Las amenazas comerciales de Trump podrían ayudar a China

30 de Noviembre de 2016 Actualizado: 01 de Diciembre de 2016

Donald J. Trump llegó al poder en las recientes elecciones estadounidenses con promesas de “Hacer grande de nuevo a Estados Unidos”, prometiendo ser duro con países como China. Trump señaló, China “nos está matando” en el comercio y sugirió que aplicará un arancel de 45 por ciento a las importaciones chinas en respuesta. Ya sea que lo haga o no, una mayor presión sobre China podría ayudar a impulsar las reformas internas que ayuden a China a generar más demanda económica interna, y eso sería algo muy bueno.

El proteccionismo comercial. Las dos principales políticas económicas de Trump, como declaró en sus discursos de campaña, serían un retorno al proteccionismo comercial y al desarrollo de proyectos de infraestructura y fabricación nacionales.

¿Por qué Estados Unidos volvería al proteccionismo comercial? Porque Estados Unidos tiene un gran déficit comercial. Tomemos por ejemplo el comercio chino-estadounidense. EE.UU es el mayor mercado de exportación de China y ha tenido un déficit comercial promedio de 100.000 millones de dólares con China en los últimos 30 años. Para equilibrar este déficit comercial, Estados Unidos querrá reducir las importaciones de China y aumentar las exportaciones a China. El método básico para lograr este objetivo será imponer aranceles a los bienes importados, hasta un 45 por ciento, según Trump.

Esto probablemente llevará a China a tomar represalias con dobles aranceles sobre las exportaciones estadounidenses a China. Sin embargo, la mayor parte de las exportaciones de China a Estados Unidos son bienes de consumo que pueden ser fácilmente sustituidos, mientras que las exportaciones estadounidenses a China son en su mayoría artículos de alta tecnología que no pueden ser sustituidos tan fácilmente. Por lo tanto, una guerra comercial entre los dos países no es buena para ninguna de las partes, pero está claro que las pérdidas económicas de China serían mayores.

De hecho, la economía de China durante las últimas tres décadas, especialmente después de unirse a la OMC, se ha beneficiado enormemente a causa de la apertura del mercado estadounidense a China. Debido al abandono del proteccionismo comercial y a la promoción de la integración económica global por parte de Estados Unidos, China disfrutó de un enorme dividendo en crecimiento económico. Una parte considerable de las masivas reservas de divisas de China provienen del enorme superávit comercial entre China y Estados Unidos.

China se enfrenta a la incertidumbre económica

Si Estados Unidos vuelve al proteccionismo comercial, ¿cuál será el impacto en la economía china?

En primer lugar, la situación en las exportaciones de China será cada vez más desesperada, ya que la cuota de exportación de China a Estados Unidos se reducirá significativamente. Por lo tanto, las empresas de exportación chinas deben planificar para alguna eventualidad tan pronto como sea posible. Una estrategia de comercio exterior realista sería buscar oportunidades para aumentar las exportaciones a países y regiones emergentes, como África, América del Sur, la India y el Sudeste Asiático.

En segundo lugar, el tipo de cambio chino RMB inevitablemente vendrá con una nueva presión devaluativa. Si el déficit comercial chino-estadounidense se equilibra, o se invierte, el valor del RMB frente al dólar estadounidense se enfrentará a una prueba más seria. No debemos subestimar esta situación.

En tercer lugar, los precios de los activos internos, especialmente los altos precios de las mercancías y bienes raíces, enfrentarán nuevas amenazas. Con el tipo de cambio del RMB bajando, la depreciación a gran escala en la valoración de las mercancías es algo que puede suceder.

¿Qué hará China?

China necesita cuidar de sus propios asuntos internos y centrarse en el desarrollo de su mercado interno y la demanda interna. La política económica más importante sería reducir los impuestos para las pequeñas y medianas empresas y aumentar los ingresos de la clase media y de los pobres.

China tiene un enorme mercado interno con una población de casi 1,4 mil millones. ¿Por qué entonces hemos estado confiando en el mercado de consumo de Estados Unidos durante tanto tiempo? La razón principal es la extrema polarización social entre ricos y pobres. Casi mil millones de chinos carecen de ingresos suficientes para ayudar a aumentar el consumo interno. Esta es la cuestión más fundamental que dificulta el crecimiento económico de China. Al mismo tiempo, es también la perspectiva más prometedora para el futuro desarrollo económico de China.

Fan Di es un economista independiente y profesor a tiempo parcial de la Universidad de Beijing y la Universidad Sun Yat-sen. Obtuvo un doctorado En la Universidad de California, Berkeley, bajo la supervisión de Li Yining, de la Universidad de Beijing y el premio nobel George Arthur Akerlof. Fan ha sido un experimentado ejecutivo y consultor de los principales bancos, empresas financieras y grandes empresas.

Esta es una traducción abreviada de un artículo publicado en su cuenta pública de WeChat.

TE RECOMENDAMOS