Las lecciones del 2023

Por Ben Shapiro
28 de Diciembre de 2023 5:01 PM Actualizado: 28 de Diciembre de 2023 5:01 PM

Opinión

2023 fue un año bastante malo.

No tan malo como probablemente lo será 2024, o como lo fue 2020.

Pero malo.

No obstante, debemos aprender tanto de lo malo como de lo bueno. Así que, en un espíritu de reflexión, ofrezco algunas lecciones que deberíamos recordar de este año tan malo.

Lección nº 1: Mucha gente no piensa como nosotros. Y no reconocer la verdad de esta lección conduce a fallos de imaginación que, a su vez, conducen al sufrimiento y a la muerte.

Cuando Hamás mata a niños en sus cunas, viola a mujeres delante de sus maridos y se las lleva cautivas a Gaza, y tortura y asesina a civiles, no lo hace por un agravio desproporcionado. Es porque no tienen los mismos valores que los occidentales. Pretender que los miembros de Hamás son simplemente personas amantes de la libertad que buscan la prosperidad material, una vida familiar tranquila y la tolerancia hacia quienes piensan de forma diferente no solo es erróneo, sino catastróficamente erróneo. También está llevando a los necios occidentales a creer que el apaciguamiento de los simpatizantes de Hamás aliviará de alguna manera los malvados comportamientos terroristas de Hamás o que las actuales muertes de civiles en la Franja de Gaza son el resultado de la indiscriminación israelí en lugar del objetivo de guerra declarado de Hamás de maximizar las víctimas civiles para los medios de comunicación internacionales.

Eso es mentira. Y es una mentira peligrosa. Es la misma mentira que condujo a 20 años de aumento del terror en la Franja de Gaza, financiado y luego ignorado por Occidente. Es la misma mentira que ha provocado miles de muertos, tanto israelíes como palestinos. Es la misma mentira que llevó a Occidente a importar millones de musulmanes radicales a su seno, poniendo en peligro tanto el tejido social como el futuro del propio Occidente.

Lo que nos lleva a la lección nº 2: la próxima generación corre un grave peligro moral. Como mostraba una reciente encuesta de Harvard-Harris, el 79 por ciento de los jóvenes estadounidenses (de 18 a 24 años) están de acuerdo en que los blancos son los opresores y las personas de color son los oprimidos; unos igualmente aterradores dos tercios de los jóvenes creían que los judíos forman parte de la clase opresora y “deberían ser tratados como opresores”. Esto es un mal presagio para el futuro del republicanismo: si los estadounidenses pueden ser clasificados rápidamente como opresores u oprimidos no en función de su comportamiento sino en función de su identidad de grupo, volveremos al tribalismo que destruye las naciones por completo.

Lección nº 3 de 2023: La debilidad engendra agresión. De Afganistán a Crimea, la debilidad ante los enemigos de Estados Unidos engendra agresión. Rusia actuó contra Ucrania no porque temiera el dominio de la OTAN, sino porque percibió la debilidad de Occidente; ahora mismo, el Gobierno iraní está activando todos sus grupos terroristas en Oriente Próximo porque percibe la cobardía de Occidente; si Occidente no se enfrenta a los houthis en el Mar Rojo, sin duda China se dará cuenta de que Occidente no está dispuesto a gastar ni siquiera unos pocos recursos militares para mantener abiertas las rutas comerciales y amenazará a Taiwán. Lo mismo ocurre con la frontera sur de Estados Unidos: Una frontera abierta genera oleadas de inmigración ilegal, que es precisamente lo que hemos estado viendo. Por el contrario, la fortaleza significa enfrentarse a realidades difíciles y hacer sacrificios para afrontarlas.

Lección nº 4 de 2023: Lo que va, vuelve. Siempre.

Esto ha sido cierto durante bastante tiempo en lo que se refiere a la política estadounidense: Anular el filibusterismo judicial significa que el otro partido atiborrará a los nominados en una votación de línea partidista; militarizar la orden ejecutiva permitirá que el presidente del otro partido haga lo mismo. Hoy, los demócratas parecen entusiasmados por militarizar el Departamento de Justicia con el fin de atacar al presidente Donald Trump, el principal candidato para enfrentarse al presidente Joe Biden. ¿Qué posibilidades hay de que el precedente sea utilizado por los adversarios de los demócratas en el futuro? Negarse a reconocer esta realidad significa un ciclo interminable de escalada de represalias que solo termina con un conflicto real.

Una última lección: La incompetencia tiene consecuencias

Vivimos en el país más rico y poderoso de la historia de la humanidad. Esa verdad oculta los efectos de la incompetencia a todos los niveles. Pero no por mucho tiempo. Con el tiempo, la gente se cansa de la incompetencia de sus líderes y, cuando se cansa de la incompetencia de los líderes de todos los bandos, busca cambios radicales en los propios sistemas. A menudo, esos cambios son más peligrosos que la incompetencia que pretenden rectificar. Lo que significa que tal vez las instituciones intermedias -por ejemplo, los partidos políticos- deberían flexionar su músculo para impulsar a personas competentes en lugar de ceder a los caprichos del momento.

Hasta la vista, 2023.

Por un 2024 mejor.

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no reflejan necesariamente los puntos de vista de The Epoch Times.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.