Las bolsas chinas suspenden la cotización por segundo día consecutivo

07 de Enero de 2016 Actualizado: 07 de Enero de 2016

La cotización de las bolsas chinas se volvió a suspender este jueves poco después de la apertura, debido a pérdidas de más del 7% luego del anuncio oficial de la depreciación del yuan, siendo la más importante desde agosto.

Cabe resatar que se trata de la segunda vez en esta semana que se activa este mecanismo, obligando a cerrar el lunes las bolsas de Shanghái y Shenzen antes de tiempo.

Asimismo, menos de media hora después de que empezara la sesión, el índice de Shanghái cayó 7,32% (-245,95 puntos), hasta 3.115,89 enteros.

Shenzhen perdió por su parte 8,35% (178,08 puntos), hasta 1.955,88 enteros.

Por su lado, el índice de Hang Seng Index perdió 3,09%, es decir, 647,47 puntos, cerrando en 20.333,34 puntos.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

TE PUEDE INTERESAR:  Guardia de prisión china revela sustracción de órganos, atrayendo la censura oficial

En Europa, esto desplomes tuvieron repercusiones. En los primeros intercambios de la sesión, el índice FTSE 100 de Londres cayó 2,00%, el CAC 40 de París 3,00% y el DAX 30 de Fráncfort otro 3,10%. A su vez, el IBEX 35 de Madrid retrocedía 1,98%.

Este hundimiento de las bolsas de China coincide con la preocupación sobre el freno del crecimiento de la segunda economía mundial, y la devaluación de su moneda, el yuan (también llamado renminbi).

Este jueves, las autoridades redujeron el curso de referencia del yuan frente al dólar en 0,51%, hasta 6,5646 yuanes por dólar, la tasa más baja desde marzo del año 2011.

Según Bloomberg News es la caída más fuerte desde el mes de agosto de 2014, cuando Beijing decidió devaluar por sorpresa su moneda de casi un 5% en una semana.

Cabe destacar que el yuan está autorizado a fluctuar frente al dólar con un margen de un 2% a partir de una tasa de referencia, definida por el banco central chino (PBOC).

Asimismo se trata de la octava devaluación decidida por las autoridades monetarias chinas, una medida que tiene preocupado a los inversores. Aunque un yuan débil mejora la competitividad de los productos chinos en el exterior y encarece las importaciones.

“El mercado espera ahora que el yuan se devalúe a causa del freno de la economía”, dijo a la AFP Claire Huang, una especialista en economía China de Société Générale.

El banco central chino prevé que el crecimiento en China en 2015 será del 6,9%, su nivel más bajo en los últimos 25 años.

Para intentar crear confianza entre los inversores, la comisión de regulación de los mercados financieros (CSRC) anunció el jueves la prórroga de la restricción de ventas a los accionistas que tengan más del 5% en una empresa cotizada.

Estos accionistas, que tras la caída espectacular de la bolsa a mediados de 2015 tenían prohibido vender, estarán autorizados a partir de ahora a vender el 1% de sus acciones cada tres meses.

El mecanismo que entró en vigor el lunes tiene el objetivo de frenar la volatilidad de las cotizaciones y evitar que se repita el hundimiento de 2015.

El lunes, las bolsas de Shanghái y Shenzhen ya habían cerrado antes de tiempo utilizando el nuevo mecanismo, que suspende la cotización del CSI300, que reúne los dos índices e incluye a grandes bancos y compañías petroleras estatales.

Si el índice pierde 5%, los mercados quedan suspendidos durante 15 minutos minutos pero si pierde 7% la suspensión es definitiva para toda la sesión.

En total los mercados estuvieron este jueves abiertos menos de 15 minutos.

TE RECOMENDAMOS