacional en mucho tiempo.

Los candidatos conservadores nos dicen que quieren suprimir el Ministerio de Educación y otros organismos públicos.

Para el Sr. Milei, eso es sólo el principio, como se puede ver en este video mientras quita sucesivamente los nombres de las agencias gubernamentales de una pizarra, diezmando simbólicamente la versión argentina del “Estado profundo”, seguido de su proclamación: “¡Viva la libertad [improperio]!”.

El hombre es cualquier cosa menos políticamente correcto y no soporta a la izquierda, utilizando a menudo un lenguaje “azul” no empleado aquí en The Epoch Times para excoriarla.

Conocí la grandeza potencial de Milei a través de una entrevista con Tucker Carlson que apareció en X hace algún tiempo. El Sr. Carlson, previsoramente, había ido a Buenos Aires para conocerlo.

Inmediatamente me di cuenta de que el Sr. Milei no era un derechista “cuadrado” a la antigua usanza, como Mitch McConnell, sino que —un otrora músico de rock— parecía y hablaba como esos tipos más modernos que solíamos asociar con la izquierda.

Ahora ya no. Lo que nos lleva a la parte de esta columna dedicada a Donald Trump.

Desde luego, el Sr. Trump tampoco está en el molde de McConnell, ni en el de Karl Rove, que volvió a despreciar al expresidente en las páginas del Wall Street Journal con “Los votantes quieren a cualquiera menos a Trump y Biden”. Puede que el señor Rove pensara en sus amigos.

Cuando me enteré de lo que para mí era la muy buena noticia de la victoria del Sr. Milei, mientras enviaba mensajes de texto a todos mis amigos posibles para celebrarlo, pensé en el video de hace unos días de la salvaje respuesta positiva dada al Sr. Trump al entrar en la pelea UFC 295 con Kid Rock, el Sr. Carlson y Dana White.

Joe Rogan les llamó los “vengadores de la derecha”.

Probablemente tenía otras cosas que hacer, pero deberían haber traído a Javier Milei con ellos a la pelea.

No hay duda de que su victoria es un buen augurio para el señor Trump. Es más zeit positivo en el zeitgeist. Son las masas, el hombre y la mujer comunes, diciendo que están hartos de los conocidos falazmente como “élites”.

También es un indicio del vuelco que he ido viendo a lo largo de los años.

Lo que es cool ya no está en la izquierda. Está en la derecha. La izquierda es lo que más denigrábamos cuando yo era joven: los conformistas.

Menos gobierno está de moda. Más gobierno es cuadrado. De hecho, es al cubo, como solíamos decir.

Woke es dormido, como todos sabemos, pero es peor. Es más como los artilugios inútiles medio rotos de China que tienes que devolver a Amazon.

Woke significa más gobierno a raudales. Fusiona el gobierno y la academia en un megagobierno de normas, reglamentos y absurdos pronunciamientos éticos sobre qué grupo identitario es la mayor víctima, siempre que no sean los judíos.

Es el chismorreo marxista enloquecido. Siempre te estás apropiando indebidamente de algo. Deja esa margarita. La pizza es de los italianos. Te voy a denunciar al director de la DEI.

Trump, Carlson, Kid Rock y Javier Milei son el futuro.

El Sr. Milei ha demostrado que la victoria puede ser nuestra.

Por último, sólo recordarle que si desea suscribirse a mi boletín semanal en la edición en inglés, puede hacerlo en la esquina superior derecha de la portada de The Epoch Times. Será un honor. Hago todo lo que puedo —quizá demasiado— para que sea divertido.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.